Hallazgo de fósiles prehistóricos aportan nueva información sobre el origen del cuello de las jirafas

NOTA 2 C (7)
Redactora
¡Valora esto!

Respecto al origen del cuello de las jirafas, se han dado distintos argumentos. El aceptado mayoritariamente alega que el animal había desarrollado ese cuello tan largo para alimentarse de las hojas que ningún otro herbívoro alcanzaba. Sin embargo, un reciente descubrimiento aflora una nueva teoría. En el margen norte de la cuenca de Junggar, en Xinjiang, China, se han encontrado fósiles que datan de 17 millones de años y pertenecen al Mioceno temprano.

jirafas

Los científicos encargados del estudio que ha sido publicado en Science, han estudiado en profundidad un fósil perteneciente al “Discokeryx xiezhi”, un extraño jiráfido primitivo. Según los investigadores, las vértebras cervicales del Discokeryx xiezhi son muy robustas y tienen las articulaciones más complejas entre la cabeza y el cuello y entre las vértebras cervicales de cualquier mamífero. Estas complejas articulaciones entre el cráneo y las vértebras cervicales estarían especialmente adaptadas para dar cabezazos a gran velocidad. Los impactos podrían provocar heridas serias y a veces hasta la muerte. Por tanto, cuanto más largo sea el cuello de la jirafa, más daño infligirá al contrario.

A partir de este descubrimiento, se podría entender desde otra perspectiva, cómo evolucionó el peculiar cuello de las jirafas que llegan a medir de dos a tres metros. Una evolución que estaría motivada principalmente por la jerarquía social y las luchas entre machos que se suceden en el momento de cortejar a la hembra.

image jirafas NOTA 2 B 10

Al comparar la morfología de los cuernos de varios grupos de rumiantes, como los jiráfidos, el ganado vacuno, las ovejas, los ciervos y los antílopes americanos; los científicos descubrieron que los cuernos de las jirafas son más diversos que los de otros grupos, con tendencia a diferencias extremas en la morfología, lo que indica que las luchas de cortejo son más intensas y diversas en las jirafas que en otros rumiantes.

Por último, cabe destacar que cuando apareció el género “giraffa” existía un entorno similar al de Discokeryx xiezhi. Hace unos siete millones de años, la meseta de África Oriental también pasó de ser un entorno boscoso a un pastizal abierto, y los ancestros directos de las jirafas tuvieron que adaptarse a los nuevos cambios. Es posible que, entre los ancestros de las jirafas durante este periodo, los machos que se apareaban desarrollaran una forma de atacar a sus competidores balanceando sus cuellos y cabezas. Esta lucha extrema, apoyada por la selección sexual, condujo así a la rápida elongación del cuello de la jirafa durante un periodo de dos millones de años hasta convertirse en el género actual, giraffa.

image jirafas NOTA 2 D 5
¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.