Un leopardo ingresó a un restaurante en Sudáfrica y fue filmado por una de las personas que se encontraban allí

Un leopardo ingresó a un restaurante en Sudáfrica y fue filmado por una de las personas que se encontraba allí
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Qué harías si un leopardo ingresa al lugar en el que estás desayunando para buscar su desayuno? La clave es mantener la calma.

El año 2020 puede estar siendo un poco complicado para las personas pero quizás los animales lo están viviendo de un modo distinto. Empezando por nuestras mascotas, que si bien quizás estén confundidas por nuestra presencia en casa también puede que estén contentas de poder jugar durante mayor tiempo, y siguiendo por animales que comenzaron a circular por espacios de los que se habían alejado, ya sea por las personas, los ruidos o una suma de todo. Este leopardo fue un paso más allá y decidió entrar a un restaurante.

Un leopardo ingresó a un restaurante en Sudáfrica y fue filmado por una de las personas que se encontraban allí
Captura del video

El hecho ocurrió en Singita Ebony Lodge, en Sudáfrica, y el video del leopardo recorriendo el restaurante fue tomado por Erika Wiese, quien forma parte de Innovation Edge, y su amiga Marie-Louise Kruger. Según Wiese contó a Kruger Sightings, ella se encontraba junto a unas pocas personas charlando en el deck luego de desayunar y fueron los monos vervet los que las alertaron de la presencia del leopardo en el lugar. “Los monos vervet son una de las mejores formas de saber si hay algún predador cerca, escuchando sus llamadas de alarma“.

Según Wiese, los monos habían empezado a gritar momentos antes de que el animal ingresara al lugar, lo recorriera y siguiera su camino. Momentos antes de que ingresara al restaurante, lo habían visto observando a un bushbuck allí cerca. Un bushbuck es un antílope africano. Por otro lado, ella también informó que el personal de Singita está bien entrenado para este tipo de situaciones y tienen un estricto protocolo para asegurarse de mantener a todos a salvo. “Pudimos conservar la calma, en silencio y asombrados de la hermosa criatura que estaba tan cerca nuestro”, agregó.

El leopardo no permaneció durante mucho tiempo en el restaurante ya que estaba a la caza de su desayuno. Erika sostiene que el momento que vivieron es una prueba de que los animales salvajes y las personas pueden vivir e interactuar si se mantiene la armonía y el respeto. Entre las cosas que sintió en ese momento dice que fue completo asombro, reverencia, respeto y gratitud.

Wiese también agregó que su recomendación para otras personas que se encuentren en una situación similar es “mantener la calma y ser respetuoso“.

Para saber más historias como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *