Cierran uno de los zoológicos de “Tiger King” de forma permanente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El zoológico privado de felinos salvajes en el centro de la exitosa serie de Netflix “Tiger King” cerrará sus puertas de forma permanente, dijo su propietario, citando presiones de activistas e inspectores de derechos de los animales.

“A partir de hoy, hemos decidido cerrar el antiguo zoológico con efecto inmediato”,

dijo Jeff Lowe, el actual dueño del parque de animales exóticos Greater Wynewood en Oklahoma, en una publicación en Facebook.

Lowe dijo que su licencia para administrar el zoológico había sido suspendida por 21 días por inspectores del gobierno estadounidenses y que él había renunciado voluntariamente. En una publicación el martes, agregó que la colección de leones y tigres “continuará teniendo un cuidado excelente”.

“Tiger King”, la serie de crímenes ambientada en el mundo de los zoológicos privados y sus excéntricos dueños, se convirtió en un fenómeno mundial cuando se emitió en marzo.

La serie contaba la historia del extravagante cuidador del zoológico de Oklahoma, Joe Exotic, su rivalidad con la activista de rescate de grandes felinos de Florida, Carole Baskin, y su encarcelamiento por contratar a un sicario para intentar matarla.

Lowe asumió la propiedad del parque Wynewood después de que Exotic, su socio, fue condenado. En junio, un juez de la ciudad de Oklahoma le entregó el control del zoológico a Baskin como parte de una disputa de larga duración, pero Lowe tuvo tiempo de reducir las operaciones.

Lowe escribió que la serie de Netflix Inc había proporcionado una “fuente inconmensurable de ingresos” al zoológico, pero que también lo había convertido en “el objetivo de todos los locos y fanáticos de los derechos de los animales en el mundo”.

Sin embargo, el cierre del parque no garantiza la seguridad de los animales. Según Facebook, Lowe dijo que Tiger King ha proporcionado una “fuente insondable de ingresos” que “garantizará el cuidado a largo plazo de nuestros animales y nos permitirá ser muy selectivos en el futuro”, pero no presentó planes.

Baskin, que lleva años preocupado por el bienestar de los animales, respondió a la noticia de su cierre. “Sé que todos me bombardearán con la pregunta que todos queremos que se responda:” ¿Qué pasa con los animales? “, Escribió Baskin en Facebook.” Todavía no sabemos qué pasará, pero te avisaremos en cuanto lo hagamos “.

“Tiger King”, que según Netflix fue vista por más de 34 millones de personas en los primeros 10 días en la plataforma, está en carrera por seis premios Emmy, incluida mejor serie documental, de cara a la ceremonia de septiembre.

Por qué Tiger King debe servir de ejemplo de lo que no debe existir

a serie Tiger King pareciera que enfoca la atención otras cosas: relaciones sexuales abiertas y a veces abusivas, drogas, armas de fuego, malversación de fondos, suicidio, intento de asesinato, extremidades perdidas, gritos, contrabando, etc. Si, el show pasa por ahí. Por momentos la serie incluso muestra a los activistas de derechos de los animales como los malos de la películaClaro, si el héroe es el personaje principal, extravagante, bizarro, y con quién podemos divertirnos. Alguien que cría animales en cautiverio para generar ganancias a través de las entradas de visitantes a su zoológico (patético por cierto), la venta de cachorros, o a través del pago por fotos junto a estos animales exóticos.

tiger king vertraut charisma joe exotic 273000

Increíblemente (o no), en varios momentos de la mini serie estos personajes muestran cómo llevaban adelante el negocio del alquiler de animales exóticos para uso recreativo/fotográfico. Tanto en sus parques privados, o incluso en Las Vegas con servicios tipo room service, donde turistas pagaban (pagan aún) mucho dinero para poder tener a disposición cachorros de tigres y poder jugar y sacarse fotos con ellos.

Estas situaciones no difieren de muchas prácticas que el turismo llevó adelante durante muchos años y que fueron normalizadas: paseos con elefantes en Tailandia, parques acuáticos con especies en cautiverio, circos o espectáculos con animales.

Por suerte, pareciera ser que la consciencia acerca del consumo de estas propuestas como forma de financiación está llevando de a poco a un turismo cada vez más responsable. Pero aún falta.

Evidentemente la fascinación por los animales exóticos en las personas es existirá siempre, y está bien que esto suceda, pero desde la admiración, la sorpresa, y el entendimiento de la importancia de su supervivencia en un contexto de cambio climático, superpoblación y eliminación de sus entornos.

Lo que muestra Tiger King es una realidad terrible, y debemos entender que el consumo de actividades asociadas a cualquier actividad de explotación animal para recreación no puede seguir sucediendo.

Nuestra responsabilidad como turistas está en nuestra conducta, en nuestro entendimiento de cómo se desarrollan las actividades que realizamos en cada viaje, y de elegir correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO