Noruega: El salto de esquí Holmenkollen se ilumina con los colores del orgullo LGTBI por primera vez en la historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Un hito sorprendente en la historia del ‘Oslo Pride‘, el mayor orgullo transgénero, lésbico y gay de Noruega: el famoso salto de esquí Holmenkollen ha sido por primera vez en la historia iluminado por los colores de la bandera del Orgullo LGBT.

salto de esquí Holmenkollen

El Ministro de Cultura e Igualdad en Noruega, Abid Q. Raja, voló la tirolina sobre el arco iris a medianoche y abrió el Oslo Pride de este año. De esta manera, Oslo estará celebrando el amor durante un festival del Orgullo de 10 días , comenzando el 19 de junio y finalizando el próximo 28 de junio del 2020.

En efecto, el orgullo más grande de Noruega distinguido como ‘Oslo Pride‘ comenzó el pasado 19 de junio y en esta ocasión, debido a las disposiciones de un contexto sanitario en emergencia por la presencia del Covid-19, se celebrará de manera virtual. La verdadera Marcha del Orgullo de Oslo se llevará a cabo el sábado 27 de junio, convirtiéndose en lo más destacado del festival del Orgullo.

El salto de esquí Holmenkollen comprende una gran colina de saltos de esquí ubicada en Holmenkollen, a unos veinte minutos de Oslo, Noruega.

Desde el año 1892, el pueblo de Holmenkollen ha acogido competiciones legendarias y continúa siendo uno de los lugares más importantes para el deporte internacional, acogiendo eventos como los Juegos Olímpicos de 1952 y los campeonatos del mundo en Esquí Alpino en los años 1930, 1966, 1982 y 2011.

Junto a Wimbledon y Wembley, el Ski Jump de Holmenkollen es uno de los complejos deportivos más visitados del mundo. Esta nueva colina está a 375 metros sobre el nivel medio del mar. El lugar es propiedad de la Municipalidad de Oslo y es operado por la Asociación para la Promoción de Esquí.

El salto de esquí Holmenkollen está revestido con una malla de acero inoxidable y se eleva 58 metros en el aire. Su voladizo de 69 metros hace que sea el más largo de su tipo. En la parte más alta del salto existe una plataforma donde los visitantes pueden disfrutar de algunas de las vistas más impresionantes de Oslo, el fiordo y buena parte de la región.

Según especialistas, la presencia del salto constituye una nueva forma de espacio público, utilizando una forma arquitectónica improbable como patrón. Ahora, además, gracias a la decisión de las autoridades de iluminar con los colores del Orgullo LGTBI en homenaje al mes del Orgullo, demuestra ser un espacio de identificación para la sociedad.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Locura 😯

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO