Estas son las 7 mejores cosas para hacer en Gdansk, una histórica ciudad polaca

Cosas para hacer en Gdansk
Foto: jaxel
Redactora / Travel writer

La cantidad de cosas para hacer en Gdansk es tan vasta que muchos de los viajeros que han tenido el placer de conocerla prometen volver para recorrer en su totalidad todo lo que este fantástico destino tiene para ofrecer.

Gdansk es una hermosa ciudad portuaria conocida por ser una de las joyas más preciadas de Polonia gracias a su importante legado histórico, que se encuentra ligado al puerto y a la Segunda Guerra Mundial, y a su vibrante presente vinculado a la explotación turística y el auge comercial.

Este sitio es perfecto para los amantes de la historia, así como también para quienes se encuentran en la búsqueda de un destino alternativo que ostente con orgullo una inmensa variedad de atracciones turísticas. Si te consideras parte de alguno de estos grupos, te invitamos a seguir leyendo, pues en la siguiente nota nos adentraremos en aquellas cosas para hacer en Gdansk que nadie puede perderse, ¡sobre todo si es tu primera vez en esta hermosa ciudad polaca!

¿Cuáles son las mejores cosas para hacer en Gdansk?

1. Entra a la ciudad por la impresionante Puerta Verde (Brama Zielona)

Una de las primeras cosas para hacer en Gdansk que te recomendamos es atravesar la Puerta Verde, una de las atracciones turísticas más importantes. Se trata de un hermoso edificio con cuatro arcos que fue construido tomando como inspiración al majestuoso Ayuntamiento de Amberes, localizado en Bélgica

El proceso de construcción finalizó entre los años 1568 y 1571, y aunque el objetivo inicial era que la estructura funcionara como la residencia formal de los monarcas de Polonia, lo cierto es que ningún rey o reina vivió allí. Sin embargo, desde el pasado hasta la actualidad, en Puerta Verde se celebraron cientos de fiestas, banquetes y eventos más trascendentales de la ciudad.

image cosas para hacer en Gdansk 1 Puerta Verde
Por Janusz Sliwinsky

2. Pasea por el Mercado Largo (Dlugi Targ)

Ni bien atravieses la Puerta Verde te encontrarás en pleno corazón de Gdansk, sitio donde justamente comienza la famosa Ruta Real y que finaliza en la Puerta Dorada. 

También conocida como “Mercado Largo”, la zona destaca por tener impresionantes fachadas que te harán comprender por qué este era el sitio donde vivían los ciudadanos más ricos de la ciudad. ¡Estas personas hasta eran poseedoras de palcos privilegiados para ver ejecuciones de brujas, herejes y criminales! 

Dar un paseo por el Mercado Largo es, definitivamente, una de las mejores cosas para hacer en Gdansk. Allí podrás admirar el precioso entorno arquitectónico mientras disfrutas de una rica comida en alguna de las muchas terrazas con restaurantes y cafés que se encuentran aquí. 

No importa en qué momento del día decidas visitar este sitio, ten por seguro que quedarás alucinado con la deslumbrante belleza que posee, ¡no olvides llevar tu cámara fotográfica!

3. Conoce la Fuente de Neptuno, símbolo de Gdansk

Continuando por la Ruta Real te encontrarás con la Fuente de Neptuno, uno de los emblemas más importantes de la ciudad y, en consecuencia, otra de las mejores cosas para hacer en Gdansk. 

Como dijimos anteriormente, este destino se trata de una ciudad portuaria, por lo que no es una novedad que aquí se encuentre un homenaje al dios Neptuno. Deberás acercarte a la fuente para poder admirar con plenitud la esencia de su construcción. Hay quienes dicen que, si te acercas lo suficiente, podrás oír cómo susurra su leyenda, la cual sostiene que Neptuno contribuyó a la invención del “Goldwasser”, el licor típico de Gdansk. 

Inaugurada en 1633, la estructura fue diseñada por Abraham van den Blocke, quien lastimosamente falleció tiempo antes de verla terminada. Y es que durante la construcción surgieron algunos contratiempos relevantes para la historia que impidieron una rápida finalización: la renovación de la Corte de Artus, problemas con el sistema del agua y la Guerra de los Treinta Años. Pero créenos que la espera valió la pena, pues esta fuente de 650 kilogramos que sigue la características arquitectónicas del manierismo flamenco es una joyita única.

4. Viaja al pasado en Dwór Artusa

Luego de visitar la Fuente de Neptuno, te recomendamos dirigirte al elegante edificio que se encuentra justo enfrente. Se trata de Dwór Artusa, una antigua estructura que, en el pasado, funcionaba como un lugar de encuentro de comerciantes y centro de la vida social. En la actualidad es una sucursal del Museo de Historia, por lo que merece un puesto en nuestra lista de las cosas para hacer en Gdansk más interesantes, sobre todo si te consideras un fanático del pasado de los destinos que visitas.

El edificio nació en el siglo XIV basándose en la leyenda del Rey Arturo y los caballeros de la Mesa Redonda. Más adelante, a partir de 1481, el Tribunal de Artus tomó el poder y lo convirtió en el principal salón social de la ciudad, donde se reunió la alta alcurnia del Puerto, reyes, príncipes y gobernantes de diversas partes de Europa. En la actualidad, además de funcionar como museo, es conocida por ser la sede de ceremonias oficiales, conferencias e importantes eventos.

Ni bien entres al edificio, encontrarás una gran cantidad de obras de talla gótica tardía y renacentistas que datan de los siglos XV y XVI, entre las que se incluyen la estufa de azulejos renacentista más alta de Europa, la escultura “Saint. Jerzy luchando contra el dragón” (Hans Brandt, 1485), un contador de cerveza de hojalata de 1592 y la colección de los barcos más antiguos del país. Además, podrás ver armaduras de torneos del siglo XV, un salón patricio y una escalera barroca del siglo XVIII, entre otros objetos históricos. 

5. Deslúmbrate con la Basílica de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María

Muy cerca de Dwór Artusa, más específicamente detrás del edificio, se encuentra la Basílica de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, conocida por ser la iglesia de ladrillo más grande de Europa. Debido a su impresionante dimensión, el tiempo de construcción total fue de 159 años y su interior es capaz de albergar a 20 000 personas. 

La basílica fue inaugurada en 1502, época en la que la ciudad solo tenía el doble de habitantes de los que cabían en el templo, por lo que sus colosales dimensiones no iban de la mano en relación con la cantidad de fieles.

Como imaginarás, fue bombardeada durante la guerra por el Ejército Rojo, hecho que dejó como consecuencia el techo hundido y sus frescos completamente destruidos. Afortunadamente, las obras de arte más importantes sobrevivieron y hoy en día tienes la posibilidad de admirarlas en todo su esplendor con total libertad.

Cuando vayas, préstale atención al enorme órgano que posee en su interior, además del reloj astronómico (si vas a las 12 en punto, podrás presenciar un desfile de figuras que te dejará con la boca abierta) y la torre que, si así lo deseas, puedes subirla y disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

De todas las cosas para hacer en Gdansk, esta es una de las más deslumbrantes, ¡quedarás absolutamente impresionado con la imponencia de esta histórica basílica!

6. Explora Westerplatte 

Otra de las cosas para hacer en Gdansk que no puedes perderte si eres un amante de la historia es Westerplatte, un museo al aire libre ubicado frente al Mar Báltico. La particularidad de este hermoso lugar es que ha sido testigo de uno de los episodios históricos más trascendentales a nivel global: allí es donde comenzó la Segunda Guerra Mundial

Todo el predio de Westerplatte rinde homenaje al fortín de 200 polacos que, en el pasado, aguantaron con fuerza nada más y nada menos que siete días la invasión alemana provista de 1500 soldados. Para los ciudadanos, este sitio es uno de sus mayores orgullos, ya que en una semana, mientras el resto de los alemanes borraban a Polonia del mapa, aquí no habían sido capaces de avanzar

¡Pero eso no es todo! Otras de las atracciones que convierten a Westerplatte en una de las mejores cosas para hacer en Gdansk son sus esculturas, su Monumento Final y, por supuesto, un cuidado y amplio espacio verde para relajarte mientras disfrutas de las vistas del mar. 

7. Aprende más de los horrores del holocausto en el Museo de la Segunda Guerra Mundial

Ya que hablamos de los trágicos hechos que azotaron a Polonia durante el Tercer Reich, nos pareció justo y necesario cerrar nuestra lista de cosas para hacer en Gdansk presentándote al Museo de la Segunda Guerra Mundial. No hace falta ser un apasionado de la historia para saber que el territorio polaco ha sido uno de los escenarios más importantes durante esa dura época.

Para conocer más en profundidad este sitio, no dudes en visitar este museo que expone los horrores de la guerra y el holocausto, causados por el afán expansionista de los regímenes totalitarios. Eso sí, prepárate emocionalmente porque la experiencia es absolutamente movilizadora. 

Algunas cosas que podrás ver aquí son las siguientes: 

  • Una habitación llena de maletas viejas que pertenecieron a judíos polacos obligados a dejar sus casas y dirigirse a un campo de concentración.
  • Minas, armas, un tanque Sherman americano y un blindado T-34 de origen ruso que recrean un escenario de guerra.
  • Fotos inéditas de Hitler y Stalin, además de carteles y otros objetos representativos de sus regímenes.
image cosas para hacer en Gdansk 7 Museo de la Segunda Guerra Mundial
Por Charlie Jackson

¡Hasta aquí hemos llegado con nuestra lista de las mejores cosas para hacer en Gdansk! Dentro de Polonia se encuentra la histórica ciudad de Cracovia. Si deseas conocer todo lo que puedes hacer aquí, te recomendamos leer esta nota que detalla los sitios más importantes.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.