Todos los consejos que necesitas saber para tener sexo en un avión y unirte al «mile high club»

Autor: Neto Baldo
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Cada vez son más las personas que pertenecen al «Mile High Club» -como se conoce a los que han tenido sexo en un avión-. Y no, no es tan extraño como muchos piensan, por eso muchas personas se unieron en un grupo de Reddit para contar sus aventuras y dar sus mejores consejos.

Vamos a conocer todas las partes de estas historias, desde los que lo hicieron, hasta los que descubrieron a otros con las manos en la masa. Estas son las historias:

«Nos dieron mantas extra y apagaron las luces»

Up In The Air

Una pareja de luna de miel decidió sacar el máximo provecho al ser los únicos dos pasajeros en el avión. Los dos pidieron bebidas y cuando volvió la azafata no solo les trajo lo que habían ordenado, sino también algunas mantas extras. Se apagaron todas las luces del avión (menos la de la cabina de la azafata) y aprovecharon para tener sexo, sin tener que irse al baño.

«La altura del cambiador era perfecta»

Maks2011 061

A esta pareja le dio ganas de tener sexo durante su vuelo, no les importó que el baño fuera muy estrecho. Así que bajaron el cambiador de bebés para que ella se subiera ahí. Puso los pies contra la pared y la magia comenzó. Aseguran que la altura del cambiador es la perfecta y lo recomiendan.

«Lo planeamos con anticipación»

Hamburg Airport: Emirates Boeing 777-31H(Er) B77W A6-EniUn usuario británico reveló cómo él y su novia habían compartido la fantasía de tener relaciones sexuales en un avión y finalmente tuvieron su oportunidad mientras se iban de vacaciones.

«Nos fuimos al baño ni bien pudimos, hicimos el menor ruido posible y lo más rápido que pudimos».

Cuando él abrió la puerta había una azafata justo afuera quien le pidió amablemente que tomara asiento. Su novia intentó disimular saliendo un minuto después, pero era obvio que ya sabía que estaba adentro. Cuando salió también le pidió que se sentara.

«Bravo, bravo»

Airplane Seating

Esta historia no la contaron los traviesos, sino otro pasajero del avión. Resulta que entre las personas que se encontraban en el avión había una pareja que aprovechó más de una vez para tener sexo. La última vez fue justo antes de servir el desayuno, y la azafata hizo que todos en el avión les aplaudieran por ser los pasajeros más constantes que jamás había visto.

 

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *