in

Lleva gastados 150.000 dólares con el fin de visitar todos los Starbucks del mundo

Rafael Antonio Lozano Jr., un hombre de 47 años de Houston, Texas (Estados Unidos) quiere visitar a todos en el planeta. Ya lleva gastados 150.000 dólares.

Hasta ahora, Winter, apodo con el que se conoce a Rafael, ya visitó 15.000 locales de Starbucks (hay 12.000 en Estados Unidos y Canadá, y otros 3.000 en 55 destinos de todo el mundo). Su visita más reciente fue a un Starbucks en Lima, Perú. Para él el Starbucks en Fukuoka, Japón, es el más bello. Su segundo favorito es en París, donde dice que un lugar se parece a un “palacio”.

Winter planea visitar próximamente los locales de Starbucks en Shanghai y Tokio.

Winter le dijo a NBC que este es un “proyecto de por vida” que comenzó después de pasar innumerables horas en un Starbucks en Dallas. Y no es solo la arquitectura la que anhela mirar. Él también quiere probar el café. En un viaje consumió 29 tazas de café en un día.

Winter es un ingeniero informático independiente, por lo que tiene el lujo de trabajar de forma remota. Lo que le permite manejar su tiempo y viajar por el mundo.

En 2014, Winter le contó a The Houston Chronicle lo que provocó su misión: “(Starbucks) es donde iría todas las noches y saldría con mi círculo de amigos. Iría todos los días con mi computadora portátil “, dijo Winter,” entonces tuve la idea aleatoria de preguntarle al barista, ¿sería posible visitar todos los Starbucks? “

El viaje le enseñó lo que estaba dispuesto a hacer y que no necesitaba todas las cosas que pensaba que hacía. “No necesito todas las cosas que supuse que necesitaba cuando creciera: posesiones materiales, estabilidad. Mi mente ha cambiado a una vida más minimalista y orientada a un propósito ”, dijo.

Clienta de Starbucks furiosa después de que le escribieran ‘hipopótamo’ en su vaso

Una mujer quedó totalmente indignada después de que un barista de Starbucks escribiera “Hipopótamo” en su vaso, en vez de poner su nombre.

Nadia Khan, de 25 años, del oeste de Londres, visitó una tienda de la cadena de café en Feltha, donde ordenó un Frappuccino de galletitas y crema.

Para su sorpresa, cuando llegó la bebida, tenía la palabra “Hipopótamo” escrita, en lugar de su nombre.

En declaraciones al Espejo, Nadia dijo: “Cuando tomé mi bebida, noté “Hipopótamo”, pero lo descarté como una escritura realmente mala”.

Su madre Andria enfrentó al miembro del personal masculino sobre por qué había sido tan cruel. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Cuando un viaje nos marca: Esta plataforma invita a compartir las huellas que dejan tus experiencias alrededor del mundo

Instagramer criticada por su publicación en ‘honor’ a las personas afectadas por el huracán Dorian