Reproducir vídeo

Tokaj, una tierra mágica donde el vino cuenta la historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

La región vinícola de Tokaj alberga algunas de las variedades de vino más añoradas de Hungría. La región se extiende sobre un paisaje romántico que pareciera ser un laberinto de viñedos, laderas y bodegas, enclavado en las faldas de la Sierra de Zemplén. Su historia vitivinícola se remonta a más de mil años. La variedad más famosa, Aszú, fue descrita por Luis XV de Francia como “Vinum Regum, Rex Vinorum”, el vino de reyes, rey de los vinos.


Está el vino histórico y luego está Tokaj. Fabricado durante más de mil años, el Tokaj húngaro se sirvió en Versalles y se convirtió en el favorito de Luis XV, rey de Francia.

¿Cuál es la razón de su éxito a largo plazo como una de las bebidas más queridas del mundo?

Esta región tiene un microclima único que permite que el vino desarrolle un sabor distintivo.

De hecho, el primer sistema de clasificación de viñedos del mundo se estableció aquí en 1730 por decreto real, seguido de la designación de Tokaj en 1757 como la primera denominación del mundo.A lo largo de los siglos, diferentes grupos étnicos se asentaron en la zona, trayendo influencias de lugares como Suabia, Polonia, Rumania y Armenia. Fueron atraídos en parte por el entorno único que se prestaba a la producción de vino. A la sombra de un volcán extinto, el monte Tokaj, los productores realizaron sus sótanos en losas de roca volcánica hace unos 500 años. La piedra crea el marco ideal para la crianza de esta variedad de vino.

Tokaj

La región está formada por unos 30 pueblos y ciudades, cada uno con sus propias bodegas. En los meses más cálidos, las uvas cuelgan de las vides que se extienden por las laderas. Al detenerse en las bodegas locales, se puede degustar los diferentes estilos secos y dulces y aprender sobre su producción. Dentro de las frescas bodegas de roca volcánica, los barriles de madera exudan el sentido de la historia que hace de Tokaj un destino de visita obligada. Hay muchos castillos medievales, palacios, senderos naturales y restaurantes gourmet para explorar en toda la región.

Tokaj

Oro líquido

La región vinícola de Tokaj, una de las más antiguas de Europa, es un mix de historia, una amplia gama de estilos arquitectónicos, un laberinto de bodegas y un impresionante flujo de viñedos, granjas, pueblos y vías fluviales. Consta de 27 pueblos, el área es un corredor cultural situado en el noreste de Hungría, donde generaciones y una mezcla de etnias y religiones han contribuido a un rico patrimonio.

Tokaj

La región vinícola de Tokaj es legendaria porque aquí se elabora uno de los mejores vinos dulces naturales del mundo, Tokaji Aszú. Pero los viajeros también hacen peregrinaciones a la región en busca de las populares variedades de uva Furmint y Hárslevelű. La posición geológica, las condiciones climáticas y la biodiversidad únicas favorecen la producción de variedades complejas, naturales y armoniosas de clase mundial. Y los bosques de robles circundantes proporcionan un material maravilloso para que los toneleros de la región fabriquen barricas para envejecer este oro líquido.

Descubrir un mundo oculto

La región es más famosa por sus 3.000 bodegas. Algunas de las estructuras se utilizan para la elaboración del vino, otras para el envejecimiento del vino, mientras que otras se utilizan como centros sociales en las pequeñas ciudades y pueblos. Pueden estar en el centro de la ciudad debajo de una casa antigua, o en las afueras de la ciudad cerca de los viñedos. El encantador pueblo suabo de Hercegkút, por ejemplo, tiene un sistema de bodegas situado en cuatro niveles diferentes y tiene más de tres kilómetros de largo.

La región vinícola de Tokaj fue reconocida por la UNESCO por su importancia para el patrimonio cultural común de la humanidad. Fue catalogado como paisaje cultural protegido por el Comité del Patrimonio Mundial en 2002. Un recorrido por las bodegas garantiza a los huéspedes la oportunidad de visitar las bodegas y descubrir tradiciones ocultas mientras saborean el espíritu de la larga historia de la región. Cuanto más pruebe, más aprenderá sobre este excepcional patrimonio cultural.

Tokaj

Una bodega única en el mundo

Los suevos, que se establecieron aquí en el siglo XVIII desde la Selva Negra en Alemania, tuvieron un papel importante en la evolución de la viticultura en Hercegkút. El vino elaborado aquí fue madurado y almacenado en barriles en las cuevas de Gomboshegy y Kőporos, que fueron talladas en toba riolita en las afueras del pueblo.

La bodega 92 de Gomboshegy y la bodega 87 de Kőporos forman parte del sitio del Patrimonio Mundial y son obras maestras de la arquitectura popular. Las bodegas de la ladera, con sus entradas triangulares distintivas, se pueden ver desde la ciudad y sus alrededores, y recuerdan a los agujeros de los hobbit.

Tokaj

El cerro Kálvária se eleva sobre la hilera de bodegas de Gomboshegy, y se puede seguir una ruta sagrada hasta una capilla con un ambiente íntimo y una hermosa vista del pueblo y las montañas de Zemplén a lo lejos.

En la encantadora ciudad, las bodegas Kőporos tienen un ambiente verdaderamente auténtico. En toda la ciudad hay varios enólogos locales a los que les encanta compartir sus destacados líquidos Tokaj con visitantes interesados ​​y sedientos.

Tokaj

Cómo llegar hasta aquí

En auto, está a unas 2,5 horas desde Budapest y aproximadamente a una hora desde Kosice o Debrecen. La ciudad de Tokaj es el centro de la región vinícola y es fácilmente accesible en transporte público. También puede contratar un taxi o alquilar una bicicleta para descubrir la región vinícola.

Los trenes viajan a Tokaj desde la estación de tren de Budapest Keleti y desde Debrecen, donde se puede conectar con los aeropuertos internacionales. Si usa el aeropuerto de Kosice, puede tomar un tren a Tokaj vía Miskolc.

Todos los aeropuertos ofrecen servicios de alquiler de coches y taxis. Si está abierto para charlar con los lugareños, elija servicios de uso compartido de automóviles como Bla-Bla Car o su versión húngara Oszkar.com.

Tokaj

Cómo conviene visitar Tokaj

Hay muchas formas de explorar la región. Puede caminar en los bosques de las montañas de Zemplén, navegar en kayak por los ríos Bodrog o Tisza, o caminar por los viñedos y aprender sobre las variedades de uva locales, las laderas volcánicas y descubrir las bodegas de los siglos XIV-XVI. Para obtener más información, visite: www.visittokaj.com

Cuando es mejor visitar Tokaj

La mejor época para visitar Tokaj es de marzo a noviembre. La cosecha comienza en septiembre.

Hay varios grandes festivales en Tokaj durante todo el año. El festival anual del vino, con conciertos y eventos culturales, tiene lugar durante la primera quincena de junio. Durante las dos primeras semanas de agosto, Tokaj acoge un maravilloso festival de música clásica (Festival Zempléni). El Festival de la Vendimia es el primer fin de semana de octubre. Los visitantes vienen de todo el mundo para ver la famosa, hermosa y tradicional marcha de la cosecha.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO