Todo lo que tienes que saber sobre la Catedral de la Almudena para tu próxima vez en Madrid

Todo lo que tienes que saber sobre la Catedral de la Almudena para tu próxima vez en Madrid
Foto: Matt Dany
Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

La Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María la Real de la Almudena, mejor conocida como la Catedral de la Almudena es uno de los espacios de culto católico más importantes de Madrid. Además de eso, es uno de los puntos turísticos más importantes de la capital de España por su importancia arquitectónica y por las cripta que allí se alojan, que sin lugar a dudas vale la pena visitar.

La ciudad de Madrid es una metrópoli con una cantidad de cosas para hacer que parecen ilimitadas. Podemos encontrar desde museos que son visitados por turistas de diferentes partes del mundo, uno de los palacios más grandes del mundo, monumentos que hemos visto más de una vez en series o películas, parques urbanos y más. Entre todas esas cosas que tiene para ofrecer esta gran ciudad se encuentra la imponente Catedral de la Almudena.

Catedral De La Almudena Con Gente
La Catedral de la Almudena, uno de los templos más importantes de Madrid – Imagen vía Wikimedia

Es posible pensar que un edificio católico, que de hecho es el templo más importante de toda la capital, solo resulte interesante en términos religiosos, pero la realidad es que la Catedral de la Almudena trasciende la fe o creencias individuales. En términos arquitectónicos es un lugar completamente imponente, relativamente nuevo y con espacios que nos permiten conocer otra cara de Madrid, como son la cripta, el museo e incluso la cúpula, desde donde se puede observar la ciudad de una forma distinta.

Historia de la Catedral de la Almudena

La Catedral de la Almudena, o Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María la Real de la Almudena para quienes prefieran su nombre más forma, tomó más tiempo en construirse del que lleva terminada. De hecho, en comparación con otros templos de su importancia se puede considerar como una iglesia relativamente joven, aunque primero vayamos por partes.

El nombre de la Catedral de la Almudena deriva de la palabra árabe «al-mudayna» y quiere decir «ciudadela» y su construcción comenzó a gestarse en el año 1868, más específicamente el 22 de Diciembre de ese mismo año. Esto fue cuando la Congregación de Esclavos de la Virgen de la Almudena solicitaron al arzobispo de Toledo que les otorgara el permiso para construir una nueva iglesia, teniendo en cuenta que la anterior había sido derribada durante la revolución en ese mismo año.

Luego, la congregación también se dirigió a la Casa Real para poder llevar adelante la construcción y los reyes se comprometieron a otorgarles una parte de los terrenos que se encontraban justo enfrente del Palacio Real y allí es donde hoy en día se ubica el nuevo templo. Fue en el año 1879 cuando los terrenos fueron cedidos y en 1883 el rey Alfonso XII colocó la primera piedra.

El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Francisco de Cubas y Montes, el cual debió modificar luego de 1885 cuando lo que en principio iba a ser solo un templo pasó a ser Catedral. El nuevo diseño representaba una iglesia de estilo neogótico florido francés, con capillas laterales comunicadas entre sí, y de grandes dimensiones. De hecho, hoy en día se puede observar el plano de la misma, tal y cómo fue pensada, en el Museo Catedral.

Qué Hacer En Madrid - Catedral De La Almudena
La Catedral de la Almudena, Madrid – Foto de José Francisco García Cuenca en Unsplash

La catedral iba avanzando de a poco, en el año 1911 se finalizó la cripta pero de allí en adelante todo el proceso comenzó a ir muy lento. Luego del fallecimiento de de Cubas, incluso antes de que se finalizara la cripta, tres arquitectos distintos sucedieron el proyecto y, por supuesto, el mismo estuvo detenido entre 1936 y 1939. Luego, en 1944 se realizó un concurso para elegir a los arquitectos que se harían cargo de finalizar la Catedral de la Almudena.

Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro de la Puerta resultaron ganadores, fueron los arquitectos a cargo de la catedral de Madrid y los responsables de hacer las modificaciones necesarias hasta llegar a lo que conocemos hoy en día. Una de las decisiones clave fue bajarle la altura, para que quede en armonía con el Palacio Real. Entre los años 1984 y 1993 se trabajó intensamente, finalizando la pavimentación de la Iglesia, creando el altar de la Virgen de la Almudena, se modificaron algunas capillas, se incorporó la calefacción y se puso la luz adecuada, entre otras.

Finalmente, el 15 de Junio de 1993 la Catedral de la Almudena fue consagrada por el Papa Juan Pablo II, 110 años después de haber iniciado su construcción. A pesar de eso, incluso años más tarde se continuaron haciendo pequeños trabajos.

Qué visitar en la Catedral de la Almudena

Cuando visitamos la Catedral de la Almudena, además de recorrer el templo en sí hay diferentes sitios que se pueden recorrer para conocer más en profundidad la historia de este edificio, los diferentes espacios y también para apreciar desde un punto de vista diferente todo lo que es la ciudad de Madrid. Estos son la cripta, el museo y la cúpula, y a continuación te presentamos cada uno de estos espacios.

La Cripta

La Cripta de la Catedral de la Almudena es uno de los espacios más interesantes de la ciudad de Madrid e increíblemente también es uno de los menos frecuentados por turistas. Es uno de esos secretos que esconde la capital española y solo quienes lo conocen se acercan a disfrutarlo. Se encuentra ubicada justo bajo el templo y tiene la misma dimensión que la planta superior (por supuesto que con una altura diferente).

Se puede visitar libremente, al igual que la iglesia en sí, y cuenta con su propia parroquia, llamada parroquia de Santa María Real de la Almudena. Destaca por su estilo neorrománico y las 400 columnas que la conforman, cada una de ellas con capiteles que hacen referencia a diferentes figuras bíblicas y elementos de la naturaleza. Se cree que la Cripta de la Catedral de la Almudena es una de las más grandes de toda España.

Cripta de la Catedral de la Almudena

En la cripta se encuentra un altar con la imagen de la Virgen de la Almudena, la patrona de Madrid, y es una réplica exacta de la que se encuentra en la parte de arriba, en la Catedral. También es posible encontrar la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y San Isidro Labrador. Además, entre las obras más importantes que se encuentran allí está la pintura de la Virgen de la Flor de Lis, que fue hallada en la iglesia de Santa María de la Almudena, derribada durante la revolución de 1868.

Museo de la Catedral

El museo es el espacio en el cual se puede conocer de una forma única y de primera mano toda la historia de la Catedral de la Almudena y también de la Virgen de la Almudena. Esta institución tiene como fin la conservación, investigación así como también la exhibición de los bienes que forman parte de la Catedral.

Entre los elementos que forman parte de la colección del museo de la Catedral de la Almudena encontramos aquellos que cuenta la historia de esta iglesia de Madrid y otros que pretenden explicar la fe católica en términos generales. La institución, por su parte, brinda la posibilidad de hacer un recorrido guiado para que quienes lo visitan puedan disfrutar al máximo de esta experiencia.

Cabe tener en cuenta que el Museo de la Catedral de la Almudena además de contar con su colección permanente, también presenta diferentes exposiciones temporales que van variando.

La Cúpula

La cúpula de la Catedral de la Almudena es un espacio al cual se puede acceder desde el museo, y se trata de un espacio que permite admirar la ciudad desde una posición única. La misma cuenta con uno de los mejores miradores de la capital de España, ofreciendo una visión de unos 360 grados.

En la parte más alta de la Catedral se pueden encontrar tres puntos diferentes en las gradas que pretenden hacer que la observación de la ciudad sea mucho más fácil. Entre algunos de los espacios que se pueden divisar desde este espacio se encuentran la basílica de San Francisco el Grande, el Palacio de Vistalegre, y un mar de tejados, así como también la Gran Vía y la Casa de Campo.

Cúpula De La Catedral De La Almudena
Cúpula de la Catedral de la Almudena desde afuera – Foto de Hernan Gonzalez en Unsplash

Vale tener en cuenta, principalmente para las personas que no sean tan amigas de las alturas pero quieran disfrutar de una linda vista que a mitad de la subida se encuentra un balcón que ofrece una vista espectacular de la plaza de la armería del Palacio Real.

Datos curiosos de la Catedral de la Almudena

La Catedral de la Almudena es uno de los templos religiosos más importantes de la ciudad de Madrid y, como tal, si hay algo que no faltan son curiosidades al respecto. A continuación te contamos algunos de esos datos de color.

  • Es la primera que ha sido consagrada por un Papa fuera de Roma;
  • Su construcción duró 110 años;
  • La cripta tiene capacidad para enterrar a unas mil personas y hoy en día aún cuenta con espacios libres;
  • Desde el año 2000 se encuentran allí los restos de la reina María de las Mercedes de Orleans, devota de la Patrona de Madrid;
  • Es la única catedral de toda España que fue consagrada por un papa;
  • La cúpula se encuentra a más de 70 metros de altura;
  • A diferencia de muchas edificaciones cristianas que están orientadas de este a oeste, la Catedral de la Almudena tiene una orientación de norte a sur para que no desentonara con el Palacio Real;
  • La catedral cuenta con una longitud de 103 metros, una anchura de 12,5 metros, una altura de 73 metros y tiene dos torres de 60 metros cada una;
  • En total, la superficie del templo es de 4.800 metros cuadrados.

Visitar la Catedral de la Almudena

La catedral de la Almudena se puede visitar todos los días de la semana y el ingreso es gratuito, aunque se solicita una donación de un euro por persona que es destinado al mantenimiento del edificio. Los horarios van cambiando dependiendo la época del año pero son los siguientes:

  • de Septiembre a Junio se encuentra abierta de lunes de domingo de 10 a 20 horas;
  • en los meses de Julio y Agosto el templo abre sus puertas de lunes a domingo de 10 a 21 horas.

Cabe tener en cuenta que todas las personas que visiten la Catedral de Santa María la Real de la Almudena tendrán la posibilidad de comprar una audioguía, la misma se habilita con un código que se obtiene en la Tienda de recuerdos.

El museo, por su parte, se encuentra abierto al público de lunes a sábado, excepto feriados y días de culto que se desarrollan especialmente en la Catedral, y el horario en el que se puede visitar es de 10 a 14:30. Quienes quieran realizar la visita guiada tendrán que comunicarse previamente con la institución, con la información de contacto disponible en su sitio web, y quienes quieran hacer el recorrido sin guía podrán acercarse directamente y sacar su entrada en la taquilla. El ingreso a la cúpula cuenta con el mismo horario que el del museo, y la tarifa del primero incluye la entrada para la segunda.

A los espacios que son de entrada paga, los menores de 9 años, religiosos y miembros del Consejo Internacional de Museos entran de forma gratuita.

Cómo llegar

La Catedral de la Almudena está ubicada en la calle Bailén N°10, en Madrid y se puede llegar allí por diferentes medios. Una de las opciones es en metro, mediante la Estación Ópera, teniendo en cuenta la confluencia de las líneas 1, 5 y el ramal Ópera-Príncipe Pio. Por otra parte, quienes prefieran manejarse en tren podrán bajar en la Estación Sol, donde cruzan las líneas C3, C3a y C4.

Por otra parte, las personas que decidan llegar a la catedral en autobús podrán hacerlo tomando las líneas 3 y 148, teniendo la parada más cerca donde cruzan las calles Bailén y Mayor; y en caso que anden en vehículos particulares, en la Plaza de Oriente y en la Plaza Mayor podrán conseguir estacionamiento para dejarlos.

Ahora sí, lo único que resta es acercarte a la Catedral de la Almudena y explorarla en primera persona y recuerda, de acuerdo a la popular creencia, cada vez que entras a un templo nuevo tienes que pedir un deseo, y luego nos cuentas si se te cumple.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.