México: Rescataron a un tierno bebé de jaguar de la venta ilegal en el Aeropuerto Internacional de Mérida

jaguar bebé rescatado
Redactora
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató a un ejemplar de jaguar negro (panthera oca) tras un operativo en el Aeropuerto Internacional de Mérida, Yucatán, México. El ejemplar tiene tan solo dos o tres meses, informaron los expertos.

Image Jaguar Fqflpomxoagb3Re
Rescataron a un tierno bebé de jaguar de la venta ilegal en México

A pesar de que el tráfico ilegal de ejemplares, partes y derivados de flora y fauna silvestre es un delito castigado con hasta nueve años de prisión y multas equivalentes de 300 a 3 mil días, México continúa registrando hallazgos irregulares de animales exóticos.

Image Jaguar Fqfxlzjwya0Oh2D 1

El tierno cachorro quedó resguardado en las instalaciones de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), especialmente tras confirmarse que la especie se encuentra bajo la categoría de riesgo de Peligro de Extinción.

¿Cuál es la situación del jaguar en México?

El jaguar se encuentra en la categoría de “casi amenazada” de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En México está catalogado como una especie en peligro de extinción y su cacería está prohibida desde 1987. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) lo considera un felino cuya conservación es prioritaria.

¿Por qué el jaguar está en peligro de extinción?

El jaguar vive condicionado debido a la destrucción de su hábitat, la cacería ilegal y el continuo conflicto jaguar-humano producto de las crecientes actividades humanas en su entorno.

La pérdida de su hábitat está considerada como la mayor amenaza que enfrenta ya que se trata de una especie que requiere de grandes extensiones de territorio para sobrevivir. El desarrollo de infraestructura, la expansión de las actividades agrícolas y ganaderas, la edificación de unidades habitacionales y la pérdida de vegetación son factores que han afectado gravemente su hábitat.

La reducción de su territorio, y por tanto de su perímetro de acción, provoca que las poblaciones de jaguar se aíslen y sean más vulnerables a la extinción, ya que además de acrecentarse los conflictos con los humanos, la especie tiene problemas de variabilidad genética, una estrategia natural de supervivencia de largo plazo.

La cacería furtiva es la otra gran amenaza que enfrenta la especie. Ésta es producto del conflicto con las comunidades humanas que temen por la seguridad de su ganado o por posibles ataques a las personas. Se sabe, por ejemplo, que en ciertas regiones de México los jaguares compiten por el alimento con los pobladores pues los pecaríes, venados, tepezcuintles, armadillos o coatíes han pasado también a formar parte de la dieta local. Al no encontrar alimento en la selva, es común que el jaguar vaya tras el ganado doméstico y, en represalia, es atacado.

Asimismo, se le caza como trofeo debido a que en los últimos años ha crecido el mercado negro de su piel y/o colmillos. En algunos países, como Bolivia, cientos de jaguares han perecido por esta causa y esta tendencia está presente en Perú, Belice y Brasil.

Image Jaguar 1131250
El jaguar en peligro de extinción

La venta comercial de su piel tuvo gran auge a mediados del siglo XX. En 1963, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) emitió una resolución para prohibir su comercialización. Sin embargo, no fue hasta 1975 que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) enlistó a la especie en su apéndice I y con ello se evidenció el problema de cacería que enfrentaba este felino y que continúa siendo una amenaza a su supervivencia.

Los problemas persisten hasta la actualidad, siendo que esta especie no solo sigue siendo cazada sino que también continua el tráfico ilegal.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.