El Palazzo Strozzi de Florencia se llena de fantasía con una nueva exposición del artista argentino Tomás Saraceno

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El Palazzo Strozzi de Florencia es uno de los palacios más bellos del Renacimiento italiano. De tamaño imponente (se destruyeron 15 edificios para construirlo), se encuentra entre las homónimas Via Strozzi y la Plaza Strozzi, y Via Tornabuoni, con grandiosos portales que hacen de entrada, idénticos todos en cada uno de los tres lados que no están adosados a otros edificios.

El artista argentino Tomás Saraceno continúa en su misión y propósito por la exploración del arte, la vida y la ciencia de la mano de una nueva exposición, esta vez disponible en el Palazzo Strozzi de Florencia. La auténtica obra maestra de la arquitectura civil florentina del Renacimiento, fue iniciado por deseo de Filippo Strozzi, un rico mercante perteneciente a una de las familias más ricas de Florencia y tradicionalmente hostil a la facción de los Médici.

La exposición de Saraceno en este lugar ha sido bautizada como “Aria” , un conjunto de instalaciones y experiencias inmersivas que sacan a los humanos del centro del universo y los lleva a una reflexión para recrear la presencia al lado de la naturaleza y así crear una nueva armonía. A través de orbes reflectantes, telarañas y plantas de aire, Saraceno envía un mensaje haciendo alusión a que no podemos permitirnos esperar más para salvar nuestros ecosistemas.

El Palazzo Strozzi de Florencia se llena de fantasía con una nueva exposición del artista argentino Tomás Saraceno
El Palazzo Strozzi de Florencia se llena de fantasía con una nueva exposición del artista argentino Tomás Saraceno

En una primera instancia, al ingresar por el patio del Palazzo Strozzi, los visitantes se encuentran directamente con las “Constelaciones Termodinámicas” un conjunto de tres orbes suspendidas en el aire que reflejan la arquitectura del palacio renacentista. Estas esferas resultan prototipos de esculturas aerosolares que deambularían libremente sin fronteras y sin producir emisiones de carbono. 

Palazzo Strozzi de Florencia

La presencia de esta muestra en particular se inspira en pensar en las posibilidades que podrían abrirse si nosotros también fuéramos libres de explorar sin barreras que nos lo impidan.

Palazzo Strozzi de Florencia

Luego, otras salas muestran una variedad de experimentos que incluyen formaciones inspiradas en nubes llamadas Connectome“, cuya fisonomía irregular y superficie espejada trazan los rayos del sol, así como Un imaginario termodinámico. Este modelo de paisaje aprovecha el potencial ilimitado del Sol y coloca a los humanos en su lugar al ponerlos a escala con el cosmos.

Por otra parte, Saraceno también juega con diferentes elementos como el aire en su instalación de “Flying Gardens“, con unas delicadas plantas de Tillandsia, también conocidas como plantas de aire. En la muestra, el artista argentino las ha instalado en esferas de vidrio soplado a mano suspendidas del techo. Estas plantas, que no tienen raíces, adquieren del aire lo que necesitan para sobrevivir: se erigen como una metáfora de la adaptabilidad y la libertad.

Palazzo Strozzi de Florencia
Palazzo Strozzi de Florencia

Las emisiones de carbono llenan el aire, la materia particulada flota dentro de nuestros pulmones mientras que la radiación electromagnética envuelve la tierra… Sin embargo, es posible una época diferente, una época del Aeroceno, una de sensibilidad interplanetaria a través de una nueva ecología de la prácticaLos ecosistemas deben concebirse como redes de interacciones, dentro de las cuales co-evoluciona la ecología de cada ser vivo. Al centrarnos menos en los individuos y más en las relaciones recíprocas, podríamos pensar más allá de los medios necesarios para controlar nuestros entornos y más en la formación compartida de nuestro cotidiano. Deja que la telaraña te guíe aquí“.

Tomás Saraceno

La muestra Aria del artista argentino Tomás Saraceno estará disponible hasta el 1 de noviembre de 2020 en el Palazzo Strozzi de Florencia. ¡Imperdible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Las olas del huracán Epsilon llegaron a las costas de Portugal provocando el ingreso al mar de los mejores surfistas del mundo

Impactantes imágenes llegan desde las costas de Portugal, más precisamente desde Nazaré, una vila y un municipio portugués perteneciente a la comunidad intermunicipal del Oeste y a la región Centro. Allí, unas olas de un tamaño descomunal convocaron la presencia de gran cantidad de personas tanto de la zona como de regiones cercanas que se dieron cita para apreciar el impactante fenómeno.

Según ha indicado Centro Nacional de Huracanes (NHC), Epsilon es una gran tormenta en el océano Atlántico Norte, con vientos huracanados que alcanzaron a registrar movimientos a unos 19 km/h en dirección noroeste, provocando un fuerte oleaje que ha afectado las zonas de Bahamas, las Antillas Mayores, las islas de Sotavento, la costa este de Estados Unidos, Canadá y el oeste de Europa.

Por su puesto, quienes no pudieron perderse semejante acontecimiento fueron los apasionados de los deportes acuáticos: los mejores surfistas del mundo se desplazaron hacia Nazaré para aprovechar las olas que produjo el huracán y que de momento llegaban a las costas de Portugal.

Las olas del huracán Epsilon llegaron a las costas de Portugal provocando el ingreso al mar de los mejores surfistas del mundo
Las olas del huracán Epsilon llegaron a las costas de Portugal provocando el ingreso al mar de los mejores surfistas del mundo

Luego de observar un notable récord de público para ver las olas del huracán Epsilon, las autoridades han decidido cerrar el acceso a los acantilados de Nazaré por precaución ante la presencia de estas olas de unos 60 pies (20 metros) o incluso más también, a las que muchos medios describieron como de “dimensiones bíblicas“.

Cabe destacar que el acontecimiento que tuvo lugar en Nazaré no estuvo premeditado, ni fue un evento organizado con anticipación, sino que se trata de una sesión libre en la que los surfistas buscaban marcar el récord del mundo por iniciativa propia. No obstante, al no llevar licras y estar todos en el agua, es difícil identificar quién es quién en cada ola.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO