McDonald’s lanza nuevas bandejas hechas con desperdicio de comida en franquicias de América Latina y el Caribe

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Gran noticia y avance en materia de sustentabilidad para una de las compañías que más plástico ha sabido generar: en las franquicias de América Latina y el Caribe, McDonald’s ahora sirve la comida en un nuevo e innovador material a partir de bandejas hechas con desperdicio de comida.

De esta manera, si comes, por ejemplo, en un restaurante McDonald’s de Sao Paulo (Brasil), tu comida vendrá en lo que parece una típica bandeja de plástico. Sin embargo, el material está fabricado en gran parte con residuos de comida y otros desechos. Sí, lo que has leído: son bandejas hechas con desperdicio de comida.

Adele Peters comentó en Fast Company que Arcos Dorados, la mayor franquicia independiente de McDonald’s del mundo, que tiene establecimientos en toda América Latina y el Caribe, está distribuyendo miles de bandejas fabricadas con este material para reducir el uso de plástico virgen. El material, llamado UBQ, es único porque se recicla a partir de una mezcla de materiales.

McDonald’s lanza nuevas bandejas hechas con desperdicio de comida en franquicias de América Latina y el Caribe
McDonald’s lanza nuevas bandejas hechas con desperdicio de comida en franquicias de América Latina y el Caribe.

Albert Douer, presidente ejecutivo de UBQ Materials, la empresa con sede en Israel que produce el material explica: “El proceso de UBQ comienza con los residuos domésticos sin clasificar que van a parar a los vertederos: cáscaras de plátano, huesos de pollo y otros restos de comida, cartón y papel, pañales y plásticos mixtos, todo lo que no sea vidrio y metal, que retiramos y enviamos a reciclar“.

¿Por qué esta iniciativa? Al mantener la basura fuera de los vertederos, donde los residuos de alimentos, en particular, emiten potentes gases de efecto invernadero mientras se pudren, el material tiene una huella “climáticamente positiva“, lo que significa que ayuda a evitar más emisiones de las que causa. Lo ideal, por supuesto, es que el mundo tire menos basura, y los materiales tienen el mayor valor cuando se reciclan individualmente. Pero la nueva tecnología puede ayudar en el imperfecto sistema de reciclaje que existe ahora.

Incluso en lugares del mundo con infraestructuras de reciclaje muy sofisticadas, más del 80% de los residuos se consideran irreciclables debido a una clasificación ineficiente, la contaminación por alimentos, la humedad y los complejos productos finales de materiales de varias capas.

Jack “Tato” Bigio, cofundador y director general de UBQ, sostiene que UBQ complementa los esfuerzos de reciclaje existentes y toma todos los residuos que van camino del vertedero o la incineración, para convertirlos en una novedosa materia prima para la industria manufacturera. Al situar nuestra tecnología al final del ciclo de vida de los residuos, estamos cerrando el círculo de la reutilización de materiales y permitiendo una economía verdaderamente circular.

“Comenzamos nuestro programa de reducción de plástico en 2018. En ese año, eliminamos 600 toneladas de plásticos. En 2019, eliminamos otras 700 toneladas de plásticos. Lo bueno del programa es que esos plásticos nunca volverán a nuestros restaurantes. Es un programa permanente, por lo que el impacto es exponencial”.

Gabriel Serber, director de desarrollo sostenible e impacto social de Arcos Dorados

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO