Este pueblo italiano estuvo bajo el agua durante 71 años, pero ahora resurgió y las imágenes son sorprendentes

Curon
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un pueblo en Italia ha resurgido por primera vez en más de 70 años después de que el área se inundara cuando se creó una planta hidroeléctrica.

Curon, en la provincia de Tirol del Sur, fue el hogar de cientos de residentes, pero quedó sumergido bajo el agua en 1950 cuando las autoridades decidieron construir una presa y fusionar dos lagos para dar paso a la energía hidroeléctrica.

La población de Curon fue desplazada cuando más de 160 casas se sumergieron bajo el agua para convertirse en el lago Resia, que ahora es un lugar turístico para los excursionistas en el verano.

Durante los meses de invierno, las personas también pueden caminar a través del lago congelado para llegar a la torre de la iglesia en el medio, que aún es visible ya que sobresale de la superficie.

Sin embargo, los restos de la aldea perdida han resurgido por primera vez en décadas después de que el lago Resia fuera drenado temporalmente para realizar trabajos de reparación.

La residente local Luisa Azzolini bajó a filmar las escenas el 16 de mayo y explicó que Curon se había inundado cuando se construyó una central hidroeléctrica en 1950.

Ella dijo: “Todas las casas fueron destruidas, excepto la torre de la iglesia que siempre es visible”.

En las imágenes de Azzolini, vemos a los lugareños caminando alrededor de los restos de las antiguas casas de Curon, con algunas estructuras que, según los informes, datan del siglo XIV.

También compartió varias fotos y videoclips en las redes sociales, escribiendo en una publicación: “Después de 71 años, Curon resurge de las aguas del lago Resia. Una sensación extraña caminar entre los escombros de las casas”.

En otro, Azzolini agregó: “En el lago Resia han resurgido los restos de las antiguas casas de Curon, el pueblo que existía antes de la construcción de la presa en 1950. Normalmente está completamente sumergido por las aguas del lago Resia, pero en este tiempo por razones de mantenimiento, han semisecado el lago. Una parte de la historia del Tirol del Sur “.

La historia del pueblo perdido incluso inspiró una serie de Netflix llamada Curon, que se estrenó el pasado mes de junio.

Una sinopsis de la primera temporada del drama sobrenatural italiano dice: “Diecisiete años después de los trágicos sucesos que la obligaron a dejar Curon, una mujer regresa a casa con sus hijos gemelos. Pronto descubren que la ciudad está maldita: cuando escuchas las campanas de la vieja torre de la iglesia sonando, los sentimientos reprimidos vuelven a la superficie “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *