Un libro que fue retirado de una biblioteca en 1910 fue devuelto unos 111 años después

Un libro que fue retirado de la biblioteca en 1910 fue devuelto unos 111 años después
Redactora / Travel writer
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Un libro al fin volvió a la biblioteca que era su hogar, aunque pasaron unos 111 años desde que había sido retirado de allí.

El nombre del libro es «New Chronicles of Rebecca», de Kate Douglas Wiggin, y fue devuelto a la biblioteca de Garden City, pero desde allí lo enviaron al lugar que realmente era su hogar: la biblioteca pública de Boise. La razón por la que descubrieron a dónde pertenecía es porque contaba con un sticker propio de esa biblioteca.

La asistente de la biblioteca, Anne Marine Martin, manifestó su sorpresa cuando el libro fue devuelto a la biblioteca. Según informó el sitio de noticias Idaho News, Martin explicó que siempre se había cuál era la historia del libro y cómo era que había llegado a terminar allí. «¿Estaba en la caja de alguien?¿Alguien falleció?¿Alguien se mudó?¿Qué sucedió? Nunca lo sabremos, pero te puedes imaginar historias de divertidas y de todo tipo al respecto«, declaró.

Según las declaraciones de Martin, lo llamativo, o lo extraño, fue que cuando el libro finalmente fue devuelto no había ningún tipo de registro en su catálogo. Directamente no aparecía. Además, de acuerdo a la información que se encontraba en el libro, la fecha de devolución establecida era el 8 de Noviembre de 1911, por lo que se había pasado un poco del plazo.

Martin explicó que el libro se había perdido alrededor de Noviembre, y que recién en Diciembre de 1911 se vio reflejado en un reporte que informaba la situación. «Acá hay una línea que habla sobre el inventario«, dijo la asistente y explicó que figuraban 159 libros completamente desgastados, 6 se habían perdidos y habían sido abonados, 13 no fueron devueltos por quienes los retiraron, y 173 se habían perdidos. «Obviamente, este no estaba desgastado, pero estaba entre los que se abonaron, se los quedó alguien o se había perdido».

Originalmente el libro costaba 1.50 dólares y si la librería hubiese continuado cobrando por el retraso la persona que lo retiró tendría que abonar unos $800, pero dejó de hacerlo en 2019. De acuerdo a Martin el libro se encontraba en perfecto estado cuando fue devuelto, pero no se sabe quién lo había retirado.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *