Los aeropuertos más extraños del mundo

3d12d370-2b0d-43c4-a8cf-cd93503303c6-tenzing
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Una pista de aterrizaje que desaparece dos veces al día, un campo de golf a 20 metros de donde aterriza un boeing 747 y una playa donde las turbinas de las aeronaves pueden llegar incluso a matar turistas.

Aquí te contamos cuales son los 5 aeropuertos más extraños del mundo:

1. Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, San Martín.

Muchos turistas pasan por Maho Beach para tomar sol y disfrutar de sus aguas cristalinas, pero muchos otros pisan este lugar para ser testigos de un fenómeno totalmente inusual y ya muy famoso. 

Enormes que aterrizan en la corta pista del Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, ubicado a menos de 18 metros sobre la playa de Maho. Es uno de los pocos lugares en el mundo donde se pueden ver las aeronaves en su trayectoria de vuelo justo fuera del final de la pista y esto significa sentir la sensación de potencia, ruido y viento que generan estas enormes máquina.

Es una actividad tan popular en este lugar que los horarios diarios de llegadas y salidas de las aerolíneas se muestran en una tabla en la mayoría de los bares y restaurantes de la playa, y el Sunset Bar and Grill anteriormente tenía un altavoz en su cubierta exterior que transmite la radio del centro de control del aeropuerto.

En el lugar hay vistosos carteles que advierten sobre los peligros de las corrientes de aire que emanan las turbinas

A PESAR DE ELLO  no todos los turistas advierten sobre el riesgo de aproximarse a la cerca que separa la playa del Aeropuerto y en 2017 una mujer neozelandesa de 57 años murió tras ser impulsada hacia atrás por el aire producido por los potentes motores de un avión que iba a despegar.

2. Aeropuerto de Gisborne, Nueva Zelanda.

Este aeropuerto es uno de los pocos en el mundo que tiene una vía férrea, la línea Palmerston North-Gilmore, cruzando la pista principal. . Y no es una en desuso o por la que apenas pasa un tren cada mucho tiempo, sino que se encuentra en completa operatividad y sirve para conectar personas y mercancías desde Gisborne al resto de la isla.

Los horarios de los vuelos están obligados a coordinarse con el paso del tren, que tiene preferencia, por lo que no es extraño ver una pequeña fila de avionetas y aviones esperando que pasen los vagones, que muchas veces son movidos por una pintoresca locomotora a vapor

3. Aeropuerto de Barra, Escocia. 

La isla escocesa de Barra, permanentemente castigada por vientos fuertes y el duro clima atlántico, tiene dos hechos que la distinguen: fue uno de los primeros sitios en el Reino Unido en contar con un aeropuerto (en 1936, casi al mismo tiempo que el de Gatwick), y la otra es que la pista de este aeródromo desaparece dos veces por día.

en la isla de Barra de 13 km de largo, la playa es el único lugar donde puede aterrizar un avión. En la costa oeste de Escocia, una playa marcada con postes sirven como pistas de aterrizaje, pero sólo cuando la marea está baja. Cuando esta sube, la playa se cubre de agua y se convierte en un lugar pefecto para los amantes del windsurf

4. Aeropuerto Internacional Don Mueang, Bangkok, Tailandia.

Este sitio tiene un campo de golf de 18 hoyos directamente entre dos pistas. los jugadores se encuentran a solo 20 metros de donde despegan y aterrizan naves como los Boeing 747.

los greens son de acceso público. Basta con pagar 1.450 baths (38 euros) de entrada y se incluye el servicio de caddie, que por razones de seguridad, es obligatorio.

5. Aeropuerto de Gibraltar.

Normalmente, ningún otro vehículo que no sea el del aeropuerto puede circular en esta zona. Sin embargo, en el aeropuerto de Gibraltar, los vehículos pasan por encima de la pista a pesar de la casi constante actividad aérea. ¿Por qué? 

 la carretera principal que conduce a la península y que conecta el aeropuerto de Gibraltar con España pasa directamente sobre la pista del aeropuerto. Para permitir que los aviones aterricen sin miedo a estrellar coches, la carretera se bloquea en cada aterrizaje. Los coches tienen que esperar unos 10 minutos cada vez que un avión se acerca o quiere despegar.

6. Aeropuerto de Courchevel, Francia.

Está situado en la ciudad de Courchevel, en el corazón de los Alpes franceses, que es conocida por su lujosa  estación de esquí. Pero contrariamente al atractivo del complejo turístico, el aeropuerto en sí es todo menos lujoso. Con un simple asfalto de 520 metros de largo para aterrizar, la pista sube y baja con el terreno natural de los Alpes. Para hacer que el aterrizaje en el aeropuerto sea aún más peligroso, la pista tiende a estar cubierta de nieve y hielo.

7. Aeropuerto Internacional de Kansai, Japón.

Encontrar un gran espacio abierto para aterrizar en Japón puede ser difícil. Por eso el país gastó más de 16 mil millones de euros en la construcción del Aeropuerto Internacional de Kansai en la costa de Osaka. Con casi 5 kilómetros de largo, la isla artificial es tan grande que puede ser vista desde el espacio. Después de su apertura, fue nombrado uno de los «Monumentos del Milenio» por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles.

8. Aeropuerto Internacional de Vancouver, Canadá.

No hay nada especial en las pistas del aeropuerto de Vancouver en Canadá. Pero hay varias cosas notables sobre la terminal del aeropuerto. El segundo aeropuerto más activo del Canadá alberga no uno sino dos acuarios de gran tamaño. El acuario principal es un tanque de 113.500 litros y es el hogar de más de 5.000 criaturas marinas como anguilas, estrellas de mar, anémonas y varias especies de coral. El segundo acuario, más pequeño, incluye 12 medusas doradas del Pacífico. Los acuarios se añadieron en 2007 y están situados en los niveles tercero y cuarto de la terminal del aeropuerto.

9. Pista de hielo, Base Antártica McMurdo.

Los pilotos generalmente evitan aterrizar en pistas cubiertas de hielo. Pero aquellos que vuelan grandes aviones a la Antártida no tienen otra opción que aterrizar justo en la capa de hielo. Durante los meses de verano, el hielo puede volverse demasiado delgado para soportar el peso de tal avión. Sin un lugar donde aterrizar los aviones, la gente de la estación McMurdo se ve obligada a vivir sin frutas y verduras frescas, artículos de aseo y otros suministros esenciales.

10. Aeropuerto Internacional Savannah/Hilton Head, Georgia, EE.UU.

Cuando los aviones aterrizan en la pista del aeropuerto internacional de Savannah/Hilton Head, no sólo tocan el asfalto, sino que sus ruedas también ruedan sobre dos lápidas. Son Catherine y Richard Dotson los que están enterrados en este lugar nada pacífico. La pareja una vez fue dueña de la propiedad y la usó como un cementerio. Cuando los Dotson murieron a finales de 1880, fueron enterrados en el cementerio. Justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el ejército eligió convertir el cementerio en un aeropuerto y trasladó todas las tumbas. Sin embargo, eligió honrar a los antiguos propietarios dejando sus lápidas donde estaban. 

¿Conocías alguno de estos aeropuertos? ¿Cuál de todos te impactó más?

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay mucho más sobre