Petaluma se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir la construcción de nuevas estaciones de servicio para promover un aire más limpio a los habitantes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Petaluma, fundada en 1858, es una ciudad ubicada en el condado de Sonoma en el estado estadounidense de California. Según datos estadísticos, en el año 2010 tenía una población de 60.450 habitantes y una densidad poblacional de 1.515 personas por km². Precisamente, el motivo de su reciente y celebrada decisión tiene que ver con preservar un entorno sano y libre de contaminación de aire para sus habitantes.

La buena noticia, entonces, es que Petaluma se convirtió, de forma reciente, en el primer municipio de Estados Unidos en prohibir la construcción de nuevas estaciones de servicio. La iniciativa comprende el último impulso en el objetivo de la ciudad por convertirse en carbono neutral para 2030. En paralelo, se trata del primer anuncio en los titulares nacionales desde que el Ayuntamiento de Petaluma adoptó un Marco de Emergencia Climática el 11 de enero.

Petaluma se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir la construcción de nuevas estaciones de servicio para promover un aire más limpio a los habitantes
Petaluma se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir la construcción de nuevas estaciones de servicio para promover un aire más limpio a los habitantes
Petaluma Petaluma 3

“No sabíamos que seríamos los primeros, y sigo diciendo que no hicimos esto para ser los primeros… Estamos dando un paso a la vez aquí, porque así es como se hace el cambio. Para mí, es realmente importante que no solo estemos marcando casillas. Si queremos ser neutrales en carbono para 2030, tenemos que hacer estos cambios”.

dijo la alcaldesa de Petaluma, Teresa Barret, al Petaluma Argus Courier

Para poner en contexto, actualmente hay dieciséis gasolineras activas en la ciudad de 60.000 habitantes. Este nuevo marco legal que restringe la creación de nuevas estaciones de servicio se basa en nueve puntos focales diseñados para incluir el avance de la justicia ambiental para los pueblos indígenas locales y otras comunidades desfavorecidas, proporcionando los fondos necesarios para actuar con “urgencia e integridad” y promoviendo la equidad en todos los esfuerzos de la ciudad.

Al respecto, en el informe consta: “Existe un imperativo moral de priorizar las acciones y políticas relacionadas con el clima que promuevan la justicia social, racial, ambiental, económica, de discapacidad y de salud pública en las comunidades afectadas de manera dispar por el cambio climático”. En consecuencia, la ciudad aspira a lograr que, con la prevención de las emisiones adicionales de la construcción de nuevas estaciones de servicio, se garantice un aire más limpio para los visitantes y residentes, y es probable que su acción genere prohibiciones similares en otras ciudades del condado de Sonoma, incluidas Santa Rosa y Sebastopol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO