Rechazó cuidar a sus nietos para dedicarse a viajar por el mundo

abuela viajera
Redactora Social
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

Para muchos abuelos, sus nietos se convierten en su razón de vida, pero no para otros. Este es el caso de Josefa Feitosa, una mujer brasileña de 61 años que decidió viajar por el mundo y no cuidar a sus nietos, a diferencia de lo que es habitual en algunas familias, especialmente en América Latina, y su historia no tardó en volverse viral.

Ante la llegada del Covid-19 y las restricciones de movilidad, Josefa Feitosa decidió emprender su viaje luego de jubilarse como trabajadora social en el sistema penitenciario de su país y viajar por el mundo con solo una mochila. Para subvencionar el viaje, Feitosa vendió su casa, muebles y todas sus pertenencias. A eso sumó todos sus ahorros de pensión.

En declaraciones al portal G1, Feitosa fue decisiva al decir que “la abuela no debe criar nietos«. Su familia no apoyó la decisión al principio. Se sorprendieron y no esperaban que después de retirarse esos fueran los planes de Josefa. Lilith, una de sus hijas, mencionó que a lo largo de los meses comprendió a su madre y la apoyó.

Actualmente, la mujer ha viajado por alrededor de 40 países en diferentes continentes y comparte fotos y videos de su viaje a través de su cuenta de Instagram. Además, con el paso del tiempo su historia se ha vuelto viral en internet, por lo que empezó a tener cada vez más seguidores.

Algunos de ellos argumentan viajar fue la mejor decisión; hay quienes dicen que los adultos mayores necesitan encontrar un equilibrio entre el cuidado de los nietos y la vida personal. Mientras que, en cambio, hay quienes rechazan la elección de Josefa asegurado que lo más valioso para un abuelo deben ser sus nietos.

La brasileña ha sido franca al afirmar que los abuelos también tienen derecho a disfrutar de su vida. Agregó que quiere inspirar a otros a emprender esas aventuras y seguir adelante en pos de esos sueños que abandonaron por razones familiares.

“Hay mucha vida fuera de esta pequeña caja llamada hogar. No te conviertes en abuela para cuidar a tus nietos ”, dijo en una entrevista.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *