Una vivencia inolvidable con falsas orcas por causa de una erupción volcánica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

De esta historia ya pasaron casi 10 años pero la experiencia fue tan intensa, emosionante e inolvidable que aprovecho para contarla acá en Intriper. Si bien se originó por un acontecimiento natural que causó desastres económicos y sociales lamentables, la aventura personal me gusta poder compartirla.
En mayo del 2008 , en Chile, el Volcán Chaitén tuvo una erupción tremenda y de las entrañas profundas, la tierra, expulsó una densa nube de gases de 25 kilómetros de altura, durante días. Los ríos de lava que también salieron, taparon el pequeño pueblo del Chaitén,   una pequeña aldea de pescadores, que años atrás había conocido en un raid de mountainbike, fue evacuada y la infraestructura literalmente quedó sepultada bajo la lava.

Erupción del Volcán Chaitén al atardecer, un penacho de 25 km de altura.
Erupción del Volcán Chaitén al atardecer, un penacho de 25 km de altura.

El viento del Oeste, predominante en la zona, desparramó a lo largo de los días sucesivos en dirección Este todos las partículas de roca y minerales de un diámetro menor a 2 mm que son expulsadas por la apertura volcánica , sobre la Patagonia Argentina. Para que te imagines la magnitud del acontecimiento, las cenizas de este volcán que estuvo escupiendo durante semanas, llegaron a África. En los campos de la provincia de Chubut, las consecuencias fueron muchas, una de ellas fue que enormes extensiones de campos con miles de ovejas quedaron tapados por la ceniza.

Falsas orcas en Península Valdés
Falsas orcas en la bahia de Puerto Pirámides

La experiencia que me tocó vivir se desarrolló exactamente en la Bahia de Puerto Pirámides en el Golfo Nuevo un lugar que normalmente está soleado, una atmósfera extraña, de intensa neblina, no dejó ver el horizonte durante muchos días. El desconcierto de la población era importente y a pesar de estar a mas de 700 km del epicentro geológico, las consecuencias se vivíeron intensamente. Los aviones no llegaban a los Aeropuertos de Puerto Madryn ni de Trelew porque estas partículas en suspensión son metales flotando en el aire que dañan las turbinas y ponen en riesgo las aeronaves.

Un vecino de Puerto Pirámides viviendo la experiencia con las falsas orcas
Un vecino de Puerto Pirámides viviendo la experiencia con las falsas orcas

Pero bueno, a pesar de los apesares, aparecieron en este pequeño pueblo de apenas 500 habitantes, de forma repentina, una manada de alrededor de 150 Falsas Orcas (Pseudorca Crassidens) y Delfines Nariz de Botella (Tursiops Truncatus), marcando un hecho muy inusual en la zona. No es para nada normal ver falsas orcas, de hecho yo nunca había oido hablar de la presencia de estos odontocetos en las cercanías de Península Valdés.

Falsas orcas en Península Valdés
Falsas orcas en la bahia de Puerto Pirámides

El grupo estaba compuesto por madres y crías de ambas especies y pudimos observarlas nadando de un lado al otro de la Bahía de Puerto Pirámides, moviéndose en círculo sin dirección precisa durante 4 días. Varios vecinos salimos en kayaks y en lanchas, para poder apreciar estas hermosas criaturas, mas de cerca y documentar un momento inolvidable, difícil de repetirse.

Pablo Passera experto en kayak y aventuras entre las falsas orcas
Pablo Passera experto en kayak y aventuras entre las falsas orcas

Esta inmensa nube que cubría mas allá del horizonte en cualquier dirección, contenía gran cantidad de cuarzo y otros minerales que podrían afectar su radar biológico y dificultarles a las falsas orcas la geolocalización y por ende la navegación. Probablemente haya causado una desorientación en todo el grupo y por alguna razón desconocida entraron en el golfo y se quedaron días dando vueltas sin razón. Todo el pueblo, los guadafaunas y las organizaciones de protección de fauna marina estabamos atentos a que no se produzca un varamiento masivo, porque sería realmente una desgracia imposible de revertir. Conversando después con un documentalista de la National Geographic Society y huésped en Del Nómade Eco Hotel, Doug Bertran y viendo con él estas fotos que posteo, me comentaba que la única vez que él vió falsas orcas en la zona de California fué hace mas de 20 años, en momentos que también había erupcionado un volcán, creando similar ambientación en las costas, dos hechos que pone énfasis a la teoría magnética de navegación de estos mamíferos marinos.

Una embarcación entre las falsas orcas en la bahia de Puerto Pirámides
Una embarcación entre las falsas orcas en la bahia de Puerto Pirámides

Por suerte al amanecer del quinto día, no se vieron mas, ni se registró ningún varamiento. Las falsas orcas son animales que viven en los océanos, reacias a los barcos, eso dificulta su avistaje, pero parece ser que en lugares como la isla Cebu en Filipinas, la famosa costa este de Australia, el Caribe Oriental y Hawaii son lugares en que se las encuentra con mayor frecuencia.

Con Cecilia en el kayak, sacando fotos de las falsas orcas
Con Cecilia en el kayak, sacando fotos de las falsas orcas

Estas fotos las pude hacer gracias a la insistente invitación de Pablo Passera, quien es dueño de la empresa Patagonia Explorers dedicado a expediciones en kayaks y trekking. Él vino a arrancarnos de nuestra tremenda rutina. Nuestro Hotel estaba en construcción y con Cecilia, mi mujer estuvimos focalizados muchisimo durante el año y medio de obra, tanto así fue, que a pesar de ser fotografo de fauna marina, no recuerdo haber hecho ni un avistaje de ballena en todo ese tiempo!!! Pero bueno, la verdad es que Pablo nos arrancó de obra, nos subió a los kayaks en la playa y en 2 minutos estabamos 5 vecinos del pueblo kayakeando entre falsas orcas.

En kayak entre falsas orcas con Cecilia, fotografiando la experiencia
En kayak entre falsas orcas con Cecilia, fotografiando la experiencia

Navegando en lancha estaban Stephen Jhonson sacando fotos y el Pulpo Casielles con el traje de neoprenne y la filmadora en el estanco. Estas dos imágenes de nosotros, que nos pasó Stephen forman parte de un archivo de fotos de nuestra aventura. Lo cierto es que  la atmósfera estaba rara pero fue una iluminación ideal para el registro de estos veloces mamíferos marinos.

Un vecino en kayak entre falsas orcas al atardecer en la bahia de Puerto Pirámides
Un vecino en kayak entre falsas orcas al atardecer en la bahia de Puerto Pirámides

Un hecho atípico que el Pulpo Casieles inmortalizó en este video.

Alejandro Avampini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Estas fotografías muestran a un pueblo italiano rodeado de coloridas flores silvestres

Castelluccio di Norcia, un pequeño pueblo en el centro de Italia, es conocido por su floración anual (o la fioritura), que atrae a miles de turistas cada año.

Entre los meses de junio y julio, la naturaleza nos regala un mosaico de distintas tonalidades de flores que se posan a los pies de los Montes Sibilinos (Monti Sibillini en italiano), concretamente en la llanura de Castelluccio.

Los campos están llenos de amapolas, acianos, orquídeas, margaritas, violetas y otras flores silvestres. Los agricultores de la aldea se aseguran de no usar pesticidas, y cuando los campos no son un mar de flores silvestres, los agricultores cultivan y cosechan lentejas.

Castelluccio

Los colores predominantes que se van a poder admirar son el rojo presente en las amapolas, el amarillo de los tulipanes, el blanco de los narcisos, el morado de las violetas y el azul de la centaurea cyanus, popularmente conocida como aciano.

Sin dudas, la naturaleza no deja de sorprendernos, al conformar un impresionante escenario digno de admirar y de apreciar en primera persona.

Las lentejas de Castelluccio son un producto muy demandado tanto en Italia como fuera de sus fronteras, en especial durante la Nochevieja. La tradición dicta desde hace siglos, que los italianos en vez de uvas deben comer lentejas y si son las de Castelluccio la fortuna del año entrante está más que asegurada.

Monti Sibillini

Durante los últimos años, la floración en Castelluccio tiene un especial valor por el terrible terremoto de 6,5 en la escala de Richter que aconteció en octubre de 2016 cuyo epicentro se registró entre las localidades de Norcia y Preci, siendo esta zona de la provincia de Perugia la más devastada tras los movimientos de tierra.

El pueblo de Catelluccio quedó practicante destruido y han hecho falta años, trabajo y mucha fuerza de voluntad para que sus habitantes puedan volver poco a poco a la normalidad de antes, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer.

Esta floración viene a recordar que la vida sigue y que con paciencia, cariño y algo de esperanza, todo se puede superar con esfuerzo.

Castelluccio

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO