Este estudiante viajó en bicicleta 48 días para regresar a casa con su familia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Kleon Papadimitriou, un estudiante universitario griego de 20 años, había quedado atrapado en Escocia, donde estudió, sin posibilidad de regresar a Atenas mientras los vuelos estaban cerrados debido a la pandemia.

Fue entonces decidió subirse a su bicicleta y recorrer aproximadamente 3,500 kilómetros.

“Ahora me doy cuenta de lo grande que fue este logro”, dice sobre su viaje de 48 días. “Y aprendí muchas cosas sobre mí, sobre mis límites, sobre mis fortalezas y mis debilidades. Y diría que realmente espero que el viaje haya inspirado al menos a una persona más a salir de su zona de confort e intentar algo nuevo, algo grande”.

View this post on Instagram

Genuinely worth the 15km detour. Feeling 11/10🕍🚴‍♂️

A post shared by Kleon (@kleon.vs.lockdown) on

Papadimitriou, ahora a punto de embarcarse en su tercer año de estudios en la Universidad de Aberdeen, dice que fue en los últimos días de marzo cuando decidió buscar un vuelo para volver antes a casa, ya que rápidamente se estaba expandiendo el coronavirus. La mayoría de sus amigos ya se habían ido, pero él dice que se demoró para asegurarse de no perderse ninguna clase. Reservó tres vuelos, pero todos fueron cancelados.

Atrapado a miles de kilómetros de distancia de su familia y ansioso por una aventura, Papadimitriou dice que comenzó a investigar qué se necesitaría para hacer el viaje sobre dos ruedas. Él dice que había competido en una carrera en 2019 y que había entrenado brevemente este año durante varias semanas, pero nunca había hecho nada igual hasta el momento.

Comenzó a comprar todas las cosas que necesitaría para poder embarcarse en su aventura. Le comentó a sus papás y a sus amigos sobre su idea. Y sus papas accedieron con una condición: que tuviera siempre activa una aplicación para que lo pudieran rastrear constantemente.

El 10 de mayo comenzó su viaje. Cada día hacía entre 60 y 120 kilómetros por día. Primero cruzó Inglaterra, después continuó por los Países Bajos, Alemania, Austria y bajo por la costa oriental de Italia. Posteriormente tomó un bote hasta el puerto griego de Patras, y desde allí en bicicleta hasta su vecindario de Atenas.

Casi todas las noches de su aventura las pasó acampando. Pero a medida que su aventura se hacía más conocida, se fue quedando en casas de algunas personas que le ofrecían una cama y un plato de comida.

El 27 de junio, casi 50 días desde que salió por primera vez a la carretera, regresó a su hogar, donde su familia junto con docenas de amigos, así como completos extraños que habían estado siguiendo su progreso, esperaban para celebrar su llegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Este fotógrafo sigue tormentas en EEUU buscando capturar unas extrañas luces rojas

Creadas por descargas eléctricas muy por encima de las nubes de tormenta, los sprites rojos son un espectáculo surrealista para la vista. Estos destellos rojo anaranjado en el cielo casi parecen fuegos artificiales, pero en realidad son causados ​​por descargas de rayos positivos. Aunque pueden ser difíciles de atrapar, el fotógrafo Paul M. Smith ha dedicado su carrera a cazarlos.

Smith, conocido como el “cazador de sprites”, viaja por Norteamérica para documentar este increíble fenómeno y dirige talleres para ayudar a otros a disfrutar de su belleza. Para Smith, estos raros sucesos proporcionan una inspiración infinita.

“Son tan hermosos, para mí son realmente uno de los eventos más llamativos de la naturaleza”,

dice Smith al sitio web My Modern Met.

“Son tan misteriosos. Me encanta capturar algo que todavía está en proceso de ser comprendido. Cada captura podría contener otra pista para ayudarnos a comprender los procesos “.

De hecho, no fue hasta 1989 que se capturó el primer sprite rojo en la película, es una hazaña sorprendente que Smith sea capaz de rastrear a tantos. Esto se debe en parte a su capacidad para pronosticar el clima y predecir el potencial de los sprites dentro de un sistema de tormentas. Esto, junto con una investigación detallada y un conocimiento experto de su equipo, lo ayuda a capturar sus mejores imágenes.

Smith espera que su trabajo despierte la curiosidad en otros para comprender más sobre los diferentes misterios de la naturaleza.

“Creo que es una lección de humildad darnos cuenta de que todavía no sabemos todo en nuestro planeta y que todavía estamos encontrando cosas nuevas incluso ahora”, admite.

“Los sprites son muy emocionantes porque nuestra atmósfera superior es muy poco conocida y difícil de estudiar. Los sprites y otros eventos luminosos transitorios nos dan una mirada a esa área de nuestro planeta que antes no había sido posible “.

Estas explosiones de fuego son provocadas por descargas positivas de relámpagos sobre nubes de tormenta.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO