Una joya perdida al norte de California que muy pocos conocen

5 min


Pensar en cualquier tipo de viaje a EEUU significa soñar con Nueva York, Miami, Orlando, Washington, Chicago, San Francisco, Las Vegas, Hawái, Los Ángeles y alrededores, entre otras de las metrópolis norteamericanas más famosas del mundo. Estos son los lugares que nos invaden por medio de la industria cinematográfica de Hollywood, así como también la televisiva, que sin ningún tipo de equivocación nos estimulan a planear un viaje para conocer estos increíbles lugares.

Eso fue lo que nos motivó hace unos años atrás a una de mis mejores amigas (Rayén) y a mí, para emprender un Work & Travel durante nuestras vacaciones en la Universidad. Era una oportunidad única para tener un trabajo de temporada de invierno afuera del país, ganar dinero en dólares, vivir todo lo que dicha experiencia implica, y por supuesto, poder viajar después a aquellos increíbles destinos.

Pero algo pasó en medio de tanta ansiedad y locura por el viaje. Elegimos como empleador al Centro de Ski NORTHSTAR AT TAHOE, por la única y simple razón de que queríamos vivir en California para poder estar cerca de muchas de esas mágicas ciudades.

Sin saber bien a donde estábamos yendo a parar, estuvimos 2 meses buscando por internet un lugar para pasar la temporada, hasta que conseguimos una casa soñada con vista al lago, en el pueblo de Kings Beach. Vivimos con otros 5 argentinos, con quienes formamos un estilo de familia perfectamente disfuncional.

Lake Tahoe, una joya del norte de California

Antes de viajar, pasamos noches enteras leyendo información sobre el lugar, los pueblos que están alrededor, conociendo virtualmente lo que sería nuestro nuevo hogar y viendo cosas como este Time Lapse que nos enamoró.

El lugar donde llegamos para establecernos fue un sueño que superó la realidad: Lake Tahoe era nuestra vista durante los 4 meses al norte de California.

Tahoe es un área formada principalmente por un lago ubicado en el límite entre los estados de California y Nevada, con un color azul e inolvidable como el mar, con olor a bosque y pinos frescos, rodeado de picos nevados en el invierno o radiantes en verano: es un área montañosa soñada, difícil de describir con palabras, con aire tan puro y limpio que es difícil después volver a respirar en la ciudad. Este video me teletransporta a todas esas sensaciones que sentíamos al caminar por ese paraíso.

Lo mejor: sus pequeños pueblos costeros donde sus habitantes de espíritu libre viven 100% relajados. Es un lugar para quedarse, para disfrutar de Norte a Sur, para conectarse con la naturaleza, para despejar la cabeza. Para conocerlo recorriendolo sólo, acompañado, en auto, a pie, o como sea.

Maria Schmidt dice algo muy sabio en su discurso llamado “Wear Sunscreen” (usen protector solar) en la graduación del MIT en el año 1997: “Live in Northern California once, but leave before it makes you soft”, y pude entenderlo y sentirlo a sólo una semana de haberme instalado en Kings Beach a vivir. Pueden ver el discurso completo acá, no tiene desperdicios y está subtitulado en español.

Tanto en el Norte como en el Sur del lago hay complejos de montaña de primer nivel, resorts y hoteles para todos los presupuestos. Allí mismo se pueden practicar deportes en todas las estaciones. Hay opciones en la montaña (Ski, snowboard, ciclismo) y en el agua, incluso en invierno hay personas haciendo kayak o stand up paddle en el hermoso lago. Lo que llama la atención de este lugar, es que siendo tan hermoso y perfecto como destino, no es muy visitado por turistas internacionales. Durante nuestra estadía, sólo conocimos visitantes nacionales, salvo quienes estaban trabajando por temporada.

El encanto de los pueblos

Los principales asentamientos alrededor del lago son: Kings Beach, Incline Village, Tahoe City, Tahoe vista, South Lake City, y hay otras cercanas que no son costeras, tales como Truckee, y lo mejor: ¡Ninguno supera los 20.000 Habitantes!. Son encantadoras sus casas de café y hot chocolate, pequeños centros comerciales, ferias americanas (allá conocidas como thrift shops) llenas de ropa para los amantes del estilo vintage, que no sólo venden todo súper barato, sino que podés conseguir desde una camiseta hasta una tabla de snowboard por unos pocos dólares.

En el caso de buscar un poco más de vida nocturna u opciones comerciales, podés acudir a ciudades más grandes como Reno ó Carson City. Una opción muy recomendable para recorrer la zona es alquilar un auto, o si vas por mucho tiempo, comprar uno. Nosotros compramos una van usada para 7 personas por 1000 USD, que después vendimos antes de volvernos a Argentina.

Un auto te permite manejar tus tiempos, tu ritmo, visitar y descubrir lugares inhóspitos, lo único hay que tener cuidado con la velocidad porque la policía californiana es bastante estricta con ese tema.

Tengo la sensación en la piel de como disfrutamos ir con las manos heladas en el auto, tomando un café caliente que adquiríamos por 1 USD en el 7/11, yendo a trabajar por la ruta que costeaba el lago. Algo tan inolvidable como los atardeceres en los balcones de la cabaña, con temperaturas bajo cero, pero el sol siempre encendido.

Planear un viaje al Lake Tahoe

El aeropuerto más cercano para llegar está en la ciudad de Reno, podés tomarte shuttles desde el aeropuerto o si te animás, hacer dedo. La gente local es súper amable y siempre accedía a llevarnos hasta donde pudieran. Creo que visitar Lake Tahoe puede ser una buena opción como comienzo de un Road Trip por California, tal como hicimos con nuestra “Bebota”, el nombre de la van que nos compramos para viajar.

Además, desde Reno se pueden conseguir promociones aéreas para viajar a Hawaii, San Francisco, LA, y Las Vegas, siempre y cuando los busquen con tiempo. Lake Tahoe es un imperdible. Christopher McCandless también pasó por Lake Tahoe, según su historia verídica, apuesto que a buscar un poco de paz en su viaje espiritual. Pueden buscar el libro o la película de su historia con el nombre de Into the wild (Hacia lo salvaje), ¡Es una de mis favoritos!

Lake Tahoe es Magia, comparto dos vídeos de mi compañera de viajes Rayén que hizo sobre nuestra experiencia allá:


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

María Luján Abramo
María Luján (Luji), 25 años. Soy apasionada, soñadora, argentina pero con mi corazón en el mundo. Abogada de profesión pero viajera por vocación. Viajar es mi terapia, llevo el gen wanderlust adentro mío y en mi piel. Viajar me enseñó que todos los límites que nos ponemos son sólo mentales, y que la cabeza se abre y no se cierra jamás. Los vínculos son lo más preciado que nos llevamos en nuestra mochila, y no importa ni el lugar ni el tiempo cuando conectamos de verdad. "El mundo es de los valientes" dice Pablo Arribas (El Universo de lo Sencillo), y creo profundamente en la gente que tiene la valentía y la confianza en sí misma de seguir sus sueños y perseguir lo que quiere con todas sus fuerzas. Agradecida de la vida. New adventures coming soon! Instagram: @lujindia

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Seleccionar formato
Cuestionario de personalidad
Serie de preguntas que intenta revelar algo sobre la personalidad
Cuestionario Trivia
Serie de preguntas con respuestas correctas e incorrectas que intentan verificar el conocimiento
Historia
Texto formateado con objetos insertados y visuales
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines
Gif
Formato GIF