Qué hacer en Iruya: 5 propuestas para disfrutar de este pueblo salteño rodeado de montañas

qué-hacer-en-Iruya
Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Esos pueblos que parecen sacados de un cuento, esos pueblos que se encuentran como «por que sí» en el camino y esos sitios donde todos dicen que hay que pasar al menos una vez en la vida. Qué hacer en Iruya implica «alejarse» del mundo, disfrutar de las sonrisas de sus habitantes y de adentrarse en la cultura del norte argentino, rodeada de montañas. No te pierdas este post donde te contaremos las 5 mejores cosas que hacer en Iruya.

Qué-Hacer-En-Iruya
En este post te contamos qué hacer en Iruya: 5 propuestas para disfrutar de imperdible destino | Foto: Luiz Barucke

Qué hacer en Iruya: un pueblo lejano “al resto del mundo”

Parte del encanto que caracteriza a Iruya, es su lejanía con el resto de los pueblos del norte argentino. Esto no quiere decir que no existan formas de llegar, sino que cómo llegar a Iruya implica adentrarse en una ruta de curvas y precipicios y, su posición en el mapa, generan una sensación de estar lejos del resto del mundo.

La lejanía, las calles de piedra, las casas de adobe, la contaminación prácticamente nula y la posibilidad de disfrutar de la cultura norteña desde una perspectiva mucho más “humana” hacen de Iruya uno de los pueblos más encantadores de todo Argentina.

1. Desconectarse «del mundo», lo principal que hacer en Iruya

Claro que no es un atractivo en particular pero Iruya es un atractivo de por sí, acorde a viajeros (y experiencia propia) Iruya es uno de esos sitios donde desconectarse, admirar el paisaje, conversar con los residentes, degustar platillos típicos y descansar, hacen al viaje y a la experiencia.

Los residentes se caracterizan por su amabilidad y sonrisas, lo que hacen que conectar con ellos sea agradable y muy sencillo, a pesar que los turistas extranjeros puedan hablar o no el idioma español.

Qué-Hacer-En-Iruya
La lejanía, las calles de piedra, las casas de adobe, la contaminación prácticamente nula y la posibilidad de disfrutar de la cultura norteña desde otra perspectiva.

2. Iglesia de Iruya

Esta es una de las cosas imprescindibles que hacer en Iruya: quien haya visto una foto de Iruya, seguramente ha identificado que la construcción que primero se ve es su iglesia, cuyo nombre completo es Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San Roque.

Construida, según las referencias históricas, en el año 1753, la Iglesia de Iruya se mantiene en pie tal como la describen los libros, aunque con algunas modificaciones como el reemplazo del techo de paja y adobe.

Qué-Hacer-En-Iruya
Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San Roque.

El pueblo, de no más de 7 mil habitantes, incorpora su encanto con la pequeña iglesia, que, a pesar de no todos practicar la religión, los turistas no pueden evitar tomar una foto, especialmente para los fanáticos de las iglesias sencillas pero ubicadas en lugares recónditos.

La Iglesia se encuentra en el centro del pueblo casi a orillas del Río Iruya, en la ruta provincial 133 y la calle Güemes.

3. Visitar la Plaza La Tablada

El lugar más céntrico y neurálgico de Iruya es la Plaza La Tablada, sitio donde, si hay fiesta, se escuchará música, se podrán sentir los aromas a platos caseros y donde se puede ver realmente la vida de los residentes del pequeño pueblo entre montañas. Es un sitio imperdible que hacer en Iruya, no solamente por su importancia, sino por su localización central.

Dato viajero: gran parte de los hoteles y restaurantes se ubican en los alrededores de la plaza por lo que su ubicación es excepcional.

¿Cómo transitar por Iruya? ¡A pie! Todos los atractivos están muy próximos entre sí y el encanto se hace sentir en sus calles y callejones empedrados.

4. Admirar las vistas panorámicas desde el puente de Iruya

El pueblo es atravesado por el Río Iruya y, el puente que lo cruza, permite tener vistas panorámicas de uno y hacia el otro lado, donde también se encuentra el Mirador del Cóndor para poder fotografiar el pueblito encantador desde otra perspectiva.

Qué-Hacer-En-Iruya
Vistas panorámicas desde el puente del río.

Justo hacia el otro lado del río (para donde se encuentra la Iglesia de Iruya) se sitúa el segundo mirador de la ciudad: el Mirador de la Cruz, un sitio ideal para visitar especialmente durante la mañana, donde los rayos solares le otorgan «otro color» al pueblo. ¿Qué hacer en Iruya? Claro que pasar por sus miradores.

5. Visitar San Isidro

Si Iruya es un pueblito pequeño, San Isidro lo es aun más. Poder llegar hasta allí implica una excursión guiada de trekking de dificultad media o en camionetas que salen desde Iruya. Según los viajeros, es una gran recomendación que hacer en Iruya, ya que se encuentra en medio de la montaña.

Como todo pueblo pequeño, los residentes son los que tienen la información y saber de dónde y los horarios que parten los transportes hacia San Isidro puede preguntarse en cualquier calle.

Qué-Hacer-En-Iruya
El camino desde el pueblo mayor que es Humahuaca, es toda una aventura, una «odisea» dirían algunos viajeros y un encanto escenográfico.

Consejo viajero: el mejor horario para recorrer San Isidro, si es posible elegir, es durante la mañana, ya que se pueden tomar las mejores fotografías del pueblito.

Cómo llegar a Iruya

Cómo llegar a Iruya en auto

Si estás buscando información acerca de cómo llegar a Iruya, debes tener en cuenta que para acceder a este atractivo destino en vehículo -propio o alquilado- deberás pasar por la provincia de Jujuy, recorriendo la Ruta Nacional Nº 9, a 26 kilómetros. De la capital de Cafayate está el cruce de rutas, donde se lee «Iruya 26 Km». Siguiendo el camino indicado, se llega a la estación Iturbe (F.C.N.G.B.) Provincia de Jujuy, distante a 8 kilómetros del cruce mencionado.

Desde allí siguiendo siempre por camino de tierra, se llega al paraje denominado «ABRA DEL CONDOR» a 4000 metros sobre el nivel del mar, límite de la provincia de Salta Capital y Jujuy. En el Abra del Cóndor comienza el descenso de 1220 metros en 19 kilómetros (distancia del Abra a Iruya). A lo largo de estos 19 km, el visitante se sumerge en la variedad más insólita de colores, que van del verde agreste al morado o violeta, pasando por el amarillo y el azul metálico. Es de las vistas más atractivas de la zona: la montaña, en conjunto con las quebradas, ofrece a la vista, caprichosas y curiosas formas que se desdibujan en el lecho del río Colanzulí.

En cuanto al trayecto, visitantes han indicado que la ruta para llegar a Iruya no tiene ningún peligro y es muy segura, salvo algunas curvas estrechas en donde la recomendación es dirigirse con mayor precaución. Para admirar mejor el paisaje y disfrutar de las más hermosas vistas de la zona, es aconsejable hacer el camino hacia Iruya durante el día.

Cómo llegar a Iruya desde Salta sin auto

La distancia entre Salta y Iruya es de unos 223 kilómetros; la distancia por carretera es de 316.9 km. Para llegar a Iruya desde Salta sin auto, la forma más barata de ir a Iruya es en autobús que cuesta $1200 – $2100 (pesos argentinos) y tiene una duración estimada en 9 horas aproximadamente. Estos colectivos, por lo general, tienen salida desde la estación de ómnibus de Salta.

Por otra parte, la forma más rápida de ir desde Salta a Iruya es en taxi: el valor del mismo es más o menos de $10000 – $13000 (pesos argentinos) y dura entre 4 y 5 horas de viaje.

Qué hacer en Iruya puede tornarse un día repleto de actividades y sitios por conocer o algunos días de conexión con la cultura, con la gastronomía y con las tradiciones de un pueblo de montaña, donde las sonrisas, seguro que no faltarán.

Agradecemos la foto de portada: Kevin Jones

*Los valores mencionados en la nota son actualizados a junio 2021.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar