¡Presta atención a estos 12 consejos imperdibles para viajar a Estambul!

Viajar a Estambul
Foto: chengtzf
Redactora / Travel writer

¿Estás por viajar a Estambul por primera vez? Si la respuesta es afirmativa, ¡déjanos decirte que has hecho una gran elección! Esta hermosa ciudad de Turquía dispone de una infinidad de atractivos turísticos y su ambiente vibrante encandila a todos los viajeros con su esplendor.

Ahora bien, gracias a su ubicación geográfica, justo entre Europa y Asia, este destino posee una mezcla de culturas muy interesante y es importante tener en cuenta varias cosas. A continuación, te compartimos algunos consejos para viajar a Estambul que te ayudarán a no estar tan perdido al momento de iniciar el recorrido.

¿Qué es lo que debes saber antes de viajar a Estambul?

1. Evita viajar a Estambul en los meses de julio y agosto

No es ninguna novedad que los meses de verano son temporada alta en la mayoría de destinos. Esto significa que los precios aumentan considerablemente y que la cantidad de turistas es mayor. Cada año, Estambul recibe casi los mismos turistas que Nueva York, por lo que las largas colas para visitar los monumentos más importantes son frecuentes durante esta época. Y como cereza del postre, las temperaturas en julio y agosto superan los 30° Celsius, ¡estarás sofocado!

Así que si tienes la posibilidad de viajar a Estambul en cualquier otro mes del año, te recomendamos evitar el verano.

2. Busca una buena zona para alojarte

No importa el destino que elijas, siempre diremos que no hay nada mejor que tomarte el tiempo para informarte sobre los barrios más apropiados para alojarte. Esta recomendación aún se vuelve más fuerte si hablamos de viajar a Estambul, la ciudad más poblada del continente. Por eso, te conviene conocer bien cuáles son aquellos barrios que más se acomoden a tus necesidades, pues no es lo mismo viajar en pareja que con niños, buscar salir de fiesta o visitar museos, tener un presupuesto amplio o ajustado, etc.

Para saber más del tema, te invitamos a leer nuestra nota que profundiza sobre las mejores zonas para alojarse en Estambul

3. Tómate por lo menos tres días para recorrer la ciudad

Como dijimos anteriormente, existe una gran variedad de lugares interesantes para conocer y actividades que realizar, así que podrías pasarte semanas hasta descubrir todo lo que la ciudad ofrece. Pero si no dispones del tiempo suficiente, te sugerimos reservar al menos tres días enteros para visitar los puntos más importantes.   

4. Asegúrate de tener la documentación necesaria 

De todos los consejos para viajar a Estambul, puede que este sea el más obvio. Sin embargo, es importante cerciorarse de tener a mano la documentación que exigen las autoridades de Turquía. Para obtener más información al respecto, no dudes en visitar este enlace.

5. Lleva contigo un pañuelo

Hablemos un poco de qué meter en la maleta: todos sabemos que un buen calzado, ropa cómoda, protector solar y repelente de insectos siempre deben empacarse. Pero a la hora de viajar a Estambul, existe un básico más: el pañuelo. Si eres mujer o planeas hacer el paseo con una, es muy importante este accesorio para taparse el pelo antes de ingresar a los edificios religiosos

En algunos lugares como la Mezquita Azul te prestarán un pañuelo si no lo llevas, pero siempre te recomendaremos llevar uno propio, para así evitar pérdidas de tiempo o gastos innecesarios de dinero. 

6. Lleva tapones de oído

Si eres una persona con sueño ligero o que no puede dormir con ruidos, esta será una de las recomendaciones para viajar a Estambul que más valorarás. En la ciudad hay más de 3.000 mezquitas, y todas ellas llaman a la oración cinco veces al día mediante una serie de proclamaciones religiosas del islam que resuenan por los altavoces del minarete. La primera llamada se realiza entre las 4:00 y las 6:00 de la mañana, según la época del año. El canto se repite dos horas después, justo al amanecer. 

Sí, durante el día es una experiencia única, pero creemos que no te hará mucha gracia que despertarte en plena madrugada. Así que haznos caso y empaca tapones de oído, los necesitarás. 

7. Ten a mano el contacto de la policía turística

Si bien es muy probable que no te surja ningún problema, nunca está de más saber que Estambul tiene una unidad de policía dedicada a los turistas. ¡Excelente servicio! Allí podrás reportar cualquier tipo de inconveniente como, por ejemplo, la pérdida de pasaporte o algún otro tipo de documentación importante. 

Teléfono de la policía turística: 90-505-187-6614.

8. Consigue internet en Turquía en cuanto puedas

Otra cosa muy importante que debes saber antes de viajar a Estambul es que las compañías telefónicas cobran tarifas de roaming extremadamente altas. Como en todo destino, tener datos móviles es súper útil. De esta manera podrás utilizar Google Maps y evitarás perderte en la ciudad, además de tener la posibilidad de buscar toda la información necesaria sobre determinados sitios que te llamen la atención. 

Existen dos opciones accesibles que te permitirán estar conectado en todo momento:

  • eSIM: puedes conseguir una antes de viajar a Estambul y así asegurarte de tener internet móvil ni bien aterrices. Es la mejor opción para mantener tu número habitual. Puedes consultar tus dudas en este link.
  • SIM física: están disponibles en el aeropuerto y en diversos puntos de la ciudad. Son más económicas que la opción anterior, pero la desventaja es que deberás sacar tu chip habitual y perderás tu número de teléfono hasta que vuelvas a casa.

9. Presta atención a los horarios de apertura y cierre de los sitios que desees visitar

Como imaginarás, es posible visitar las mezquitas de la ciudad aunque no seas musulmán (¡recuerda llevar tu pañuelo!). Pero es muy importante tener en cuenta los horarios de oración, ya que durante esos lapsos de tiempo solo pueden ingresar los fieles. De hecho, cuando se acerca el momento, las autoridades de las mezquitas más turísticas lanzan un mensaje por megáfono solicitando a los visitantes que abandonen el lugar. Obviamente, si estás haciendo la fila deberás esperar un buen rato hasta poder ingresar.

El mediodía de los días viernes es el más largo, pues la oración dura aproximadamente dos horas. Así que te recomendamos evitar completamente ir cerca de ese momento del día. Si deseas saber cuáles son los horarios exactos de cada oración, te invitamos a entrar en esta página. ¡Te será de mucha utilidad!

10. Levántate temprano para visitar los monumentos

Este es otro de los consejos para viajar a Estambul que más agradecerás: si no quieres perder tanto tiempo haciendo colas, levántate temprano. Ten en cuenta que en todos los edificios (incluso en los bazares) hay que pasar por un detector de metales y pasar tus pertenencias por un escáner. Esta medida de seguridad hace más lento el acceso y nada se puede hacer. La única solución es llegar a primera hora de la mañana, ¡antes de que abran si es necesario! Sabemos que puede ser cansador, pero ahorrarás mucho tiempo.

En el caso de que no tengas muchos días a disposición para recorrer los principales atractivos de la ciudad, puedes visitar las mezquitas de noche. En ese momento no hay tanta gente como durante el día, así que estarás más tranquilo. 

11. Ve de un lugar a otro en transporte público

Sabemos que puede ser estresante confiar en el transporte público de un destino desconocido, pero créenos que en casi todos los casos es la mejor opción. Por supuesto, Estambul no es la excepción. ¡Ni se te ocurra tomar un taxi! El tráfico siempre es una absoluta locura y los únicos transportes que tienen un recorrido delimitado son los autobuses. Además, hay muchas líneas y su frecuencia es bastante buena. Recuerda: ¡ante la duda, el GPS ayuda!

Al tratarse de un medio de transporte estatal, los costos de cada viaje son bastante accesibles. Pero si aún deseas ahorrar más dinero, lo mejor que puedes hacer es comprar una IstanbulKart. Se trata de la tarjeta de transporte de la ciudad y puedes recargar con saldo para los viajes que necesites. Además, al tratarse de un dispositivo utilizado por los habitantes, es muy fácil de conseguir. Tan solo tienes que acercarte a una estación de metro, de autobús o a algún muelle y solicitarla. Allí mismo podrás recargar las veces que consideres necesarias.

12. Pierde la vergüenza, ¡regatea!

Viajar a Estambul es sinónimo de regateo. Y es que la diferencia en los precios suele ser muy grande no solo según la zona de la ciudad en la que estés, sino también por ti mismo. ¡Sí, lo que lees! Los turcos son hábiles cazadores de turistas y siempre suelen querer vender sus productos a un valor muchísimo más alto que a sus hermanos de nación. Así que si encuentras algo que te gusta es importantísimo que pierdas la vergüenza y te animes a regatear, sobre todo si te encuentras en un bazar. 

Por lo general, los visitantes suelen tener una rebaja del 40-50% del precio inicial que proponen los vendedores. ¡No te conformes con la primera oferta! Aunque por tu cultura te parezca una falta de respeto, los turcos están acostumbrados a este tipo de interacciones y no tienen ningún problema en llegar a un acuerdo. 

Si deseas saber más sobre aquellos centros comerciales de la ciudad más interesantes para visitar y practicar tu regateo, te recomendamos esta nota que profundiza sobre qué y dónde comprar en Estambul.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar