Trenes bala: cuál es el más veloz del mundo y cómo creció este medio de transporte en China

Maglev-en-Shanghái
Redactora
¡Valora esto!

Los trenes de alta velocidad, también conocidos como «trenes balas», tienen varias ventajas. Además de alcanzar velocidades entre 200 a 250km/h según la vía, suelen ser una buena opción para reemplazar los vuelos de corta y media distancia, como es el caso de China. Al emitir poco dióxido de carbono, esta alternativa se presenta como una gran opción para el medio ambiente.

image china Diseno sin titulo 19

En medio de la crisis climática global, varios países del mundo que buscan mejorar la movilidad de su población optan por esta opción que podría considerarse en comparación con los vuelos más «sustentable». Lamentablemente, su instalación es costosa y necesita un gran desarrollo tecnológico de respaldo. En este contexto, que un país posea una red de trenes balas recientemente se convirtió en una cuestión «selecta».

image china Diseno sin titulo 16
El tren más rápido del mundo, el Shanghai Maglev, tiene una velocidad comercial máxima de 460 km/h.

Por mencionar algunos ejemplos, en el caso de Japón, este país fue el precursor de los trenes bala cuando inauguró Shinkansen, la primera red ferrovial en 1964, para conectar el superpoblado conurbano de Tokio-Yokohama y Osaka-Kioto. Esto se realizó con el objetivo de aliviar las líneas de transporte que se encontraban saturadas. Actualmente y debido a su expansión, la red cuenta con 3050 km y alcanza velocidades de hasta 320km/h.

Francia no se quedó atrás y, si bien la idea original dista de la real, la crisis del petróleo en 1973 provocó la electrificación de los trenes dando origen a la TGV (Train à Grande Vitesse), la línea de trenes de alta velocidad francesa.

Hoy en día, China es la protagonista del desarrollo de estos ferrocarriles veloces. El país construyó casi 40.000 km de vías de alta velocidad, más que la suma del resto del mundo, y quiere llegar a los 70.000 km para 2035. Tan solo la Unión Europea tiene solo 11.000 km de estas vías para dimensionar las cifras.

¿Cómo se explica el crecimiento de China?

china
China amplió su red de trenes bala con el objetivo de aliviar las líneas de transporte que se encontraban saturadas.

Este crecimiento abismal de vías férreas se explica en una sola palabra: presupuesto. Mientras que en Europa el costo por un kilómetro de vías de alta velocidad ronda entre 22 y 34 millones de euros, en el país asiático el mismo oscila entre los 15 y 18 millones de euros. Además, el mencionado país dispone de mano de obra y materiales de construcción baratos lo que facilita la tarea de extensión. Las constructoras usan enormes cantidades de acero, aluminio y otros materiales con alto contenido de carbono de origen local que impulsan la economía de ese país.

Sin embargo, China no optó por los trenes balas por ser una opción sustentable o para proteger el medio ambiente. Lo hizo para conectar su territorio y poder trasladar a la enorme población al menor costo posible. También para facilitar la incidencia en las regiones autónomas del Tíbet, Mongolia Interior y Sinkiang, así como para exhibir su poder tecnológico a nivel internacional.

image china Diseno sin titulo 18

Actualmente en el mencionado país, es tal la preferencia del medio que hay vuelos que directamente fueron cancelados. Otro motivo que justifica el éxito de los trenes bala es que, en China, los vuelos comerciales deben esperar el aval de la fuerza aérea para el despegue, condición que resulta en retrasos de hasta siete horas en las aerolíneas.

Actualmente, el tren más rápido del mundo, el Shanghai Maglev, tiene una velocidad comercial máxima de 460 km/h; y el gobierno chino presentó un proyecto de un tren de suspensión magnética que alcanzaría los 600 km/h, convirtiéndolo en el vehículo terrestre más rápido del mundo.

Los chinos no pueden inventar ninguna excusa para llegar tarde, ¿o si?

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.