Hawaii activará un plan estratégico para controlar la contaminación y el turismo de masas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El estado de Hawaii se encuentra atravesando un período de reflexión acerca de su futuro en el mundo del turismo.

Más allá del caos ocasionado por la crisis sanitaria mundial surgida a raíz del Covid-19, son la contaminación y un modelo de turismo contraproducente con sus espacios naturales lo que ha impulsado un cambio de paradigma en el archipiélago volcánico aislado en el Pacífico central.

Es importante remarcar, ante la situación de pandemia que afecta a gran parte del mundo, que en Hawaii se han identificado 635 casos de Covid-19. Una cifra de la cual 574 personas eran residentes y sólo un 13% ha requerido hospitalización.

Aún así, a pesar del lamento por cerrar las principales islas considerando que estas dependen exclusivamente del turismo y de los combustibles fósiles, el estado de Hawaii ha decidido optimizar el tiempo “perdido” con la elaboración de un plan estratégico que apunta a lidiar contra la contaminación y el turismo de masas.

En este plan se han de mencionar algunos pilares fundamentales en los que quieren construir este plan estratégico que apunta a su inicio en este 2020 y su prolongación hasta el 2025.

Los ejes a considerar para la gestión de esta iniciativa incluyen: la dedicación de recursos al respeto del medioambiente para mejorar la vida de los locales y la experiencia de los visitantes; dar soporte a los grupos nativos de Hawaii, considerando que los Ho‘oulu son la única tribu vigente en el estado que necesita apoyo y protección gubernamental; a su vez, garantizar que las comunidades locales se beneficien del turismo. Por último, pero no menos importante, se encuentra el objetivo de crear una estrategia de marketing para dar a conocer Hawaii por sus comunidades y cultura local.

Palabras extraídas del plan estratégico indican que “El turismo de Hawaii se encuentra en un punto que requiere un reequilibrio de prioridades. El impulso continuo por aumentar el número de visitantes ha afectado a nuestra naturaleza y nuestros habitantes, la razón por la cual los visitantes viajan a nuestras islas”.

Según ha indicado la periodista Shiyana Thenabadu desde el Star Advertiser de Honolulu, “el crecimiento turístico desenfrenado que tuvo lugar en nuestras islas antes de la pandemia fue insostenible y perjudicial para nuestros recursos naturales. Podemos tomar algunas medidas drásticas ahora para construir una industria de visitantes que haga de la sostenibilidad la pieza central del turismo. Para empezar, pongamos una moratoria temporal en la construcción de más hoteles. En cambio, centrémonos en proyectos de construcción que diversifiquen la economía y generen buenos empleos que sean resistentes en futuras crisis”.

El plan diseñado por el estado de Hawaii expone datos significativos como, por ejemplo, que para el año 2025 el turismo en Hawaii habría crecido exponencialmente, alrededor de 253.500 visitantes. En consecuencia, ha provocado una urgencia tal por cambiar el tipo de turismo si no quieren acabar con los recursos naturales de la islas, ya que uno de sus principales problemas son los plásticos y la gestión de los residuos.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡Síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Qué bien me vendría 7 días acá 🤞🏻🙏🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Descubre el universo de las empanadas en Argentina: 14 variantes según las recetas de sus provincias

Según la biblia de los cocineros, el emblemático Larousse Gastronomique, las empanadas son una especialidad gastronómica que comprende una masa de pan capaz de albergar toda clase de rellenos.

Lo cierto es que esa concepción nuclea una tan amplia variedad de combinaciones y sabores que no conoce de gustos oficiales acerca de la elaboración de masas y rellenos. Incluso hasta los métodos de cocción suelen variar, otorgando un sabor diferente entre una provincia de Argentina y otra.

Aún así, a pesar de que estas distinciones puedan generar enfrentamientos entre las distintas provincias por posicionarse como realizadoras de “la mejor empanada argentina”, es importante destacar que esto ha dotado al país de un gran universo en torno a las empanadas, considerándolas como una comida típica imperdible para saborear de paso por cualquiera de sus provincias.

Son al menos 14 las variantes que se conocen con diferentes nombres según la provincia en donde han sido cocinadas. Por supuesto, esta característica particular en cada una de ellas está dada por sus recetas y correspondientes ingredientes:

Empanada tucumana

Su nombre se debe a que son las empanadas que se suelen encontrar en la provincia de Tucumán. Por lo genera, para su elaboración es común utilizar un relleno a base de matambre de vaca cortado a cuchillo, junto a cebolla picada y ajo rehogados. Para condimentar el relleno, las empanadas tucumanas llevan comino, pimienta y pimentón.

Por lo general, aquí la tradición indica cocinarlas en el horno de barro. Un dato de color a tener en cuenta: es común ver que en Tucumán las empanadas se comen agregándole chorritos de limón tras cada mordida.

Empanada salteña

Lleva su nombre en alusión a la provincia de Salta. Allí, el relleno de las empanadas se prepara con carne cortada a cuchillo picante y cocida en grasa de vaca con cebolla, verdeo, morrón, ají molido, huevo duro y papa hervida.

Según indican algunos especialistas en la gastronomía argentina, la masa de las empanadas salteñas se compone de harina de trigo, grasa y pimentón. Aquí también se acostumbra a cocinarlas en el horno de barro.

Empanada riojana

Esta es la versión adaptada de las empanadas que se preparan en la provincia argentina de La Rioja. Para el relleno, es necesario un corte de carne como el cuadril, junto a la cebolla y cebolla de verdeo cocinadas en grasa.

Así mismo, también son un must las aceitunas, la papa hervida, el ají morrón, el huevo duro y las pasas de uva. Debes prestar atención a los jugos que se concentran en la cocción de todos sus ingredientes, ya que los conocidos en el tema admiten que si la empanada no resulta jugosa, entonces no tendrá ese toque distintivo de la empanada riojana.

Empanada sanjuanina

Como su nombre lo indica, son las empanadas que se acostumbran a preparar en la provincia de San Juan. Entre los toques característicos que presentan ellas, a diferencias de las de otras provincias, se encuentran el agregado de tomate pelado para el relleno. Además, a la preparación de la masa con harina de trigo y grasa se suele incluir un poco de vino blanco.

El relleno de estas empanadas consta de carne de lomo, carnaza de nalga o cuadril picado fino, junto a aceitunas y ajo, ají, pimentón dulce y un poco de orégano si eres fanático. En cuanto a la cocción, podrás encontrarlas fritas o al horno.

Empanada jujeña

Llevan su nombre por ser propias de la tradición gastronómica en la provincia de Jujuy, al noroeste de Argentina. Estas empanadas son particularmente cocinadas con un relleno en el que suele usarse carne de charqui o de llama, arvejas, más los ingredientes típicos como cebolla, cebolla de verdeo, huevo duro, aceitunas, morrón, ají molido y pimentón.

Por lo general para su cocción se emplea horno de barro, y para su degustación suele ser acompañada de salsa picante.

Empanada santiagueña

Se trata de una receta que, como su nombre lo indica, lleva la tradición gastronómica de la provincia de Santiago del Estero. No obstante, ha sido popularizada gracias a Doña Petrona de Gandulfo, una cocinera televisiva argentina, pionera en su área.

Para su relleno deberás necesitar carne cortada en tiritas (precocida en agua hirviendo), cebolla y morrón bien cocinados (a fuego lento y por gran tiempo), pimentón dulce, comino y orégano.

Empanada catamarqueña

Llevan el nombre alusivo a la provincia de Catamarca. Hay quienes dicen que comparten ciertas similitudes con las empanadas santiagueñas, pero que difieren en cuanto al criterio de uso de pasas y aceitunas.

Para su relleno cuenta con carne de chivo, cebolla, cebolla de verdeo, huevo duro, papa, ají molido, pimentón y laurel.

Empanada litoraleña

Esta podría identificarse como una receta alusiva a esta región argentina, compuesta por las provincias de Corrientes, Entre Ríos y Santa Fé. Aquí, la principal distinción es que en lugar de emplear carne de res, el relleno suele predominar por la presencia de pescados de río.

También se utilizan ingredientes tales como quesos, ciruelas y salsa blanca.

Empanada chaqueña

Toma su nombre en alusión a la provincia de Chaco. Presenta una versión similar a la empanada litoraleña, ya que utiliza pescados de río como el dorado.

Además, para su relleno se emplean cebollas, morrón, huevo duro, aceitunas.

Empanada bonaerense

Es la adaptación más típica que podrás descubrir en la provincia de Buenos Aires. Aunque también podría decirse que su receta se vale de una fusión de todas las versiones regionales.

Por lo general, el relleno se compone de carne de res picada a máquina, junto a cebolla, cebolla de verdeo, el laurel para saborizar el relleno, morrón picado, huevo duro y aceituna.

Empanada sanluiseña

Deben su nombre a la provincia de San Luis. Allí, las empanadas se dotan de un sabor sumamente especial debido a la incorporación de la masa con grasa de chancho.

En cuanto al relleno, se incorpora carne de matambre molida y poca cebolla. Para la sazón, se utiliza orégano y ají putaparió.

Empanada mendocina

Son las empanadas que se acostumbran a preparar en la provincia de Mendoza. Aquí la cocción puede realizarse al horno, no sin antes pintar previamente la masa con un poco de huevo para que las empanadas queden doradas y brillantes.

El relleno es a base de carne cortada a cuchillo, pasas de uva, ajo y, por supuesto, en su receta no pueden faltar las aceitunas. Además, presenta ajo y comino como condimentos.

Empanada cordobesa

Toman su nombre por ser comúnmente elaboradas en la provincia de Córdoba. Como dato de color, debes saber que existe una versión conocida como “pastel federal” donde al relleno clásico le agregan peras hervidas con vino tinto y clavo de olor.

Por lo general, se espolvorean con azúcar y en algunas regiones como Traslasierra le agregan zanahorias al relleno. Pero la receta tradicional indica que el relleno se prepara a base de carne molida, morrón, cebolla, cebolla de verdeo, aceitunas, huevo duro, tomate (opcional), ají molido y laurel.

Empanada patagónica

Son empanadas alusivas a la Patagonia, región geográfica, histórica y cultural ubicada en el extremo sur de Argentina. Aquí el relleno de sus empanadas consisten en carne de cordero, cebolla, puerro, ají picante ahumado. En cuanto a su cocción, encontrarás que las ofrecen fritas o al horno.

Si te encuentras de viaje en la Patagonia argentina, deberás investigar bien de qué van sus empanadas dependiendo la zona: en algún lugar de la costa rionegrina pueden probarse las de pulpito tehuelche y en Tierra del Fuego existe una versión de empanadas con centolla.

Si quieres conocer más curiosidades como estas, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Los heladeros de Turquía 😝

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO