Nueva York podría construir ‘Lilly Tower’, un nuevo rascacielos cubierto de lirios asiáticos para promover el bajo consumo energético

Nueva York podría construir 'Lilly Tower', un nuevo rascacielos cubierto de lirios asiáticos para promover el bajo consumo energético-7
Editora / Travel Content Editor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Los renders presentados por el estudio de arquitectura Studio Vural muestran a «Lilly Tower«, el nuevo rascacielos en Nueva York con un vértice curvo que se eleva cerca del American Radiator Building, una torre de estilo gótico que data de 1923. De avanzarse el proyecto, el rascacielos estará ubicado frente al famoso Bryant Park, cerca de Times Square.

Según ha trascendido, se prevé usar lirios asiáticos, una planta abundante y de bajo mantenimiento que florece cada primavera y permanece verde el resto del año, para la estética externa de la obra. El mencionado estudio de arquitectura acaba de presentar el diseño de un nuevo rascacielos en Nueva York cubierto de flores de colores, para promover el concepto de desarrollos de bajo consumo energético. 

Nueva York Podría Construir Lilly Tower, Un Nuevo Rascacielos Cubierto De Lirios Asiáticos Para Promover El Bajo Consumo Energético
Nueva York podría construir ‘Lilly Tower’, un nuevo rascacielos cubierto de lirios asiáticos para promover el bajo consumo energético.
Image Lilly Tower Nueva York Rascacielos Lilly Tower 1
Image Lilly Tower Nueva York Rascacielos Lilly Tower
Image Lilly Tower Nueva York Rascacielos Lilly Tower 3

Las flores vienen en una variedad de tonos, incluyendo rojo, amarillo y naranja. Al respecto, desde el estudio Vural dijeron: «Sin estética, no es arquitectura. Es solo construcción».

El rascacielos Lilly Tower sería de triple acristalamiento y parcialmente cubierto de vegetación, lo que proporcionaría un aislamiento natural. El sistema de plantación consistiría en lechos de concreto liviano sostenidos por un marco de acero. El agua provendría del agua de lluvia, junto con agua suministrada por la ciudad si fuera necesario.

El desarrollo de bajo consumo energético contempla una metodología ambiciosa pero alcanzable: la luz del día entraría a través de grandes ventanales de vidrio y el aire fresco ingresaría través de ventanas operables en la parte residencial. La calefacción y la refrigeración serían proporcionadas por un sistema geotérmico, con intercambiadores de calor que ayudarían a minimizar la pérdida de energía.

En cuanto a la estructura interna, se prevé que este nuevo rascacielos en Nueva York posea 21 pisos dedicados a espacios comerciales u oficinas y otros 18 pisos para unidades residenciales.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.