Esta es la razón por la que familias en Polonia mantienen una carpa viva en la bañera antes de Navidad

polonia carpa viva en la bañera 1
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Al parecer la gastronomía navideña es una caja de sorpresas según desde qué país del mundo te encuentres celebrando. Ayer nomás te contábamos de una insólita pero muy típica costumbre en Japón para la llegada de la Navidad: comprar pollo frito de KFC para la destacada noche del 24. Ahora, compartiremos otra curiosa manifestación cultural navideña: en Polonia suelen conservar una carpa viva en la bañera. ¿Por qué? Sí hay por qué!

Esta es la razón por la que familias en Polonia mantienen una carpa viva en la bañera antes de Navidad
Esta es la razón por la que familias en Polonia mantienen una carpa viva en la bañera antes de Navidad

Para poner en contexto es importante destacar que, durante muchos años, la costumbre en Polonia y sus países vecinos comprendía que las familias se dirigieran a su mercado de pescado local y compraran una carpa viva para la temporada navideña

Hasta aquel momento nada parece escapar a la normalidad. Sin embargo, ya de regreso a los hogares, en lugar de matar al ejemplar de inmediato, las familias llenan de agua la tina y mantienen la carpa viva en la bañera durante los próximos dos o tres días. Al final de su mandato como residente del baño, la carpa se convierte en el plato principal de la noche. Otro dato curioso respecto a esto es que en Polonia se lleva a cabo un menú en el que se elabora un banquete de 12 platos (un plato para cada uno de los 12 apóstoles) conocido como Wigilia.

¿Cuál es el origen de esta práctica? Precisamente que, según la Iglesia Católica Romana, la víspera de Navidad se consideraba tradicionalmente un día de ayuno y a los devotos no se les permitía comer carne. Los mariscos, sin embargo, estaban completamente permitidos y, con el paso de los años, las cenas de Nochebuena evolucionaron para incluir pescado como plato principal. 

En este sentido, la carpa es la opción más popular en países de Europa del Este como Eslovaquia, Polonia y la República Checa, así como en Alemania y Croacia. Para los dos últimos países, se cree que el pescado trae tanta suerte y prosperidad que las escamas a veces se guardan debajo de los platos y se llevan en las billeteras para atraer riqueza.

Según reporta el medio NPR, la tradición de la carpa en la bañera probablemente tiene sus raíces en una época de necesidad previa al refrigerador, y la acción de conservarla en la bañera era una forma de mantener la carpa fresca antes de que llegara el momento de cocinarla. También podría ser un método para limpiar el lodo del tracto digestivo de la carpa antes de cocinarlo, pero NPR habló con un científico que dice que probablemente tomaría mucho más de tres días para ser efectivo.

La carpa de Nochebuena nadando en la bañera todavía ocurre hoy, aunque hace décadas era mucho más común cuando las familias no tenían un refrigerador en la cocina”, confirma Lois Britton, una expatriada estadounidense que ha vivido en Polonia durante aproximadamente una década. y autor del blog y libro de recetas The Polish Housewife

“Hay un par de razones para el acuario del baño. La carpa a menudo tiene un sabor a barro, por lo que se supone que unos días en agua limpia sin comida para limpiar el pescado y mejorar el sabor. Parece que les va bien con el agua del grifo [pero] mi amigo, Grzegorz, me dice que de vez en cuando se escapaban: la carpa saltaba de la bañera y tenía que ser devuelta. Sus padres agregaron un poco de sal al agua y cuando los peces comenzaron a nadar de lado, llegó el momento”.

Lois Britton

Lógicamente, una vez que llega la Nochebuena, se acaba el tiempo de la carpa viva en la bañera. Luego, todo depende de la familia: matar la carpa y cocinarla. Una comercializadora digital con sede en Manchester, dice que su familia polaca nunca ha participado de la tradición, pero su madre recuerda tener la carpa como mascota temporal antes de la víspera de Navidad en su infancia, y saltarse las duchas porque la carpa prevalecía sobre la higiene para aquellos.

Esta tradición que en su momento supo ser furor, hoy en día está pasando de moda, principalmente porque algunos tenderos han dejado de vender carpa viva. De hecho, también se ha vuelto menos popular en Polonia, ya que los supermercados han comenzado a prohibir la venta de carpa viva. Desde luego, en muchos países de Europa del Este la carpa es un compañero querido de la temporada navideña, aunque ya es posible que las carpas no naden en muchas bañeras.

Si quieres conocer más curiosidades sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *