La exitosa reintroducción del lobo en el Parque Nacional de Yellowstone que ayudó a estabilizar el ecosistema

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Todo un ejemplo de conservación: El Parque Nacional de Yellowstone es considerado el parque más antiguo del mundo, creado en 1872. Sin embargo, en sus inicios, la fauna del parque no recibió la misma protección que hoy en día: los lobos y los pumas fueron eliminados deliberadamente en 1926.

Al cabo de unos años, la población de ciervos aumentó tanto que los administradores del parque reconocieron que los herbívoros estaban alterando la vegetación, por lo que se realizaron matanzas selectivas para controlar la población de dichos animales.

Estas finalizaron a finales de los años 60 y la población de ciervos volvió a aumentar, por lo que finalmente se optó por reintroducir el lobo: 14 lobos de la provincia de Alberta, Canadá, fueron liberados en 1995 y otros 17 lobos canadienses en 1996.

“La reintroducción del lobo (Canis lupus) en el Parque Nacional de Yellowstone es el experimento ecológico más celebrado de la historia“, así comienza un estudio publicado en Journal of Mammalogy por Mark Boyce, de la Universidad de Alberta.

lobos

Ahora, un estudio que abarcó más de 20 años descubrió que la exitosa reintroducción de lobos en el Parque Nacional de Yellowstone ayudó a estabilizar el ecosistema.

Esta especie, junto con otros depredadores como los osos grizzly, los osos negros y los leones de montaña, prosperaron en el parque antes de 1900, pero la campaña coordinada del gobierno federal llevó al exterminio de casi todos los que vivían en el área.

Chris Wilmers, ecólogo de vida silvestre de la Universidad de California, y Doug Smith, biólogo de vida silvestre de Yellowstone, analizaron a los lobos y las muertes de alces en Yellowstone, que se encuentra principalmente en Wyoming.

Los científicos rastrearon manadas de lobos durante un mes al principio y al final de cada invierno y localizaron a todos los alces que los lobos mataron, señalando la edad, el sexo y la condición física del animal antes de la muerte. El equipo también realizó un seguimiento de la cantidad de vida vegetal disponible para los alces cada año, dependiendo del clima.

Wolf
Pixabay

Sus hallazgos, publicados en el Journal of Animal Ecology, afirmaron que durante años los lobos de nieve mataron principalmente a alces de vaca más ancianos, ya que son más fáciles de cazar. Sin embargo, en los años más secos, los lobos cambiaron a cazar toros, lo que a su vez les dio a las vacas la oportunidad de reproducirse y permitió que la población permaneciera a flote.

Durante los últimos 12 años, los números de alces en el rebaño más grande del parque se han nivelado entre aproximadamente 6,000 y 8,000, informa National Geographic.

Los lobos, que ahora tienen una población entre 300 y 350, también podrían ayudar a los rebaños de alces a resistir un clima más volátil porque los rebaños de alces que mantienen números consistentes pueden resistir mejor las sequías más frecuentes.

lobo
 Jim Peaco, National Park Service

En el invierno de 2010 a 2011, por ejemplo, el alce tuvo que lidiar con nieve anormalmente profunda y temperaturas frías, y lograron sobrevivir en comparación con las muertes masivas observadas durante inviernos similares en los años ochenta y noventa.

Sin dudas, este nuevo estudio será relevante para futuras iniciativas, como una próxima votación que verá a los residentes de Colorado decidir si reintroducen lobos en su estado, hogar de aproximadamente 287,000 alces, el mayor número en los Estados Unidos.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Tortugas marinas bebés

Tortugas marinas bebés van al mar por primera vez en las playas de Bali

Más de diez mil tortugas bebés fueron liberadas en el mar de la isla de Bali, Indonesia. El hecho se encuentra dentro de los intentos conservacionistas para aumentar la población de una especie vulnerable y, también, para promover la protección del medio ambiente.

Las tortugas llegaron a la playa de Gianyar, Bali, gracias a diferentes grupos ambientalistas que las trasladaron en cajas. Para liberarlas, se contó con la ayuda de gente local y voluntarios que se alinearon en la arena para poder hacerlo al mismo tiempo.

tortugas

Las pequeñas tortugas, con tan solo unos centímetros de largo, reptaban sobre la arena hasta acercarse al agua, según informa Reuters.

Una de las voluntarias, Jessica Lieberman declaró que “Es realmente emocionante ver que todas estas tortugas son liberadas en la naturaleza”. Además, expresó su deseo de que sobrevivan.

Tortugas marinas, especie vulnerable

Las Olive Ridley son consideradas vulnerables, aunque se encuentren entre las tortugas marinas más abundantes, porque son pocos los lugares donde anidan.

Como adultas pesan entre 34 y 50 kilogramos, y deben crecer hasta 60 o 70 centímetros de largo.

tortugas

En los últimos años, la población de tortugas marina disminuyó debido a la caza, la captura en artes de pesca, la pérdida de sitios de anidación y la sobreexplotación de sus huevos.

Flavianus Erwin Putranto es uno de los voluntarios de conservación y dijo que si bien los huevos aparecen en menos lugares en Bali que antes, los programas para su protección tienen éxito. Todavía pueden recolectarlos para salvarlos. Esto les permite incubarlas y liberarlas, tal como hicieron esta vez.

Importancia y amenazas

Las tortugas marinas son una conexión fundamental con los ecosistemas marinos ya que ayudan a mantener la salud de los lechos de pastos marinos y los arrecifes. Representan a un grupo de reptiles que se encuentran en nuestro planeta desde 100 millos de años.

Además, tienen la capacidad de compensar las altas tasas de mortalidad ya que pueden poner más de 150 huevos por nido y anidar varias veces en cada estación.

Según la ONG WWF, entre las principales amenazas que enfrenta esta especie se encuentran las siguientes:

  • Caza furtiva y consumo directo: sus huevos son considerados afrodisíacos en algunos países, por lo que su casa y recolección para consumo es una de las causas de la reducción de sus poblaciones.
  • Pesca incidental: miles de ellas quedan atrapadas en plumas de arrastre, anzuelos de los palangres y en redes de pesca que les impiden llegar a la superficie para respirar.
  • Comercio ilegal: la demanda de caparazones como de productos fabricados con cuero de tortugas incrementan la amenaza.
  • Cambio Climático: teniendo en cuenta que la determinación del sexo depende de la temperatura, el calentamiento global y cambio de temperatura incrementa el riesgo de una inestabilidad en la composición de las poblaciones.
  • Basura y contaminación marinas: pueden confundir objetos de plástico que se encuentran en el mar con alimento y se asfixian intentando comerlos. Además, la basura en las playas puede atrapar a las crías y evitar que lleguen al mar.
  • Urbanización costera y pérdida de hábitats para anidar y buscar alimentación: las luces del tráfico y edificios atraen a las crías y las desorientan. Además, el tránsito en proyectos de restauración de playas destruye áreas de alimentación cercanas a la orilla y las playas donde estas tortugas anidan.

¡Seguinos en Instagram para más historias como esta!

View this post on Instagram

Excelenteee ♥️🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO