Cómo llegar a Iruya y cómo visitar este encantador pueblo del norte argentino

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Es de público conocimiento que las rutas por el norte argentino son una de las más bellas para recorrer. Ya sea por sus atractivos naturales como culturales, hacen que una visita sea enriquecedora por cualquier punto que se la mire y, el pequeño pueblito de Iruya, no es excepción a esta regla. Uno de los pueblos más hermosos de Argentina.

imagen Iruya Untitled design 43 1

Ubicado a 2780 metros sobre el nivel del mar, entre montañas, con aroma a platillos típicos de la región y sonrisas de sus habitantes, quien visite Iruya, no quiere más que quedarse en sus noches mirando las estrellas, aprendiendo sobre la vida de sus residentes y compartiendo tardes de charlas e historias de antepasados. No te pierdas este post donde te contaremos cómo llegar a este pueblito encantador del norte argentino.

Iruya: un pueblo lejano “al resto del mundo”

Parte del encanto que caracteriza a Iruya, es su lejanía con el resto de los pueblos del norte argentino. Esto no quiere decir que no existan formas de llegar, sino que la ruta de curvas y su posición en el mapa, generan una sensación de estar lejos del resto del mundo.

La lejanía, las calles de piedra, las casas de adobe, la contaminación prácticamente nula y la posibilidad de disfrutar de la cultura norteña desde una perspectiva mucho más “humana” hacen de Iruya uno de los pueblos más encantadores de todo Argentina.

imagen Iruya Untitled design 46 1
La lejanía, las calles de piedra, las casas de adobe, la contaminación prácticamente nula y la posibilidad de disfrutar de la cultura norteña desde otra perspectiva.

El camino desde el pueblo mayor que es Humahuaca, es toda una aventura, una “odisea” dirían algunos viajeros y un encanto escenográfico. Dejando de lado los posibles sentimientos relacionados al vértigo o al mal de altura (los cuales pueden suceder debido a las formas del camino) el viajero que recorra esta parte de argentina se encontrará frente a valles, manadas de llamas y demás viajeros que se atreven a investigar hasta el mínimo detalle del norte del país.

imagen Iruya 2 1
El camino desde el pueblo mayor que es Humahuaca, es toda una aventura, una “odisea” dirían algunos viajeros y un encanto escenográfico.

Cómo llegar a Iruya

A pesar que el camino sea un tanto “turbulento” especialmente por la presencia de curvas, contra curvas y precipicios, la forma de llegar desde Humahuaca, en la provincia de Jujuy, no es nada complicada.

Para quienes no cuenten con vehículo propio y deseen utilizar el transporte publico, entonces se pueden tomar los buses desde Humahuaca, en Jujuy hacia Iruya, ubicado casi en el límite de la provincia de Salta. Al ser Humahuaca la población aledaña más turística, existen buses en distintas horas del día que recorren la escasas distancia de 2 horas y media hacia Iruya.

imagen Iruya 4 1
Desde Humahuaca hasta Iruya, existen buses en distintas horas del día.

Dato viajero: para quienes buscan recorrer Iruya en un día y regresar a Humahuaca, la mejor recomendación es tomar el primer bus de la mañana y regresar en el último que arriba a la ciudad jujeña alrededor de las 3 de la tarde.

imagen Iruya 8 1

Si se viaja en vehículo propio, es necesario tomar la Ruta Nacional 9 y luego la Ruta provincial 13 (o viceversa).

Para los viajeros más aventureros y para los que viajan sin límite de tiempo, la mejor recomendación es alojarse en Iruya, teniendo la posibilidad de dormir en casas de familia que abren sus puertas para alojar a los viajeros en habitaciones acondicionadas como “hoteles” o los típicos alojamientos turísticos de distintas categorías.

imagen Iruya 2008036550 171479d7da c 1
Para los viajeros más aventureros y para los que viajan sin límite de tiempo, la mejor recomendación es alojarse en Iruya. Foto: Jorge Gobbi

Qué hacer en Iruya

Además del encanto como pueblo “alejado del mundo”, existen distintas actividades para hacer en Iruya, ya sea propio en el pueblo como en los sitios aledaños, aunque la mejor recomendación es dejarse llevar por el ambiente, por la escasa contaminación (confirmando la situación cuando se ven las estrellas por la noche), por los escenarios naturales que lo rodean y por la cultura de los residentes del lugar que, amablemente, invitan a los viajeros a formar parte de su rutina diaria.

¿Cómo transitar por Iruya? ¡A pie! Todos los atractivos están muy próximos entre sí y el encanto se hace sentir en sus calles y callejones empedrados.

imagen Iruya 7 1
La mejor recomendación es dejarse llevar por el ambiente de Iruya.

Desconectarse “del mundo”

A diferencia de las grandes ciudades, una de las mejores cosas que pueden hacerse en Iruya es disfrutar del medio ambiente, de la naturaleza “pura” y de la autenticidad de la cultura local, degustando platillos y disfrutando del sitio en el que se emplaza.

Iglesia de Iruya

Quien haya visto una foto de Iruya, seguramente la construcción que primero se ve es su iglesia, que su nombre completo es Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San Roque. Para los turistas fanáticos de las iglesias sencillas pero ubicadas en lugares recónditos, entonces ésta es definitivamente una de ellas.

imagen Iruya 10 1
Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San Roque.

Vistas panorámicas desde el puente de Iruya

El pueblo es atravesado por el Río Iruya y el puente que lo cruza, permite tener vistas panorámicas de uno y hacia el otro lado, donde también se encuentra el Mirador del Cóndor para poder fotografiar el pueblito encantador desde otra perspectiva.

imagen Iruya Untitled design 44 1
Vistas panorámicas desde el puente del río.

Visitar San Isidro

Si Iruya es un pueblito pequeño, San Isidro lo es aun más. Poder llegar hasta allí implica una excursión guiada de trekking de dificultad media o en camionetas que salen desde Iruya. Según los viajeros, es una gran recomendación ya que se encuentra en medio de la montaña.

Iruya, un pueblo mágico del norte argentino que encanta a cada viajero que lo visita y que habría que hacerlo al menos una vez en la vida.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO