Este restaurante de Seúl, Corea del Sur, tiene un robot que lleva los pedidos de los clientes a la mesa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Este restaurante de Corea del Sur tiene su propio robot con inteligencia artificial que ayuda a mantener la distancia social entre el personal y los clientes.

Parece que el futuro y algunas de las promesas que hizo la ciencia ficción ya están aquí. En un año en el que el mundo fue tomado de forma desprevenida por la pandemia de COVID-19, hemos visto avances en ciencia y tecnología que quizás no esperábamos. Entre ellos se encuentran los perros robots, que parecen salidos directamente de un capítulo de las primeras temporadas de Black Mirror, y este robot con inteligencia artificial que es utilizado en un restaurante de Seúl, capital de Corea del Sur, para atender a los clientes mientras se mantiene la distancia social.

Este restaurante de Seúl, Corea del Sur, tiene un robot que lleva los pedidos de los clientes a la mesa

Su nombre es Aglio Kim y fue desarrollado por la compañía KT Corps. Mide alrededor de un metro y 25 centímetros de altura, tiene una barra sobre la cual se apoyan los platos para que los lleve a la mesa y puede cargar hasta 30 kilogramos. En términos de ubicación, y cómo sabe a qué mesa llevar los platos, utiliza un sistema llamada SLAM, por sus iniciales en inglés, que quiere decir mapeo y localización simultánea. Esto es lo que permite poder moverse por el restaurante sin chocarse ninguna mesa u otro objeto y llegar a la mesa que le corresponde.

La incorporación de Aglio Kim se realizó para poder minimizar lo más posible el contacto entre las personas que van al restaurante y el personal. Esta es una de las medidas que se tomaron en el lugar como parte del protocolo para tratar de evitar la propagación de COVID-19. En relación a esto, tampoco toman las órdenes del modo tradicional en la que alguien del personal se acerca a la mesa para tomar el pedido, sino que el mismo se realiza a partir de una pantalla táctil que se encuentra en cada mesa.

Este restaurante de Seúl, Corea del Sur, tiene un robot que lleva los pedidos de los clientes a la mesa

Lee Young-ho, encargado del restaurante, dijo que “Los clientes encontraron al robot sirviendo bastante único e interesante, y también se sintieron seguros del coronavirus“, según informó la agencia de noticias Reuters. La prueba de Aglio Kim para contribuir al restaurante comenzó esté mes.

Según anunció la misma agencia, el área metropolitana de Seúl fue habilitada para permitir la apertura de cafés y restaurantes hasta las 9 pm., manteniendo una distancia de 2 metros entre las mesas y manteniendo registro de las personas que ingresan y sus datos de contacto.

Para más noticias como esta, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween

Vaya suerte la de estas niñas que les ha tocado un padre obstinado y dedicado a colaborar con las tradiciones culturales que se celebran durante el año. Pues, tras el deseo de una de sus hijas de festejar Halloween bajo la temática de piratas, a este buen hombre solo le quedó dejar volar la imaginación y poner manos a la obra para la construcción de un barco pirata.

Pero no se trata de un barco pirata improvisado, más bien comprende una ambiciosa escenografía que posee unos 15 metros de largo: el resultad representa una espectacular embarcación que se extiende por todo el jardín de la casa. Para convertirlo en un navío casi verídico, durante la noche se ilumina con luces, humo e incluso se le suma el sonido de una banda sonora personalizada.

El responsable de esta obra de arte es Tony DeMatteo, residente de Rochester, en Nueva York. Según han reportado medios locales, comenzó a trabajar en el barco para su hija Ali, de 13 años, en noviembre del año pasado. Lo curioso y más rescatable del suceso es que Tony logró crear este barco pirata sin preparar un gran desembolso de dinero: todo el material que incluye desde madera hasta metales lo consiguió reciclado.

Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween
Un ambicioso padre construyó un barco pirata de 15 metros para que sus hijas festejaran su mejor Halloween
barco pirata

Cabe destacar que no es la primera vez que Tony se embarca en una aventura como esta. Tanto él como su familia llevan ya ofreciendo espectáculos de Halloween en su casa desde hace unos ocho años. Y la particularidad de esta edición estuvo en complacer a su hija, quien pidió que la temática se basara en Piratas del Caribe.

Para Tony, si bien hacer este tipo de escenarios implica muchas horas, también constituye tiempo para compartir en familia, uno de los motivos por los que Tony dice que el resultado merece la pena. Otra de las recompensas obtenidas es ver que amigos, vecinos y familiares disfrutan también del espectáculo. Y sin dudas, en este año más que nunca, ya que ahora todos los grandes eventos y celebraciones se han cancelando debido a la pandemia.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO