Islandia prohibirá oficialmente la caza de ballenas para 2024

caza-de-ballenas-en-islandia-1
Editora / Travel Content Editor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

¡Gran noticia! El país insular nórdico que se caracteriza por su espectacular paisaje con volcanes, géiseres, termas y campos de lava prohibirá oficialmente la caza de ballenas a partir del año 2024. Ya venía reduciendo notablemente la cantidad de ballenas cazadas en su territorio, pero ahora definitivamente será oficial la suspensión de esta cruel actividad.

Islandia ha promulgado una nueva ley que pondrá un freno a la caza comercial de ballenas, la cual entrará en vigor en 2024. Cabe destacar que la caza de ballenas comercial para recolectar grasa y barbas comenzó en el siglo XVII y continuó hasta mediados del siglo XX. En consecuencia, por considerarse a muchas de ellas en estado de peligro de extinción, fueron muchos los posteriores esfuerzos de conservación y la creación de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) para que ayudara a reparar gran parte de este daño.

Islandia Prohibirá Oficialmente La Caza De Ballenas Para 2024
Islandia prohibirá oficialmente la caza de ballenas para 2024

En 1986, la CBI emitió una moratoria sobre la caza de ballenas. Islandia se opuso en ese momento y reanudó la concesión de licencias para la caza comercial de ballenas en 2003. Sin embargo, afortunadamente, en los últimos años la demanda de licencias ha disminuido.

Entre los años 2019 y 2023, la ley ha permitido la caza de 209 rorcuales comunes (una especie en peligro también conocida como ballena de aleta) y 217 rorcuales minke cada año. Sin embargo, solo una ballena, una ballena minke, ha muerto en los últimos tres años. Dos concesionarios importantes también han abandonado la caza. Los derechos de caza terminarán en 2023 y no se renovarán.

El regreso de Japón a la caza de ballenas en 2019 ha disminuido la demanda de carne de ballena exportada. Los barcos también tienen que adentrarse más en el mar para obtener sus capturas dada la expansión de las aguas protegidas. Se cree que estos han influido en la disminución de la demanda de carne de ballena.

En ese sentido, también es importante mencionar que las ballenas no han sido las únicas especies marinas que han recibido una mayor protección en los últimos años. Hawái se convirtió recientemente en el primer estado en prohibir la pesca de tiburones en sus aguas estatales. Esta prohibición, así como algunas reglas nacionales de la CBI, tiene excepciones para las prácticas de caza indígenas; los pueblos indígenas han defendido a las ballenas y otras especies marinas desde hace tiempo.

Ahora, la iniciativa de Islandia es digna de celebrar ya que resulta una acción por demás propicia para proteger la vida marina y promover el uso responsable de nuestros recursos marinos, algo que es crucial para el bienestar del planeta: poner fin a la caza comercial de ballenas es un gran paso en la dirección correcta.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.