Este conejito nació sin orejas y decidieron tejerle unas para que no se sienta tan mal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mimi, un pequeño conejito, nació sin sus dos orejas y si una de sus patitas, pero eso no le impidió nada hasta el momento. De hecho, su dueña Rodajia Welch, de 22 años, hace todo para que ella se sienta mejor y tenga una vida normal, por eso decidió tejerle unas orejitas para reemplazar las que le faltan.

La trabajadora de la caridad trajo a casa a Mimi, a su madre y al resto de la camada después de que su dueño se enfermó demasiado para cuidarlos. Lo primero que vio Rodajia es que Mimi se veía un poco diferente a sus hermanos y hermanas. No queriendo que ella se sintiera excluida, se puso a trabajar para tejerle un par de orejas.

En un día normal, el conejito usará orejas de punto blancas con un centro rosa, pero a veces experimenta con coronas de flores de punto y orejas de ratón redondeadas.

“”Mi novio Josh se encontró con Kemonomimi, que es una forma de cosplay donde los personajes tienen orejas de animales, por esa razón elegimos su nombre”

Rodajia se hará cargo de todos los conejos hasta que tengan la edad suficiente para separarse, luego mantendrá a Mimi como su mascota.

Este agujero de conejo conduce a una cueva de caballeros templarios de hace más de 700 años

Foto de Michael Scott/ Caters News

Hay formas y formas de descubrir cosas, pero encontrar una antigua cueva gracias a un agujero de conejo parece sacado de una película. Resulta que un pequeño agujero de una casa de conejo (sin nada llamativo) conduce a una gran cueva de hace más de 700 años; la cual se cree que fue utilizada por los caballeros templarios.

Está situada en Shropshire, Inglaterra, y es conocida como ” The Caynton Caves”. Desde 2012, la red de cuevas fue cerrada al público por los locales que buscan proteger el lugar. Pero a lo largo de sus 700 años de historia (antes de que no se pudiera pasar) alojó a muchas personas como templarios, druidas, paganos y sectas religiosas secretas, que lo usaron como un espacio de ceremonia.

“Si no supieras que estaba allí, simplemente pasarías por delante”, dijo el fotógrafo Michael Scott.

Considerando cuánto tiempo ha estado allí, está en un estado increíble, es como un templo subterráneo. El túnel conduce a una red de pasarelas que están impecables, y lleno de arcos bellamente tallados. Hay que destacar que no es muy amplio: si las personas miden 1,80 o más tienen que encogerse para poder entrar. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO