Paseador de perros descubrió un esqueleto de dinosaurio de 65 millones de años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un paseador de perros quedó totalmente sorprendido al descubrir un esqueleto de 16 metros de largo de lo que él cree que es un dinosaurio de 65 millones de años.

El enfermero psiquiátrico y arqueólogo aficionado, Jon Gopsill, estaba llevando a sus cockapoos Poppy y Sam a la playa en Stolford, Somerset, Reino Unido, el sábado cuando los perritos llamaron su atención sobre un hueso.

Pero el hombre de 54 años se sorprendió cuando se dio cuenta de que el hueso en cuestión era, de hecho, parte de una estructura mucho más grande y más intrigante.

Después de tomar muchas fotos e investigar un poco, el Sr.Gopsill llegó a la conclusión de que lo que encontró fue probablemente los restos fósiles de un ictiosaurio, que era un mamífero marino prehistórico similar a una marsopa que vivió durante el período Jurásico.

JON GOPSILL

Desde entonces ha intentado verificar esto con el Museo Nacional de Historia y el Centro de Patrimonio de Somerset, pero aún está esperando una respuesta.

Reflexionando sobre el momento en que hizo el descubrimiento, dijo: “Siempre he sido un poco aficionado a la caza de fósiles y he encontrado un buen suministro de amonitas, así que siempre mantengo los ojos abiertos”.

“A menudo voy a la playa caminando con mis perros y cuando baja la marea salimos a las rocas porque les gusta jugar allí.

“Estábamos en la playa cuando vi esto y pensé: ‘¿Qué es eso?’ así que me acerqué un poco más y pensé ‘Guau’ “.

JON GOPSILL

No se encuentra una parte bastante importante del esqueleto, pero el Sr. Gopsill reconoce que tiene una idea decente de lo que es.

Él dijo: “No tiene cabeza, he mirado alrededor pero no puedo encontrarlo.

“Pensé que obviamente era una criatura marina fosilizada, posiblemente un ictiosaurio. Ha estado allí durante al menos 65 millones de años”.

“Me di cuenta enseguida de que era increíble, material de calidad de museo; tan pronto como lo vi, supe que encontré algo especial.

“Me sorprendió verlo allí. Realmente es increíble que haya sobrevivido durante tanto tiempo y ahora esté ahí para que todos lo vean”.

Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta

View this post on Instagram

Qué locura este lugaaaar 🤯

A post shared by Intriper (@intriper) on

Arqueólogos descubrieron el fósil de un carro romano junto con dos caballos en Croacia

CEN

Un equipo de arqueólogos descubrió un antiguo carro romano que fue enterrado en un ritual, junto con dos caballos, en Croacia.

Los restos fosilizados fueron descubiertos en una gran cámara funeraria que pertenecía a una ‘familia extremadamente rica’ junto al carruaje que, se cree que era tirado por los caballos que se encontraron en el mismo lugar.

El hallazgo increíble fue realizado por los arqueólogos del Museo de la Ciudad de Vinkovci y el Instituto de Arqueología de Zagreb. Encontraron el carro, conocido en la época romana como un cisio, en el sitio llamado Jankovacka Dubrava, cerca de la aldea de Stari Jankovci, en el este de Croacia. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

Una de las mejores mesas de la casa en un restaurante de la ciudad de Nueva York es (o era) también una habitación de hotel. ¿Cómo? En medio de reglas estrictas para cenas en interiores y un menor número de viajeros debido a la pandemia, Le Crocodile, un restaurante francés del Wythe Hotel en Williamsburg, ha optado por una solución innovadora y oportuna para los tiempos que corren.

Se trata de la posibilidad de acceder a una experiencia de restaurante totalmente privada dentro de una habitación de hotel vacía. Si bien la iniciativa tiene su sustento en propiciar espacios seguros y garantizar el menor contacto posible entre personas desconocidas, también ha servido como una estrategia para compensar las pérdidas comerciales debido a la ausencia de turistas internacionales en la Gran Manzana.

Así, por una cifra de cien dólares por persona, los comensales obtienen la habitación durante toda la noche para disfrutar de comida y bebidas francesas. Por lo pronto, según ha trascendido, las habitaciones privadas están completamente reservadas la mayoría de los fines de semana. No obstante, Le Crocodile todavía tiene su comedor interior principal y su jardín al aire libre con asientos limitados y mesas distanciadas físicamente según lo dictado por las pautas del estado neoyorquino.

Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada
Un hotel de Nueva York reemplaza las camas por mesas, convirtiendo las habitaciones en espacios para una experiencia gastronómica privada

El propietario del restaurante y chef de este hotel de Nueva York, Aidan O’Neal, dice que se le ocurrió la idea de reemplazar las camas por mesas de comedor, pero al principio nadie pensó que fuera una buena idea. Revisaron la idea nuevamente en el verano y ahora todas las habitaciones del segundo piso del hotel se han convertido en comedores.

Conoce Wythe Hotel: cómo es por dentro el hotel de Nueva York que convirtió sus habitaciones en comedores

El Wythe Hotel ocupa una antigua fábrica centenaria, tiene 70 habitaciones y está situado en el litoral de Brooklyn. Se ha conservado su carácter industrial y algunas habitaciones tienen paredes de ladrillo visto.

hotel de Nueva York

Todas las habitaciones cuentan con techos altos (casi 4 metros) de madera originales, ventanas y suelo de hormigón con calefacción. Algunas habitaciones ofrecen vistas al perfil urbano de Nueva York, y otras dan a los barrios de Brooklyn y Williamsburg.

hotel de Nueva York

El hotel tiene un restaurante en la planta baja, Le Crocodile, y un bar en la 6ª planta, el Lemon’s. El Lemon’s ofrece platos pequeños, y Le Crocodile sirve desayunos, almuerzos y cenas a base de platos americanos. Para las comidas, se utilizan ingredientes de origen local. Hay un comedor privado.

hotel de Nueva York

La parada de North Williamsburg del ferry de East River está a 644 metros del alojamiento, t el Music Hall de Williamsburg se encuentra a 483 metros del Wythe Hotel.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO