Japón: un negocio de Osaka cuenta con su propio robot que se encarga de pedir a los clientes que usen mascarilla y que cumplan con la distancia social

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una tienda de la ciudad de Osaka, Japón, cuenta con su propio robot que, de una forma muy amable, se encarga de pedirle a las personas que respeten las medidas que se tomaron para evitar la propagación de COVID-19 entre la comunidad. El nombre de este particular empleado del comercio es Robovie, y fue desarrollado por el Instituto Internacional de Investigación de Telecomunicaciones Avanzadas de Kioto.

Robovie se encarga de intervenir cuando los clientes del negocio no están utilizando la mascarilla/tapabocas como corresponde y en ese caso se acerca a ellos y les pide, de forma amable, que se cubran la boca, nariz y mentón. Del mismo modo, interviene cuando las personas se encuentran demasiado cerca unas de otras mientras esperan en línea para abonar sus compras. En este caso se les acerca para pedirles que mantengan la distancia. Lo que le permite darse cuenta de estas cosas es un sistema de láseres que le brinda la posibilidad de realizar medidas.

Japón: un negocio de Osaka cuenta con su propio robot que se encarga de pedir a los clientes que usen mascarilla y que cumplan con la distancia social

Este robot se encuentra en la tienda del club Cerezo Osaka, un equipo de fútbol profesional, y la prueba comenzó el pasado miércoles 11 de Noviembre y se llevará a cabo hasta el 30 del mismo mes, según anunció el sitio de noticias The Japan Times. De la misma manera, informaron que es posible que esta fecha de prueba se extienda. La presencia de Robovie permite disminuir las interacciones y el contacto cercano entre los empleados de la tienda y los clientes al mismo tiempo que mantiene los protocolos entre las personas que asisten al negocio. De esta forma, es una alternativa para intentar frenar la posible circulación comunitaria de coronavirus.

El robot, además de contar con los láseres, también cuenta con un plano de la tienda y está equipado con una cámara y sensores. Esto le permite poder circular por el lugar sin chocarse nada ni a nadie. De todas formas, cada vez que identifica que alguien no está respetando el protocolo, es una persona del instituto quién corrobora que la observación del robot sea correcta antes de que este se acerque y les pida que mantengan la distancia o que se coloquen la mascarilla/tapabocas.

Por su parte, Robovie no está presente todos los días, sino que solo lo podrán encontrar los clientes que se acerquen los días Lunes, Miércoles y Viernes, en el horario de 15:30 a 18:30.

Para más novedades como esta ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO