Reproducir vídeo

¿Cómo es la vida en Suiza?: la historia de un argentino que decidió arriesgarse junto a su familia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Con un núcleo familiar ya formado, Diego Minerva –quien lleva adelante el blog “El suizo rebelde”- decidió emprender la decisión de mudarse al país europeo en 2014 con todo lo que eso implica al tener hijos pequeños. “Cuando viajo me siento libre”, señala en diálogo con Intriper. Cuáles son las diferencias con la vida en Argentina, las nuevas costumbres y cómo afecta la pandemia de Covid-19 (Coronavirus) en Suiza al estar tan cerca de Italia, uno de los principales focos de contagio. “El gobierno confía en la responsabilidad del ciudadano y en el cumplimiento de las normas”, asegura.

La pasión por viajar: barajar y dar de nuevo en Suiza

Si bien muchos pueden fantasear con la idea de mudarse a otro país aun contando con los recursos monetarios que se requieren y los papeles que cada nación exige, la mayoría decide no hacerlo. Los motivos pueden ser varios: estabilidad laboral, costumbres, contacto con los seres queridos. Varias cuestiones pueden incidir en inclinar la balanza tanto para un lado como para el otro. La historia de Diego Minerva, un argentino de 45 años que decidió radicarse en 2014 junto a su familia, está llena de datos y anécdotas interesantes.

En primer lugar, el mudarse con niños pequeños, algo que suele frenar a muchas familias que evalúan mudarse. Para Minerva, que lleva adelante el blog www.elsuizorebelde.wordpress.com/, jamás representó un problema: “nunca lo vimos como un impedimento. Simplemente es cuestión de saber programar con tiempo y tomar ciertos recaudos”, asegura. En la misma dirección, el abogado argentino asegura que desde muy chico sintió que viajar iba a formar una parte importante de su vida. “Viajar nos hace sin duda mejores personas pero sobre todo, seres libres”, afirma.

¿Cuándo descubriste que te gustaba viajar?
— Desde muy chico. Tengo un muy lejano recuerdo de mi primer viaje a Ushuaia y luego a Iguazú con menos de 4 años. A mis padres les gustaba viajar mucho y, gracias a eso, tuve la suerte de conocer varios países. Si tuviera que elegir un momento que me marcó para definir mi pasión por viajar en mi vida adulta sería durante un viaje que hicimos con mis padres en 1989. Con 14 años tuve la suerte de recorrer Paris, Roma, Viena, Jerusalén y Tel Aviv. Ese viaje me abrió la cabeza por varios motivos, pero hubo un momento puntual que posiblemente haya sido el disparador de los numerosos paseos que vinieron luego. Estábamos en París esperando el tren para visitar Versalles y encontramos a un chico argentino que también iba allí. Nos contó que estaba recorriendo Europa como mochilero desde hacía varias semanas. Viendo esto desde hoy, parece una anécdota trivial. Sin embargo, a mis 14 años en 1989, escuchar que un chico de 18-20 años podía recorrer Europa solo sin destino fijo, despertó mi curiosidad. Saber que uno podía agarrar una mochila e ir al lugar que le viniera en gana al amanecer con tan solo tomar un tren, era la imagen más clara de la libertad que podía imaginar a esa edad.

Suiza
Foto: gentileza https://elsuizorebelde.wordpress.com/

¿Qué es lo que más te apasiona de viajar?
— La respuesta más obvia es que viajando se conocen lugares, costumbres, personas. Se descubren experiencias, comidas, bebidas. Se disfrutan paisajes y momentos. Pero principalmente lo que me apasiona de viajar es que cuando viajo me siento libre. Viajar me da esa sensación que no logro en ningún otro momento o situación de mi vida. Es la posibilidad de salirme de mi propio cuerpo y liberarme de mis preconceptos, estereotipos y exigencias sociales. Viajar nos hace sin duda mejores personas pero sobre todo, seres libres.

Esa pasión por viajar, añadida a las situaciones históricas y materiales que se les fueron presentando como familia, derivaron en que Suiza sea una posibilidad que iba ganando fuerza, incluso con un buen pasar en Argentina. “Laboralmente no nos iba mal en Argentina, pero teníamos una pregunta rondándonos la cabeza ¿Qué pasaría si probáramos suerte en Suiza?”, cuenta Minerva a Intriper, recordando cómo el país europeo fue un destino a principios de siglo durante la crisis económica que se vivió a nivel nacional. “Uno de nuestros miedos era dejar esa pregunta sin respuesta y quedarnos con la duda por el resto de nuestras vidas. Así que uno de los factores principales de la decisión, fue dar respuesta a una pregunta”, complementa. Además, Minerva destaca la importancia de contar con pasaporte europeo a la hora de conseguir un trabajo en Suiza y tomar la decisión de radicarse ahí.

¿Cuándo y por qué decidiste establecerte en Suiza?
Nuestra relación con Suiza viene desde hace muchos años. Cuando estalló en Argentina la crisis 2001/2002, mi esposa (cuando aún éramos novios) tuvo la posibilidad de venir a Suiza para trabajar. Hizo dos temporadas de 4 meses cada una entre 2002 y 2003. Luego a mí me salió una beca para hacer un master en Londres entre 2003 y 2004 y, durante ese tiempo, mi esposa estuvo trabajando en un hotel en Lausanne, a 5 cuadras de donde vivimos actualmente. Cuando terminé el master decidimos regresar a Argentina, en septiembre de 2004. Allí vino nuestro casamiento, nacieron nuestros dos hijos y una intensa vida laboral para ambos. Y si bien no podíamos quejarnos de cómo nos estaba yendo, Suiza estaba siempre como una opción en nuestras charlas. Así fue que en 2013, empezamos a coquetear con la idea de volver a Suiza. Laboralmente no nos iba mal en Argentina, pero teníamos una pregunta rondándonos la cabeza ¿Qué pasaría si probáramos suerte en Suiza? Y uno de nuestros miedos era dejar esa pregunta sin respuesta y quedarnos con la duda por el resto de nuestras vidas. Así que uno de los factores principales de la decisión, fue dar respuesta a una pregunta. El otro factor fue la inseguridad en Argentina, que se había incrementado sensiblemente en los últimos años. En mayo de 2013 decidimos pasar nuestras vacaciones en Suiza para ir tanteando el terreno. Alquilamos un departamento cerca de Montreux por Airbnb durante un mes y en ese período reflotamos algunos contactos. Cuando regresamos a Argentina tuvimos varias charlas para definir el futuro. Yo era quien más me resistía pues tenía una carrera en Argentina y me costaba dejar el país. Pero recuerdo que le dije a mi esposa: “vos primero conseguí un trabajo y luego vemos”. Así que consiguió un trabajo y aquí estamos. Lo que pasó fue que, hacia fines de 2013, y luego de haberlos visitado durante nuestro viaje, los dueños del hotel donde mi esposa había trabajado en 2003/2004 la contactaron para ofrecerle nuevamente trabajo y tomamos el desafío. Aclaro que ambos tenemos pasaporte europeo, que es imprescindible para poder conseguir un trabajo en Suiza.

Suiza
Foto: Gentileza: https://elsuizorebelde.wordpress.com/

Los cambios culturales para un argentino en Suiza

Sin dudas, uno de los mayores contrastes al viajar es la capacidad de adaptarse a las costumbres locales. A la hora de decidir instalarse en otro país, ese tema se acrecienta aún más. En caso de Diego Minerva y su familia, los cambios se dieron de manera paulatina, pero asegura que con el tiempo gana el poder de acostumbrarse. Sin embargo, una de las mayores diferencias que nota es la que se genera a la hora de establecer vínculos con los demás, ya que el cambio de un país sudamericano a un europeo en ese sentido es más fuerte. “Si bien es posible establecer lazos con la gente, las relaciones son un poco más formales y distantes”, cuenta a Intriper.  

¿Qué diferencias ves con tu vida en Argentina?
— Las principales diferencias son quizás en las costumbres. Los comercios aquí cierran temprano y los domingos están cerrados. Esto obliga a cambiar los hábitos que uno traía de Argentina, lo cual lleva un tiempo, pero luego uno se acostumbra. La otra diferencia principal tiene que ver con las relaciones personales. Si bien es posible establecer lazos con la gente, las relaciones son un poco más formales y distantes.  

¿Cómo definirías a la sociedad suiza desde tu experiencia? Sobre todo teniendo en cuenta que a nivel mundial siempre es utilizada como un “ejemplo a seguir”
— Suiza es un país con muy buena calidad de vida y no es casualidad que se la tome como un ejemplo a seguir. No solo las cosas funcionan bien (los trenes salen a horario, los servicios funcionan adecuadamente, etc.) sino que también existe bastante igualdad de oportunidades en lo económico. Los salarios son buenos, pero principalmente son bastante equitativos. Quien percibe un salario mínimo puede vivir decentemente en Suiza. Esto, sumado a horarios laborales que permiten balancear el trabajo con la vida personal, hace que se vea a la gente bastante satisfecha. Por otro lado, como los índices de desocupación son bajos, no hay mayor preocupación por quedarse sin trabajo. Habrá que ver cuál es el efecto que tendrá el Coronavirus en el empleo y salarios. Desde un punto de vista de las relaciones personales, obviamente hay algunas diferencias con Argentina y otros países latinos. El trato es un poco más distante y menos espontáneo. Pero siempre nos hicieron sentir bienvenidos y nunca tuvimos un trato diferente. En lo que hace al orden, es un sello de calidad de Suiza. Las reglas se cumplen, las calles son limpias y hay mucho respeto por el prójimo. Obviamente acostumbrarse a tanto orden y disciplina lleva su tiempo, pero cuando entendés el funcionamiento, se disfruta.

De los distintos destinos que conociste, ¿cuál te gustó más y por qué?
— He tenido la suerte de visitar varios países por trabajo y también por placer. De todos los destinos el que posiblemente más me gustó fue Londres. Tuve la oportunidad de vivir un año entero en esa maravillosa ciudad, de la cual guardo hermosos recuerdos. No solo tiene lugares increíbles y atracciones turísticas incomparables, sino también una vida cultural muy rica y una diversidad que solo se encuentra en Londres, Nueva York y, tal vez, Paris.

¿Cómo complementa tu blog https://elsuizorebelde.wordpress.com/ a tu experiencia como viajero? 
— Elsuizorebelde nació como un medio para poder contar nuestros viajes. Gracias a elsuizorebelde decidimos abandonar la tranquilidad de los fines de semana y empezar a dedicar tiempo para recorrer la mayor cantidad de los hermosos rincones que tiene para ofrecer Suiza. Si bien ya nos apasionaba viajar antes de tener un blog, hoy varias veces nos encontramos pensando paseos o viajes para poder generar contenido para compartir a través de las redes sociales. Por otro lado, tanto el blog como las cuentas de Twitter e Instagram nos permiten tener una devolución permanente a los contenidos que generamos. Esto nos ha permitido ver que el público tiene un interés y atracción muy fuerte por Suiza y que varias personas han decidido visitar Suiza gracias a lo que mostramos en el blog y en las redes sociales, lo cual nos llena de alegría.

Suiza

Cómo se vive el Coronavirus en Suiza

De acuerdo a los datos difundidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 25 de marzo Suiza contaba con con un total de 10897 casos de infectados, 153 de muertos y 131 de recuperados por la pandemia mundial de Covid-19. El mayor riesgo del país europeo es su frontera al sur con el norte de Italia, uno de los epicentros de mayor peligro en la actualidad. Sin embargo, en la actualidad no se han tomado medidas de cuarentena obligatoria como en otros países del mundo, siendo Argentina una de las naciones en las que más temprano se dictó esa imposición.

“Es evidente – y ellos mismo lo dicen – que no solo quieren cuidar la salud sino la economía. Las cifras de casos positivos son altas, pero al parecer dicen estar preparados y manejándola”, cuenta Minerva al respecto. El debate respecto a la priorización de la salud con respecto a la economía es una de las grandes discusiones. En ese sentido, la postura adoptada por Suiza parece ir en la misma dirección que la que impulsa Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York, uno de los posibles nuevos epicentros de contagio: buscar un equilibrio entre el aspecto sanitario y financiero.

¿Cómo se vive todo lo vinculado al Covid-19 en Suiza? ¿Alteró tu vida diaria?
— Estamos todos en alerta, como es normal en el mundo. Curiosamente Suiza estando tan cerca de Italia y teniendo tantos casos no está de acuerdo con la cuarentena obligatoria, algo que genera algunas disidencias, pero el gobierno confía en la responsabilidad del ciudadano y en el cumplimiento de las normas que estableció para esto. Es evidente – y ellos mismo lo dicen – que no solo quieren cuidar la salud sino la economía. Las cifras de casos positivos son altas, pero al parecer dicen estar preparados y manejándola. En lo personal siendo que trabajo desde hace 6 años en remoto desde casa, no he tenido un cambio sustancial en mi vida laboral. Tal vez el cambio más significativo es que hasta hace unas semanas viajaba por trabajo prácticamente 1 vez por mes. Eso quedó en suspenso por el momento. Para el resto de la sociedad en Suiza, muchas personas han tenido que comenzar a trabajar desde sus casas y otras han entrado en lo que se conoce como “desempleo técnico”.

— ¿En qué consiste el “desempleo técnico?
— Es un esquema que permite a las empresas reducir total o parcialmente el horario de trabajo de sus empleados y el Estado se hace cargo del 80% del salario durante el tiempo que dura la reducción. Es una gran ventaja y diferencia respecto a otros países. Esto se puede lograr ya que Suiza ya tiene un sistema de seguro de desempleo bastante bueno.  Fuera de lo laboral, por el coronavirus tuve que suspender el gimnasio que, por supuesto cerró, pero siendo que aún no hay cuarentena obligatoria, puedo ir a correr al bosque un par de veces por semana para hacer actividad física, aunque trato de no salir mucho. También cortamos anticipadamente la temporada de esquí.  El otro cambio que nos impuso el Coronavirus es que ya no podemos salir a recorrer los tantos hermosos lugares que ofrece Suiza, los cuales a su vez nos dan los principales contenidos del blog, Twitter e Instagram.

Con respecto a las medidas tomadas en Argentina en relación a lo que ocurrió en otros países de Europa, ¿las considerás apropiadas?
—Las medidas adoptadas en Argentina me parecen totalmente acertadas. Si bien pueden parecer un poco prematuras, creo que Argentina supo leer a tiempo la magnitud del problema, viendo los ejemplos de los países europeos y también reconociendo la falta de recursos. A pesar del impacto económico, era necesario una decisión de esta magnitud para intentar controlar la situación. 

Teniendo en cuenta tu experiencia, ¿cómo pensás que se va a adaptar la industria del turismo después de este congelamiento?
— Creo que el Coronavirus va a generar un nuevo orden mundial y esto seguramente tendrá un fuerte impacto sobre la industria del turismo. Imagino que varias líneas aéreas sufrirán por subsistir y veremos a varias de ellas quebrar o ser absorbidas por otras empresas. Por otro lado, es muy probable que aún falten varios meses hasta que podamos volver a ver una actividad turística similar a la que había antes de la crisis. Incluso es probable que no lo veamos hasta entrado 2021. Una vez que el Coronavirus haya quedado (esperemos) en el pasado, es probable que comiencen a aparecer nuevos hábitos y opciones de viaje. Seguramente la tecnología permita que aparezcan opciones incluso superadoras de plataformas como Airbnb o similares. Pero para ello primero habrá que esperar a que los países reabran sus fronteras.

Suiza
Foto: gentileza https://elsuizorebelde.wordpress.com/

Viajar en familia: “La experiencia maravillosa”

Para finalizar, Minerva cuenta su experiencia como un viajante asiduo con niños pequeños. Es normal que muchas parejas que son viajeras durante el noviazgo frenen ese hábito, pero en el caso del argentino que ahora vive en Suiza, esto no fue así. Desde hace más de dos décadas que se conoce su mujer y, una vez nacidos sus dos hijos, lo único que hicieron fue tomar nuevas precauciones. Los beneficios, en ese sentido, parecen ser varios para Minervar: “Es maravilloso ver como en ocasiones nos encontramos recordando anécdotas y ellos se acuerdan de más detalles que nosotros”, destaca.

Por último, ¿qué consejos le darían a alguien que quiere hacer un plan similar al tuyo en el que se viaja en familia?
— Con mi mujer desde que nos conocemos hace más de 20 años que viajamos cada vez que podemos. Como nos gusta tanto viajar, cuando fuimos padres subimos a nuestro hijo mayor a un avión cuando tenía 9 meses (hoy tiene 11 años) y al menor con 3 meses (hoy tiene casi 8 años). Si bien es cierto que viajar con niños puede presentar algunos desafíos, nunca lo vimos como un impedimento. Simplemente es cuestión de saber programar con tiempo y tomar ciertos recaudos. Por ejemplo, para los viajes que hicimos cuando los chicos eran bebés tratamos de elegir vuelos directos y no muy largos, hoteles cómodos y no más de 1 o 2 ciudades para evitar tener que mudarnos demasiado. A medida que fueron creciendo ya elegimos destinos un poco más variados y ciudades más grandes para recorrer.

¿Qué particularidades tiene esa forma de viajar?
— En nuestro caso, nuestros hijos no nos han impedido de disfrutar ciudades grandes, siempre que incluyéramos algo que también fuera de su interés. Por ejemplo, siempre hay que tratar de hacer cortes con algo especial para los chicos y no planificar un día entero de museos porque se aburrirán y no disfrutaran ni dejaran disfrutar. Entonces cuando eran más pequeños siempre visitábamos alguna juguetería entre museo y museo. Y a medida que fueron creciendo incluimos otras atracciones en el recorrido, como estadios de futbol o casas de deporte (en nuestro último viaje a Londres nos pasamos una tarde entera en Lillywhites en Picadilly Circus). La experiencia de viajar en familia es maravillosa, crea recuerdos imborrables y fortalece el crecimiento de los chicos, les abre la cabeza y los llena de hermosas experiencias. Es maravilloso ver como en ocasiones nos encontramos recordando anécdotas y ellos se acuerdan de más detalles que nosotros. Mi consejo es que obviamente se puede y se debe seguir viajando siempre que se tenga la oportunidad con chicos. Solo hay que adaptarse y ser más creativos pero la experiencia es increíble siempre.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO