Las mejores recetas que maridan con el vino

katherine-chase-_G75sGc0LeQ-unsplash
Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Pasaron las fechas navideñas, y muchos buscamos la mejor forma de combinar los vinos de regalo recibidos con nuestras recetas favoritas. Para realizar un perfecto maridaje entre el vino y la comida no existen normas fijas, pero lo que sí tenemos es una serie de pautas recomendables para disfrutar de la sobremesa deleitando a nuestro paladar.

Si te han invitado a una cena, comida, merienda o aperitivo, puedes agasajar a tus huéspedes con un pack de vinos para regalar. Todo el mundo sabe lo delicioso que marida un buen vino tinto, ya sea de la Rioja o de la Ribera del Duero, con un rico queso curado. Pero siempre existe un vino para acompañar a cada comida, ya sea dulce o salada. A continuación, exponemos unas cuantas ideas.

Consejos sobre el vino a elegir

Antes de enumerar los platos que mejor acompañan al vino, conviene saber que, si disponemos de botellas de distintas bodegas, antes de empezar el ágape, conviene servir el vino más ligero que tengamos.

El motivo es que, si primero servimos un vino con mayor cuerpo o graduación, perderemos sensibilidad en nuestro paladar. Cada vino posee un peso determinado por el cuerpo y la intensidad de su sabor. Por norma general, los vinos blancos son más ligeros que los rosados y los tintos.

Para disfrutar más de la experiencia de beber un buen vino, si este es blanco, conviene servirlo con ensaladas o entrantes ligeros. También, históricamente, los vinos blancos junto con los vinos jóvenes se pueden acompañar de pescado o marisco. Hay que tener en cuenta siempre el equilibrio entre el peso del vino y de la comida, para garantizar el éxito del evento.

No solo el sabor y el olfato de un buen vino puede deleitarnos, también podría sorprendernos su color. Puedes acompañar perfectamente una comida del mismo color que el vino para agradar a tus allegados, también puedes jugar con el contraste de sabores. Un chocolate blanco gourmet puede maridar perfectamente con un vino dulce del mismo color.

Con un excelente vino tinto puedes acompañar perfectamente guisos de legumbres, carne roja o de ave; sin duda, estos son los platos que más fácilmente maridan con el vino. Pero, así mismo, puedes arriesgarte y preparar unos espárragos o unas alcachofas, o cocinar con ahumados o chocolate. Estos últimos alimentos son los más difíciles de maridar con el vino. Sin embargo, muchos grandes chefs experimentan en sus recetas con estos manjares, para acompañar al vino y jugar con el contraste de sabores.

Por norma general, el vino no marida con lo picante, por lo que, si empleas este tipo de comida, mejor con un vino blanco o ligero. Los postres en líneas generales maridan mejor con vinos dulces. Y si te gusta lo tradicional o lo clásico, no hay nada mejor que una paella, ya sea de carne o marisco, maridando un buen vino tinto. Independientemente de qué plato elijas finalmente, el vino siempre es sinónimo de salud, alegría y calidad de vida. Así que no lo pienses más y busca el momento de acompañar tu próxima comida descorchando una botella de tinto, blanco o rosado.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *