Conoce Sommerro, una antigua central eléctrica de Noruega que fue convertida en un increíble hotel de lujo

Junior Suite © Francisco Nogueira
Editora / Travel Content Editor

Sommerro es la antigua central eléctrica de Noruega que ha sido transformada en hotel de lujo. Se trata de un nuevo hotspot de lujo en Oslo: es un centro social para experiencias culturales y culinarias personalizadas que celebran la cultura nórdica.

Uno de los edificios más emblemáticos de la capital noruega, Sommerro fue la antigua sede de Oslo Lysverker –la compañía eléctrica original de la ciudad– y su recuperación constituye un homenaje al patrimonio cultural noruego. Dotado de impresionantes vistas panorámicas de la capital noruega, este hotel art decó cuenta con sus 231 habitaciones, 56 residencias de marca, siete restaurantes, tres bares, espacios para reuniones y eventos con capacidad para 150 personas, un teatro con 100 asientos, gimnasio, espacio wellness y la primera piscina, sauna y terraza en la azotea de la ciudad abiertas todo el año.

Conoce Sommerro, Una Antigua Central Eléctrica De Noruega Que Fue Convertida En Un Increíble Hotel De Lujo

Preferred Hotels & Resorts, el grupo de hoteles independientes de lujo más grande del mundo, anuncia la inauguración de Sommerro, instalación que pasa a ser su miembro más nuevo en Oslo. Así, Sommerro rinde homenaje a una fusión de estética neoclásica contemporánea con elementos originales que han sido meticulosamente restaurados y desarrollados por el estudio local LPO Architects en colaboración con el estudio GrecoDeco, con sede en Nueva York y Londres. 

Image Sommerro Junior Suite %C2%A9 Francisco Nogueira 1

Entre los detalles art decó más destacados se encuentran el suelo de parqué de roble, los muebles a medida tapizados con motivos noruegos de los años 30 y los elegantes cuartos de baño con azulejos personalizados. 

Image Sommerro To Sostre %C2%A9 Francisco Nogueira

Curado por el director del museo y crítico de arte de renombre internacional, Sune Nordgren, el hotel está adornado con una extensa colección de arte de artistas locales emergentes. Además, el hotel está sembrado de obras de arte originales del célebre artista noruego Per Krohg, con piezas únicas que incluyen un fresco gigante en la pared y un mural en el techo que hace un guiño a la herencia.

Preparado para convertirse en uno de los destinos culinarios más codiciados de Oslo, Sommerro cuenta con siete restaurantes, incluyendo el único restaurante en la azotea de la ciudad, entre los que destacan favoritos de la zona como Barramon, un bar de tapas y vinos españoles, y Plah, uno de los restaurantes más populares de la ciudad que ofrece una cocina muy refinada a cargo del «mejor chef tailandés» de Noruega, Terje Ommundsen. 

Ekspedisjonshallen –un restaurante abierto todo el día en el antiguo vestíbulo donde los ciudadanos pagaban sus facturas de electricidad– cobra con actuaciones musicales regulares y un animado bar de cócteles en un original piso hundido que sirve bebidas inspiradas en los años veinte.

Como el proyecto de conservación más grande jamás realizado en Noruega, Sommerro mantiene el compromiso con la ecosostenibilidad, centrándose en elementos sostenibles tradicionales que dan prioridad al medioambiente y al mismo tiempo enfatizando la salud mental y el avance profesional internamente junto con el apoyo de las empresas locales y la comunidad local.

Image Sommerro Ekspedisjonshallen %C2%A9 Francisco Nogueira
Image Sommerro Exterior 2 %C2%A9 Francisco Nogueira

Este interés humanista adquiere una forma holística a través de los «Estándares de Sommerro» del hotel, nueve puntos de referencia que guían todas las operaciones, asociaciones y filosofías hoteleras del día a día.

El hotel se ha comprometido a utilizar materiales ecológicos de calidad para productos y servicios; el abastecimiento de pescados y mariscos sostenibles y productos locales; invertir en relaciones duraderas con algunas de las empresas y creadores más importantes y ecológicos de Noruega, como el emprendimiento social Sisters in Business, que emplea a mujeres inmigrantes que crean textiles y reparan artículos rotos; la marca de calzado sustentable New Movements para brindar zapatos a todo su personal como parte del uniforme; y Røros Tweed, que elaboran productos de lana de alta calidad basados en una tradición artesanal local centenaria.

De esta manera, Sommerro funciona con energía 100 por ciento renovable; proporciona bicicletas para alquilar a los huéspedes; ofrece estacionamiento EV con carga gratuita, alienta a los proveedores a utilizar transporte de cero emisiones; y prohíbe todas las botellas de agua de plástico dentro del hotel.

 

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre