Reproducir vídeo

Descubre la selva amazónica peruana: Guía completa para recorrer este increíble lugar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La selva amazónica peruana es un lugar salvaje y, allí, el tiempo parece transcurrir de manera diferente. Si tienes pensado viajar a este sitio, te aseguro que vivirás experiencias extrañas e inspiradoras! 

Moverse por la selva amazónica peruana puede ser complicado a veces si no sabes qué esperar, es por esto que he realizado una guía con todos los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de conocer este sitio. 

¿Qué saber antes de viajar a la selva amazónica peruana?

En esta sección, trataré de darte consejos útiles para tener en cuenta antes de emprender el viaje. Algunos parecen un poco obvios, pero te aseguro que es necesario planificar todo. 

La mejor opción para explorar la Selva es en barco

No hay mejor forma de explorar el río Amazonas que estar en él, contemplando la densa selva tropical. Verás delfines de río, si tienes suerte, y pasarás por algunos pueblos flotantes increíbles.

Es por esto que antes de viajar, debes pensar cual es la mejor opción de transporte marítimos para ti. Puedes elegir entre lanchas rápidas o buques de carga. 

Las lanchas rápidas 

Esta no es la forma más pintoresca de ver el río, porque irás a toda velocidad, pero te permite viajar rápidamente por la selva amazónica peruana. Si bien el bote pasa volando, aún tendrás la oportunidad de ver la vida salvaje de un vistazo y descubrir algunas de las aldeas más remotas.

Los buques de carga

En este transporte te moverás un poco más lento pero la experiencia es increíble. Estarás atrapado en un buque de carga que está entregando suministros en todo el río Amazonas, por lo que el objetivo principal del viaje son los suministros. En él, los pasajeros pasan a segundo plano.

Es la mejor manera de ver el río, mientras lentamente te arrastras a través de él. Una ruta popular es desde Yurimaguas, que es una ciudad portuaria popular, hasta Iquitos, que tomará aproximadamente tres días.

Siempre haz las caminatas con un guía 

Si estás en el medio de la selva, una decisión sensata es aprovechar a los expertos, quienes además de mostrarte todo lo que hay para explorar, te cuidarán y evitarán que te pierdas. ¡No seas imprudente, es peligroso salir por tu cuenta a explorar la jungla! 

Otra decisión que debes tomar para entonces es qué tipo de caminata quieres realizar. La diferencia radica en la duración de los circuitos: las hay de varios días o de uno solo. 

Caminatas en la selva amazónica peruana
Caminatas en la selva amazónica peruana

En las caminatas de varios días, realmente exploras la selva amazónica peruana. Los guías expertos lo llevarán a través de selvas vírgenes con machetes, pero esto no es para los débiles de corazón. El calor del Amazonas es agotador y te cansará. 

En cambio, las caminatas de un día son las más recomendadas ya que son menos agotadoras y volverás a tu alojamiento poco después de que termine el paseo. Puedes hacer excursiones de un día para ver cocodrilos, manatíes, serpientes y monos, y también hay una gran cantidad de observación de aves

Evita estafas a la hora de contratar tus tours 

La mejor manera de evitar a los guías turísticos aficionados es dirigirse a compañías de turismo acreditadas; estarán ubicados en la Plaza de Armas en Iquitos, y se pueden encontrar e investigar en línea. Presta atención a las reseñas de cada tour y mira por cuánto tiempo han estado haciendo tours. Si bien las empresas con mayor reputación serán un poco más caras, vale la pena para aprovechar al máximo el Amazonas. Trata de evitar a las personas que se acercan a usted en las calles que dicen ser guías.

¿Cómo es el clima en la selva amazónica peruana? 

Durante el día ¡la jungla está caliente! Esto significa que debes empacar ropa ligera que respire bien. La transpiración es un gran problema porque de lo contrario realmente te sientes sofocado por tu ropa. Prepara muchas camisetas también, porque debido a la humedad constante transpirarás más de lo que crees. 

Por la noche, especialmente durante las tormentas, el tiempo se puede poner frío. Una buena idea es empacar una chaqueta ligera, preferiblemente impermeable ¡No lleves abrigos pesados! No los vas a usar y solo te harán tener peso en la mochila. 

Otro dato importante, y que seguro ya te debes imaginar, es que en la selva amazónica peruana hay muchos, pero muchos mosquitos, así que compra un repelente grande y no te lo olvides. 

¿Cómo llegar a la selva amazónica peruana? 

Te cuento que se puede visitar la selva amazónica peruana desde distintos puntos de partida; hay varias ciudades desde las que puedes tomar algún tipo de transporte (ya te conté que lo mejor es en barco) para adentrarte un poco más en la selva.

selva amazónica peruana
selva amazónica peruana

Los mejores puntos de partida para visitar la selva amazónica peruana son las ciudades de Iquitos y Puerto Maldonado.

Iquitos, el mejor punto de partida 

Iquitos es la ciudad más grande del mundo que no está conectada por carretera. La única forma de llegar a esta extensa ciudad es en avión o en un viaje en barco por el río, que dura unos tres o cuatro días. 

Te aconsejo escoger Iquitos como punto de partida para tu viaje porque conocer la propia ciudad merece la pena. La ciudad está repleta de casas de colores vivos mezcladas con fachadas de azulejos que recuerdan viejos tiempos de gloria cuando atraía a las grandes fortunas europeas dedicadas a hacer negocios relacionados con los recursos de la selva. 

Iquitos | Selva amazónica peruana
Iquitos | Selva amazónica peruana

La forma más rápida de llegar es en avión, pero también será la más costosa. Debido a su ubicación remota, los vuelos en avión a Iquitos tienden a ser caros. Con mucho, la forma más barata y aventurera de llegar a Iquitos es tomar un bote por el río Amazonas: el viaje durará unos cuatro días.

Puerto Maldonado 

A Puerto Maldonado su mayor accesibilidad la convierte en una atracción turística en sí misma y aunque eso que hace que resulte bastante más económico conocer esta parte del Amazonas peruano, si buscas una experiencia auténtica (y respetuosa con el medio ambiente), quizás no es el lugar. Aquí encontrarás muchos animales salvajes “amaestrados” y “tribus” de la selva que se disfrazan para que el turista pose con ellos. Los lodges suelen ser bastante más baratos que los de la zona de Iquitos pero también mucho más turísticos y cercanos a la ciudad.

¿Dónde alojarse en Iquitos? 

Más allá de que Puerto Maldonado es una buena opción para arrancar tu viaje por la selva amazónica peruana, sin dudas la mejor es Iquitos y es por eso que te voy a dejar los mejores alojamientos en esta ciudad dependiendo del tipo de presupuesto y el tipo de alojamiento que prefieras.

Hoteles en el centro 

Esta es la mejor opción si piensas movilizarte por la ciudad ya que tendrás facilidades para conseguir una mototaxi de forma casi instantánea, además de que cerca de la Plaza de Armas pasan buses que te pueden llevar a cualquier lugar de interés dentro de la ciudad de Iquitos siempre y cuando sepas qué ruta tomar.

Otra de las ventajas de alojarse en el centro de Iquitos es que tendrás diversos lugares en los que podrás comer y beber, todo a pocas cuadras o incluso metros de distancia.

Samiria Jungle Hotel: Este alojamiento, además de tener una piscina al aire libre cuenta con vista al río Itaya lo que te da la posibilidad de ver uno de los mejores atardeceres de la ciudad de Iquitos. Aunque no esté en la selva como su nombre lo sugiere, ofrece todo tipo de comodidades para que no tengas que salir del hotel.

La ubicación es ideal, los precios comienzan en los USD 65 y se puede reservar en su sitio web.        

Hotel El Dorado: Resulta más económico que otros hoteles céntricos, cuenta con piscina y su principal ventaja es la ubicación privilegiada ya que en sus alrededores hay una discoteca, casino, bodegas y restaurantes.

Los precios rondan los USD 50 y las reservas se pueden hacer aquí.

Lodges en la selva 

Se tratan de ecolodge en la selva, este tipo de alojamiento es ideal si quieres dormir en el medio de la selva.

Poder contactar con ellos directamente es algo difícil, la mejor manera es a través de una agencia de viajes. El lado bueno es que dentro del precio están incluido los traslados, alojamiento, comidas y actividades, así que no termina resultando tan caro después de todo.

Un buen ejemplo es el Muyuna Lodge: Se encuentra a 140 kilómetros río arriba desde Iquitos (unas tres horas en lancha rápida), en plena selva amazónica.

Mayina Llodge | Selva amazónica peruana
Mayina Llodge | Selva amazónica peruana

Es un alojamiento cómodo, donde tanto los trabajadores del complejo como los guías que te acompañarán por la selva son locales y que apuestan por el turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. El precio de las reservas varía depende el momento del año y la oferta, por lo que debes contactarte directamente con el alojamiento en sus sitio web.

¿Qué hacer en la selva amazónica peruana?

No importa lo que decidas hacer en la selva amazónica peruana, realmente será una experiencia única. La cultura y las tradiciones a las que estarás expuesto te abrirán los ojos, y el volumen de vida salvaje espectacular que verás te dejará el carrete de fotos lleno. Entre las opciones para hacer en la selva amazónica peruana estas son las mejores: 

Da un paseo en barco

Paseo en barco | Selva amazónica peruana
Paseo en barco | Selva amazónica peruana

Dar un paseo a lo largo del río Amazonas es imprescindible, porque es posible que nunca vuelvas a tener esta oportunidad. La vista desde el agua es hermosa: contemplarán los colores de la selva tropical, verás los pequeños pueblos y, si tienes suerte, delfines. Para viajar a lo largo del río, tienes muchas opciones. Hay barcos de lujo con ventanas de cristal y elegantes comedores; grandes buques de carga; lanchas rápidas; y pequeñas canoas motorizadas. 

Haz una caminata

No me voy a extender en esta actividad, pues ya te he comentado un poco más arriba pero si deseas aprovechar al máximo la aventura de tu viaje y tener la oportunidad de ver la verdadera vida silvestre amazónica, la única solución es una caminata en la selva. Puedes hacer caminatas de varios días con guías, y también hay caminatas nocturnas, en las que puedes ver todas las arañas e insectos por los que la selva es famosa.

Nada en el Amazonas

La selva amazónica peruana es calurosa, muuuy calurosa por eso, no hay nada mejor que saltar al río para un chapuzón  rápido. Si bien puedes haber escuchado que es peligroso nadar en el Amazonas, no lo es si lo realizas con un guía experto, ellos conocen los lugares para zambullirse en el río.

Prueba la ayahuasca

El turismo de ayahuasca es una de las razones por las cuales la gente ha acudido en masa a ciudades selváticas como Iquitos. Esta preparación alucinógena se hace hirviendo una vid y una hoja juntas durante horas hasta que el líquido se vuelva más espeso. Hay muchos retiros que han surgido en la jungla que ofrecen alojamiento, una experiencia de ayahuasca y un chamán para realizar las ceremonias. Si esto es para vos, mejor investiga un poco para asegurarte que sea todo legal. Un retiro popular en la selva con un chamán de buena reputación es La Luna del Amazonas.

Contempla las casas flotantes de Belén

Los barrios bajos de la ciudad de Iquitos merecen una visita. Durante la estación seca, encontrarás barro y basura por todas partes y casas sobre pilotes. Allí hay un mercado asombroso que cuando no llueve opera a nivel del río pero cuando comienza a diluviar se traslada a las casas flotantes.  En la temporada de lluvias, los barcos se alinean en las calles, subiendo y bajando, llevando a la gente del mercado a sus casas a lo largo del río.

Prueba alguna fruta única

Perú alberga 30 de los 32 climas diferentes del mundo, lo que significa que hay una gran cantidad de alimentos nativos muy extraños. Desde frutas puntiagudas hasta frutas que parecen huevos de dragón, la selva amazónica peruana seguramente tendrá algo que nunca has visto antes y que probablemente no esperabas que fuera comestible ¡Ten cuidado y solo come lo que te dicen los habitantes del lugar! 

Pasa el rato con monos

Obviamente, la selva amazónica peruana está repleta de vida salvaje, y especialmente de monos. Puedes realizar visitas guiadas desde todas las ciudades, y la mayoría ofrece retiros para pasar el rato con algunos monos. Tené cuidado con tus pertenencias, se sabe que los monos roban los anteojos, sombreros y cámaras de las personas.

Observa a las aves 

Este  es el hogar de innumerables aves. Definitivamente deberás ir con un guía, que podrá mostrarte los mejores lugares para encontrar la increíble variedad de vida silvestre aviar por la que la región es famosa.

¿Conviene recorrer la selva amazónica peruana a bordo de un crucero? 

Desde Iquitos, puedes abordar un crucero de varios días para recorrer la selva amazónica peruana. Esta manera de viajar, como siempre, tiene pros y contra. 

Los contras, a mi entender, son que te limitará mucho el tipo de recorridos y aventuras que quieras realizar ya que están todas programadas en el itinerario, y además, el plan del viaje está asociado mucho más al turismo tradicional. 

Esto, a la vez, se puede ver como una ventaja ya que te olvidas de la planificación, viajas mucho más seguro y tienes más tiempo para disfrutar sin pensar tanto en los detalles. 

Hay varias opciones que surcan la selva amazónica peruana, desde lujosos barcos de cinco estrellas hasta ofertas más rentables. 

Entre los más caros se encuentra el Aria Amazon, obra del reconocido arquitecto peruano Jordi Puig. Esta increíble embarcación es posiblemente la más lujosa del río. Pero, por encima de todo, el Aria Amazon es conocido por su servicio. Destaca el menú gourmet rotativo diseñado por el famoso chef peruano Pedro Miguel Schiaffino, que se acompaña del mejor vino chileno y argentino, seleccionado personalmente por el sumiller a bordo. Tiene capacidad para 32 personas, el recorrido dura 4 días y el valor comienza en los USD 4.000

Crucero Aria Amazon | Selva amazónica peruana
Crucero Aria Amazon | Selva amazónica peruana

Por supuesto hay embarcaciones más económicas como por ejemplo el Perla. Gracias a su casco más pequeño, esta pequeña embarcación puede ingresar a áreas más estrechas y remotas que los barcos más grandes deben evitar. Debido a su motor puede llevarte  a varias lagunas poco profundas y bosques inundados para una experiencia inigualable para observar la vida silvestre.

Los camarotes y el barco en sí son mucho más modestas pero los precios rondan los USD 1.500

¡Esta fue la guía súper completa para conocer la selva amazónica peruana de la mejor manera, espero te sirva y planees un viaje a este increíble sitio pronto! 

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO