Los glaciares de la Antártida pierden hielo a un ritmo acelerado

Antártida
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Una nueva investigación, de la Universidad de Maine, evidencia que la Antártida está perdiendo hielo cada vez más rápido. Los resultados que arrojan los informes son preocupantes dado que, como consecuencia del calentamiento global se está reduciendo el tamaño de la capa de hielo de los glaciares, lo que ocasionaría el aumento del nivel del mar.

Image Antártida 5232C763B05D537B5Eaaf87509844Cad98Be702F

Los glaciares Thwaites y Pine Island ubicados en la Antártida occidental se están derritiendo con mayor frecuencia, según la investigación que acaba de presentarse en la revista Nature Geoscience.

Estos glaciares son susceptibles de derretirse rápidamente porque se asientan sobre un lecho inclinado hacia el interior donde el agua cálida del océano puede fluir por debajo de las partes flotantes de las lenguas de los glaciares y erosionar el hielo desde su base, lo que puede provocar una pérdida de masa desbocada. El retroceso veloz de estos dos glaciares podría reducir el tamaño de la capa de hielo de la Antártida Occidental, contribuyendo potencialmente hasta en 3,4 metros al aumento del nivel del mar global en los próximos siglos.

Sin embargo, se plantea la hipótesis de que los glaciares pueden haber sido mucho más pequeños en el pasado geológicamente reciente, es decir, a mediados del Holoceno, como se conoce a la era que transcurrió hace más de 5.000 años que era incluso más cálida que la actual. Si eran más pequeños, deben haber vuelto a crecer posteriormente, lo que genera la esperanza de que puedan a hacerlo en el futuro.

Image Antártida Diseno Sin Titulo

El equipo utilizó la datación por radiocarbono de conchas de playas antiguas que ahora se elevan sobre el nivel del mar moderno para reconstruir los cambios en el nivel relativo del mar a lo largo del tiempo, es decir la forma de la curva resultante está relacionada con el crecimiento y retroceso de los glaciares. “El cambio relativo del nivel del mar le permite ver la carga y descarga de la corteza a gran escala por parte del hielo”, indicó Brenda Hall, autora del estudio y profesora de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Clima y el Instituto de Cambio Climático. “Por ejemplo, el avance de los glaciares, que daría lugar a la carga de la corteza, reduciría la tasa de caída relativa del nivel del mar o podría incluso causar la inmersión de la tierra bajo el nivel del mar”, agregó Hall.

Image Antártida Diseno Sin Titulo 34

«Las elevadas tasas de fusión del hielo pueden indicar que esas arterias vitales del corazón de la Antártida Occidental se han roto», afirma Dylan Rood, profesor del Departamento de Ingeniería y Ciencias de la Tierra del Imperial College y coautor de la investigación, publicada recientemente en la revista Nature Geoscience. Ahora tenemos que averiguar urgentemente si es demasiado tarde para detener la hemorragia».

Un estudio reciente indicó que los niveles globales del mar podrían aumentar tres metros si el amenazado glaciar Thwaites, llamado “el glaciar del fin del mundo”, ubicado en la Antártida Occidental, colapsara. No es difícil imaginar las catastróficas consecuencias de que algo así ocurriera para tantas ciudades costeras del globo que progresivamente quedarían sumergidas.

Image Antártida D41586 022 01089 0 20312412
La plataforma de hielo Larsen de la Antártida (área blanca lisa, centro inferior) ha perdido grandes trozos de hielo en los últimos años. Crédito: MODIS/NASA

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.