Propietario de Tesla explota su auto en lugar de pagar USD22,600 por repararlo

067b57f0c3
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Situación: llevas a reparar tu auto, y el presupuesto es la mitad de lo que pagaste por tu unidad.

Decisiones: pagar la cuenta, vender el auto como está, vender las partes del auto. O sacarte la bronca acumulada y realizar un video divertido. Un propietario finlandés de Tesla, Tuomas Katainen, decidió hacer algo un poco más extremo, pero posiblemente mucho más satisfactorio.

Katainen entregó su Tesla Model S 2013 a Pommijätkät, un grupo de expertos en explosiones en YouTube a quien le encanta hacer que las cosas vuelen por los aires, después de que le cotizaran 22.600 dólares por un reemplazo de batería.

«Bueno, cuando compré ese Tesla, los primeros 1.500 km fueron agradables», relató Katainen. «Entonces, aparecen los códigos de error». Después de que Katainen llevó su Tesla a un mecánico, descubrió que la única forma de reparar el automóvil sería reemplazar toda la batería, lo que le costaría al menos 20.000 €, o alrededor de 22.600 dólares.

Creo que cualquiera estaría bastante frustrado en ese momento, considerando que el precio base para un nuevo Tesla Model S 2013 comenzó en $ 57,400, y luego aumentó a $ 59,900. Incluso un modelo usado estándar actualmente cuesta alrededor de $ 30,000. Probablemente por eso Katainen recogió el Tesla del taller y le dijo al mecánico que iba a «hacer explotar el coche».

Para contextualizar, estos autos vienen con una garantía de batería y unidad motriz de ocho años (o hasta 150,000 millas), pero las garantías de los modelos más antiguos están comenzando a expirar, lo que revela el costo potencial detrás de un reemplazo completo de la batería. En septiembre, Electrek informó sobre un propietario de Tesla que necesitaba un reemplazo de batería en un Model S que ya no estaba en garantía. Como se señaló en el informe, Tesla le cotizó 22.500 dólares, pero terminó obteniendo una reparación por 5.000 dólares en un taller externo. La cita de Katainen también era de Tesla, y no está claro si tuvo acceso a un servicio de reparación alternativo.

De cualquier manera, el grupo detrás de Pommijätkät ató 30 kg de dinamita al automóvil y lo estacionó en una vieja cantera en Jaala, Finlandia. Incluso Elon Musk estaba allí, bueno, al menos en espíritu. Un maniquí de prueba de choque equipado con un casco, una chaqueta de invierno gruesa y una imagen de la cara de Musk fue arrojado en helicóptero y luego metido en el asiento del conductor.

Katainen desencadena la explosión desde el interior de un búnker cercano, y Tesla entra en erupción en una bola de fuego, con lo que parecen miles de piezas esparcidas por el paisaje nevado. El grupo recoge lo que quedó del coche, lo que equivale a un montón de sobras. Cuando se le preguntó si alguna vez se había divertido tanto al volante de un Tesla, Katainen responde: «¡No, nunca disfruté tanto con Tesla!»

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre