Italia Hombre se tatúa su código QR de vacunación para evitar problemas en sus viajes

Hombre se tatúa el código QR de su vacunación para evitar problemas en sus viajes
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Te tatuarías algún diseño en particular si de ello dependiera que no deberás cargar con documentación por el resto de tu vida? Algo así como dejar escrito en tu piel el número de identificación, la dirección donde vives, el legajo universitario o una determinada clave de identificación tributaria. Pues este hombre parece haber sido un visionario a los tiempos que se vienen con la reanudación de la «normalidad» tras la pandemia y se ha tatuado su código QR de vacunación para evitar problemas en sus viajes.

¿Excelente idea o exageración atroz? Desde luego, no habría que aclarar que definitivamente al muchacho le gusta de por sí dejar registros en su piel y el Covid-19 no tenía por qué ser la excepción. Además, es cierto que el código QR de vacunación cada vez es necesario en más sitios desde viajes hasta conciertos. Particularmente, en Italia, de donde es oriundo este muchacho, las medias son muy estrictas y el código QR de vacunación cada vez es requerido en más sitios.

En efecto, el joven Andrea Colonnetta, de 22 años de edad, lo tenía claro: para evitar cualquier tipo de inconvenientes lo mejor es tatuarse en el brazo el certificado para llevarlo siempre encima. De la misma manera, algunos comerciantes en tono de burla han comenzado a ofrecer remeras y/o prendas con el código impreso para agilizar los procesos de reconocimiento.

Hombre Se Tatúa El Código Qr De Su Vacunación Para Evitar Problemas En Sus Viajes
¿Insólito o maravillosa idea? Hombre se tatúa el código QR de su vacunación para evitar problemas en sus viajes
Código Qr De Vacunación

Sin embargo, esta iniciativa parecía todo un desafío ya que tatuarse el código QR en la piel y que funcione no es tarea fácil. Cabe destacar que cada código es único, por lo que todos los puntos deben estar en su lugar, un mínimo desvío inhabilitaría el tatuaje y todo quedaría en vano.

Según ha trascendido, la alocada idea ha dado con su cometido. El tatuador a cargo de trasladar la información de carácter sanitario a la piel fue Gabriele Pellerone, quien sabía muy bien lo que hacía y sostuvo mediante un post: «El tatuaje del ‘green pass’ ha funcionado, parecía una broma. Ha sido una forma irónica de recordar un período de total confusión, un momento que permanecerá indeleble para siempre, tanto para mí como para él. Gracias a todos«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *