Turismo sostenible: Riviera Nayarit transforma un centro penitenciario en un centro de conservación del medio ambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram


El proyecto tuvo sus inicios en 2019 por decreto presidencial, y tiene por objetivo transformar el centro penitenciario ubicado en las islas en un centro de conservación del medio ambiente con carácter de reserva de la biósfera y que promueva el turismo sustentable. Lo que significa para Riviera Nayarit una oportunidad más para revalidar su compromiso por fomentar prácticas sustentables en la actividad turística y permitir el
desarrollo económico y social de sus poblaciones. 

islas marias
Antigua cárcel


“Integrar a Islas Marías a través del Proyecto Integral de la Reserva de la Biósfera desde una visión que apela al cuidado, fomento y protección de su riqueza natural y cultural, será un punto importante de apoyo para impulsar en los viajeros y quienes participamos en la industria turística en seguir generando conciencia de cómo hacer turismo responsable.”

comenta Marc Murphy, director de la OVC Riviera Nayarit.  

Captura de Pantalla 2021 04 07 a las 12.09.40


Como parte de los esfuerzos de conservación de este proyecto, se prevé no contar con hoteles o cualquier otra opción de alojamiento para los turistas como zonas de camping con la intención de salvaguardar el ecosistema, por lo que se contempla que las visitas a la isla duren un día, integrando en armonía, su riqueza natural y condiciones geográficas para desarrollar actividades de bajo impacto ambiental, como el avistamiento de aves o deportes acuáticos como el surf.   
 
Las Islas Marías, hoy sede del Centro de Educación Ambiental y Cultural ‘Muros de Agua – José Revueltas, son un paraíso natural poco explorado. En 2010 se declaró Reserva de la Biósfera por la UNESCO, y consta de cuatros islas: Isla Madre, la de mayor superficie y la única habitada, seguida de María Magdalena, María Cleofas y el islote de San Juanito.  

Estando en el océano Pacífico, se distingue como un destino de gran riqueza natural gracias a su flora y fauna que es integrada por 21 especies de tiburones, 10 de rayas, 3 de tortugas marinas, entre otras especies, además de contar con arrecifes coralinos y 24 subespecies endémicas de aves, algunas lo suficientemente distintas como para garantizar el estatus de especie total, entre las que destacan el loro cabeza amarilla, el cardenal rojo, así como, diversos mamíferos como conejos y mapaches.  
 
La realización de este proyecto simboliza, además de habilitar un espacio histórico, adaptar la oferta turística a las demandas que el nuevo viajero exige, donde a través de la conservación. Además, destaca la importancia del cuidado y equilibrio en los ecosistemas naturales, así como la preservación de la cultura y la identidad de sus pobladores.  
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO