Éfeso: descubre la joya arqueológica de Turquía

Éfeso
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El mundo tiene cientos de lugares alternativos para conocer, diferentes a las principales ciudades y capitales de países.

En Turquía, a 450 kilómetros de Estambul, se encuentra la región de Éfeso, una zona muy parecida a un escenario de una tragedia griega, pero con ruinas romanas. Una combinación y fusión de culturas, forman el museo a cielo abierto de Éfeso: uno de los mejores sitios arqueológicos de todo Turquía.

Éfeso
El museo a cielo abierto de Éfeso: uno de los mejores sitios arqueológicos de todo Turquía.

Recorrer Éfeso implica descubrir y representar mentalmente antiguos pueblos y civilizaciones del año 100 D.C y poner en práctica a la imaginación para tratar de comprender la estructura de las ciudades antiguas, especialmente las impulsadas por el Imperio Romano, con influencias griegas y turcas, claro está.

Cómo llegar a Éfeso

Para visitar Éfeso, la mayoría de los turistas optan por alojarse en Selçuk, el poblado ubicado a menos de 3 kilómetros del sitio arqueológico, permitiendo, de esta forma, poder trasladarse caminando a la mayoría de los atractivos.

Éfeso
La mayoría de los turistas optan por alojarse en Selçuk, el poblado ubicado a menos de 3 kilómetros del sitio arqueológico.

El aeropuerto más cercano a Efeso es el aeropuerto internacional de Izmir, lugar elegido por muchos viajeros para hospedarse, a pesar de no contar con gran cantidad de atractivos en sí.

Selçuk es un pequeño pueblo con gran variedad hotelera y puestos de comida local, los preferidos por la mayoría de los viajeros (y locales). Es el lugar ideal para hospedarse por ser una zona pintoresca y equipada con todos los servicios necesarios para el viajero, además de su cercanía a los principales atractivos.

Éfeso
Recorrer Éfeso implica descubrir y representar mentalmente antiguos pueblos y civilizaciones del año 100 D.C

A las ruinas se puede arribar caminando, en auto, en autobús o en excursión, dependiendo la temporada y la época del año, los horarios suelen variar debido a la popularidad de las ruinas de Éfeso.

Visitando las ruinas de Éfeso

El ingreso a las ruinas es como entrar en un set de filmación, pareciera que en cualquier momento algo va a suceder. Lamentablemente (y lógicamente) muchas construcciones están bastante deterioradas debido a los años que transcurrieron desde su creación, sin embargo, y como una dualidad, parece increíble ver como muchas de ellas siguen en pie a pesar de su edad.

Recorrer las ruinas puede hacerse por vía libre o a través de una excursión. Todo va a depender de la forma que se prefiera descubrir los vestigios del museo a cielo abierto y la forma de llegar.

Éfeso
Lamentablemente (y lógicamente) muchas construcciones están bastante deterioradas debido a los años que transcurrieron desde su creación.

Comenzar el recorrido implica adentrarse en una antigua ciudad portuaria, castigada por los años, la erosión y los sedimentos marítimos pero que, al mismo tiempo, lleva la volar la imaginación.

  • El anfiteatro: con una capacidad para 25 mil espectadores, es considerado uno de los anfiteatros más grandes del mundo. Allí, se presentaban obras teatrales, luchas de gladiadores y espectáculos que hoy consideraríamos “circenses”.
Éfeso
El anfiteatro de Éfeso es considerado uno de los anfiteatros más grandes del mundo.
  • La Biblioteca de Celso: el atractivo principal de la ciudadela de Éfeso es esta tumba/biblioteca, la cual llego a albergar hasta 12 mil manuscritos. Es un lugar distinto a lo que se puede llegar a ver en otros foros o ciudadelas antiguas donde la construcción fue pensada hasta para que la sala de lectura esté inundada de luz natural y pueda ser aprovechada la mayor cantidad de horas al día.
Éfeso
La Biblioteca de Celso es atractivo principal de la ciudadela de Éfeso.
  • Fuentes, columnas y puertas: en la época griega y romana, nada se hacia al azar. Cada sector de la ciudadela tenia un propósito y estaba dedicado a emperadores o dioses. Todo el recorrido por las ruinas de Éfeso implica adentrarse en calles y vías rodeadas de columnas, descubrir fuentes y encontrar puertas utilizadas en la época para venerar a distintas deidades.
  • Ruinas curiosas: caminando por la ciudadela antigua, los viajeros se topan con cientos de construcciones que hacen que la imaginación trabaje para saber de qué se trataba. Muchas de ellas fueron construidas durante el año 100 D.C (apogeo de Éfeso) y por esa razón es difícil de encontrarles un sentido. Sin embargo, a medida que se transita, es posible que se encuentren unos bloques de piedra con agujeros en el centro: letrinas publicas. Así como los sanitarios públicos de ciudades del mundo, Éfeso tenia los propios, unos para locales y otros para extranjeros.
Éfeso
Muchas de las construcciones fueron creadas durante el año 100 D.C (apogeo de Éfeso).

Dato viajero: las ruinas están abiertas durante todo el año, sin embargo, en verano, las temperaturas elevadas y la gran cantidad de turistas pueden hacer que no sea la mejor época para visitar esta zona de Turquía. Sin embargo, organizando el día desde temprano, se pueden evitar las horas de calor intenso y adelantarse a las visitas de los tours de excursiones.

Las afueras de Éfeso

Como si fuera poco, luego de las 3 horas de visita por las ruinas, es muy recomendable recorrer las afueras de Éfeso.

Justo en el centro de Selçuk, se encuentra el museo de Éfeso, donde se puede completar la visita a las ruinas con objetos y utensilios que fueron obtenidos de las excavaciones permitiéndole dar un giro real a la imaginación de quienes visitaron el sitio arqueológico.

Éfeso
En el centro de Selçuk, se encuentra el museo de Éfeso, donde se pueden observar utensilios obtenidos de las excavaciones.

Muy próximo a las ruinas, se puede ir a visitar un atractivo más: la última casa donde habitó la Virgen María, confirmado por el Vaticano e historiadores siguiendo escritos y descripciones antiguas. Hacia atrás de la casa corre un rio y todos los días se celebran misas.

Éfeso, la joya del mar Egeo y uno de los mejores sitios arqueológicos de Turquía, es casi una visita imprescindible en el recorrido por el país de las especias.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *