Estos son los 5 modelos de aviones abandonados más increíbles de la historia

avion portada
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

En el mundo contemporáneo se diseñaron miles de modelos de aeronaves que volaron a lo largo y ancho del planeta. Algunas fueron ampliamente difundidas como medios de transporte de pasajeros, otras volaron solo durante conflictos bélicos y otras apenas llegaron a la categoría de prototipo. Muchos de ellos han sido descartados alrededor del mundo por diversas razones. Si eres un amante de la aviación, te presentamos 5 modelos de naves abandonados más increíbles de la historia que debes conocer:

1 Bartini Beriev VVA-14 en Rusia

Avión

Se trata de un avión soviético desarrollado durante la década del 70, en plena Guerra Fría con EEUU. El aparato tiene una forma muy peculiar: un fuselaje con un cuerpo central, dos construcciones laterales, y unas alas relativamente pequeñas para su envergadura. Si bien casi no hay otros ejemplares del mismo ya que su desarrollo se detuvo con la muerte de su diseñador Robert Bartini; uno de esos aparatos puede verse en museo de la Fuerza Aérea Central en Moscú, sin sus alas, ya que se destruyeron en el traslado hacia la exposición.

2 Lockheed P-38 Lightning en Gales

Image Avión Gales

Este avión perteneció a la Fuerza Aérea de EEUU durante la Segunda Guerra Mundial. Es un Lockheed P-38 Lightning, fue apodado «Maid of Harlech» y esconde la historia del comandante Robert Elliot, quien durante un vuelo de entrenamiento perdió el control de la aeronave e hizo un aterrizaje forzoso en las playas galesas. Según los informes, Elliot resultó ileso y la aeronave quedó allí, dando un atractivo inusual a las playas galesas. Curiosamente, el avión puede verse sólo cuando el agua está clara y las condiciones climáticas son buenas.

3 Curtiss C-46 Commando en Bahamas

Image Avión Curtiss C 46 Commando En Bahamas

Este Curtis C-46 perteneció al “cartel de Medellín” (una organización criminal colombiana que se dedicaba al tráfico de cocaína y terrorismo, entre otras actividades) y era utilizado para traficar droga hacia EEUU. En aquel entonces, “el cartel” era tan poderoso, que había logrado sobornar a las autoridades para construir una pista de aterrizaje en la isla Normay’s Clay, de modo que los narco-aviones hicieran escala y luego continuaran su destino. El noviembre de 1980, el piloto del avión supuestamente alcoholizado, perdió control del aparato y debió aterrizar de emergencia en las cristalinas aguas caribeñas. Todavía hoy, quienes vayan a esas playas pueden ser testigos de la erosión del avión a medida que pasan los años.

4 US Navy Douglas C-117D en Islandia

Image Avión Us Navy Douglas C 117D En Islandia

Esta nave perteneció a la Marina de EEUU y se estrelló en 1973 en Sólheimasandur, Islandia, con siete tripulantes a bordo, cuya misión era transportar insumos y suministros a una estación de radar en la localidad de Stokknes. Durante el vuelo y debido al frío extremo, los tripulantes comenzaron a ver signos de congelamiento en el aparato y debieron aterrizar de emergencia. Nadie salió herido, excepto el avión, que fue abandonado en el sitio y desguazado para reutilizar sus partes útiles. Actualmente, los restos son parte de los atractivos turísticos de Islandia.

5  C-121 Lockheed Constellation en la Antártida

Image Avión C 121 Lockheed Constellation En La Antartida

Este avión bautizado “Pegasus”, tuvo su último vuelo desde Nueva Zelanda hacia la Antártida, la que sería su tumba para siempre. El Pegasus debía cumplir un viaje de 10 horas hasta su destino, con 68 pasajeros y 12 tripulantes a bordo. Cuando el avión ya se encontraba sobrevolando el continente blanco, una intensa tormenta redujo fuertemente la visibilidad de los comandantes, que ante las condiciones debieron aterrizar. Lo hicieron sin dejar heridos y todos fueron rescatados. Pero allí quedó el Pegasus, convertido en otro atractivo de la Antártida. Miles de turistas ya han pasado a visitarlo y dejar sus nombres inscriptos en el fuselaje naranja que asoma desde el hielo.

Fuente: Infobae

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.