Una impresionante red con más de 360.000 nudos flotó sobre la plaza Odeonsplatz en Múnich

Una impresionante red con más de 360.000 nudos flotó sobre la plaza Odeonsplatz en Múnich
Editora / Travel Content Editor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

La plaza Odeonsplatz es una gran plaza del centro de Múnich que fue urbanizada a principios del siglo xix por Leo von Klenze y se encuentra en el extremo sur de la Ludwigstraße, construida al mismo tiempo. La plaza recibe su nombre debido a la antigua sala de conciertos, el Odeón, que se encontraba en su lado noroeste. Allí, estas últimas semanas tuvo lugar una puesta en escena muy particular: la exhibición de una obra en forma de red con más de 360.000 nudos.

Se trata de una nueva apuesta artística de la artista textil Janet Echelman, quien ha vuelto a transformar un espacio urbano con una de sus instalaciones monumentales. En esta oportunidad, la instalación de la artista estadounidense ja sido titulada Earthtime 1.26 y fue extendida por encima de la histórica plaza Odeonsplatz de Múnich.

Una Impresionante Red Con Más De 360.000 Nudos Flotó Sobre La Plaza Odeonsplatz En Múnich

Presentada por Mercedes Benz, estuvo suspendida sobre la plaza durante casi dos meses. Con un peso de 320 kilos, la red cubría una superficie de casi 325 metros cuadrados y cambiaba constantemente de color y forma. La obra forma parte de la serie Earthtime de Echelman, cuyo objetivo es mostrar la interconexión entre los seres humanos y la naturaleza.

Plaza Odeonsplatz

La red en sí incluye más de 360,000 nudos y se modeló a partir de datos científicos. En cuanto al significado y/o representación de la estructura, la forma hace referencia a un terremoto ocurrido en 2010 en Chile y a la forma de la superficie del océano tras este incidente. El 1.26 del título de la instalación se refiere a que este incidente aceleró la rotación de la Tierra y acortó el día por 1.26 microsegundos.

La red cambiaba continuamente su forma a medida que se movía con el viento y era azotada por los elementos naturales. Siempre flexible pero nunca frágil: de esta manera, la instalación se convirtió en una metáfora de cómo los seres humanos reaccionan ante fuerzas que escapan a su control.

Plaza Odeonsplatz

“Mis obras reflejan la interconexión de los opuestos: la flexibilidad con la fuerza, la tierra con el cielo, las cosas que podemos controlar con las fuerzas mayores fuera de nuestro control… Invito a los espectadores a detenerse bajo mi escultura por un momento para contemplar nuestra interconexión con los demás y con nuestro planeta, y a tomar conciencia de nuestra propia experiencia sensorial”.

Janet Echelman, artista a cargo de la creación de Earthime 1.26

Particularmente, la obra, que se expuso como parte de la aparición de Mercedes-Benz en la IAA MOBILITY 2021, se transformaba completamente del día a la noche. Cuando la oscuridad caía sobre la plaza, una multitud de luces LED multicolores volvían a cambiar la forma flotante. Pasando por diferentes tonos de rosa, púrpura y azul, las luces giratorias resaltaban diferentes áreas de la instalación monumental y proporcionaban nuevas formas de experimentar la obra de arte.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *