in

Viajar en los años 80 vs. viajar en la actualidad: 13 curiosidades que marcan un gran antes y después

¿Has sentido que las cosas cambian con el tiempo? La ropa no es lo único que pasa de moda o pierde vigencia. Lo mismo sucede con nuestros cuerpos, los cortes de pelo que marcan tendencia, los platos de comida furor, los destinos más codiciados durante la temporadas de veraneo, y así infinito…

Lo curioso resulta pensar en cómo estas diferencias pueden establecerse en el terreno de los viajes y, más específicamente, en las formas de viajar.

Es justamente por ello que el IMF Business School ha presentado una comparativa de situaciones que reflejan cómo se viajaba en los años 80 en contraste a cómo lo hacemos hoy en día en nuestra actualidad.

Por ejemplo, para muchos nacidos en durante los últimos casi 30 años parecerá una locura pensar en comprar las tradicionales postales de viaje, lo mismo si piensas que en algún momento se viajaba sin aire acondicionado. Y ni hablar de creer que anteriormente durante un viaje era común escuchar siempre la misma cinta.

¿Te parece algo extraño? En esta nota, desde Intriper te compartimos algunas de las curiosidades destacadas por el informe:

1. Fumar durante el vuelo…¡estaba permitido! 

Si eres de los curiosos mientras se encuentra a bordo, habrás prestado atención a que muchos aviones mantienen todavía ilustraciones o señalécticas referidas a fumar tabaco. Esta medida comenzó a implementarse recién a finales de 1990 pero, antiguamente, quienes quisieran acceder a esto sólo debían comprar un ticket de viaje de avión en la zona de fumadores.

2. Origen y destino España

Un segundo punto indica pensar en cómo se ha ido modificando la influencia de los destinos turísticos a los cuales tenemos interés en visitar. Actualmente, nos vemos tentados a conocer el extranjero con destinos que se encuentran cada vez más lejos y diferentes en cuanto a nuestro lugar de residencia. Basta quizás con consultar a nuestros padres y/o abuelos para dar cuenta de que antes salir del país era algo bastante inusual y no se encontraba dentro de lo que se acostumbraba.

3. Elegir qué inmortalizar

Este quizás podría ser el cambio más considerado gracias a los avances de la tecnología en cuanto a materia de fotografía y filmación de videos. Hace unos años los viajeros sólo contaban con una cámara analógica -es decir con rollos que traían determinada cantidad de fotos para tomar- por lo que ello implicaba pensar estratégicamente cuál o cuáles serían los paisajes o escenas a registrar. En contraposición, hoy tenemos al alcance desde la memoria del celular hasta la cámara de fotos con mayor almacenamiento que nos permiten tomar cuantas fotos querramos. Y ni hablar del superpoder de borrar las que no nos gustan para dar lugar a tomar nuevas.

4. La postal es la bisabuela del whatsapp

Alrededor de los años 80, si te encontrabas de viaje o a vivir o trabajar fuera de tu lugar de origen, era muy común hacer uso del envío de postales. Incluso, en muchas situaciones tenías que comprarlas y enviarlas justo al llegar, sino regresabas y el destinatario no la había recibido. Algo que sin dudas los millennials nunca sabremos de qué se trata.

5. El 127, el 600 o el 1430

Ellos eran los responsables de los grandes atascos para llegar a la playa. La marca Seat era la más extendida en cualquiera de sus modelos. Aunque ahora pueda parecer imposible en ellos entraban los padres, los hijos, los abuelos, la mascota y el hijo del vecino del tercero… y ¡sin aire acondicionado!

6. ¿Las maletas? ¡En la baca! 

Antiguamente las familias contaban con enormes maletas de piel o imitación en las que entraba la ropa de todos. Muy diferente a las maletas de cabina de hoy día: compacta, con cuatro ruedas, duradera y con mucho estilo.

7. El casete era el acompañamiento ideal

Mecano, Alaska o una cinta de chistes amenizaban el trayecto. Durante los años 80 no existía ni Spotify ni listas de reproducción en Youtube, ni siquiera estaba Netflix con sus series y alabados capítulos. El mismisimo casete era la estrella durante todo el viaje

8. Concursos para ir de vacaciones

Para España, durante los años 80, el viernes durante la noche era la hora del 1,2,3 y de soñar con optar al premio más valorado el célebre apartamento en Torrevieja. Nada que comparar con el archiconocido Q12 Trivia.

9. Agencias de viajes o anuncios en los periódicos

La publicidad de las agencias de viajes en medios de comunicación -en épocas donde no existían la publicidad en Facebook ni los anuncios con impactantes fotos en Instagram- era la gran estrategia a la hora de informarles al público y reservar sus vacaciones. Sin embargo, tenían que fiarse de ellos ya que no existía eso de buscar previamente en las opiniones de otros usuarios o buscar en diferentes webs hasta conseguir el mejor precio.

10. La casa del pueblo era “hacer turismo rural”

Actualmente es común escuchar hablar de “hacer turismo rural” como plan de elegir destinos tranquilos como lugares de campo o con tradiciones que aún se conservan en nuestros tiempos. Sin embargo, lo cierto es que esta tendencia es algo que surge desde hace muchos años más de los que creemos, solo que antiguamente el turismo rural implicaba sólo viajar a la casa del pueblo de la familia.

11. Ritual sagrado: las dos horas de digestión

Hace aproximadamente 40 años este tiempo de espera no era negociable si de querer meterse al mar se trataba. Sin embargo, actualmente esta costumbre ya cayó en desuso, ya que no existe ninguna evidencia médica ni biológica que continúe apoyando esta teoría.

12. Publicidad en la playa

De estas iniciativas es común aún encontrar sitios donde sucede. Pero quizás no con tanta frecuencia, antes podías encontrarte tranquilamente tomando el sol en la playa y escuchar cómo, de pronto, pasaba el helicóptero o la avioneta tirando camisetas, botellas o pelotas de plásticos. Cualquier cosa que te animara a tirarte al agua e ir a buscarlo nadando. Esto ya no sucede, quizás por los peligros que entrañaba esta inesperada competición por conseguir el codiciado merchandising.

13. ¿La cabina o locutorio más cercano? 

Otra práctica que cayó en desuso cuando comenzó a aparecer la telefonía móvil y las formas de contacto 24/7. Antiguamente, quienes se encontraban de viaje y querían comentar sobre cómo la estaban pasando tenían que disponerse a la búsqueda de un locutorio.

Ex asistente de vuelo revela en redes sociales los peores hábitos de avión que ha visto y es furor entre los usuarios

Se trata de Shawn Kathleen, también conocida como @sassystewrants, se describe como experta en viajes autoproclamada, sabelotodo y escritora independiente.

No obstante, es su trabajo como asistente de vuelo durante muchos años lo que la llevó a consagrarse como un referente en cuanto a contar y mostrar qué es lo que pasa en un avión a bordo. Continuar leyendo…

Escrito por Agustina Fontirroig

Me apasiona contar historias: soy fan de las palabras, las imágenes y la combinación de ambas. De Argentina al mundo como @agusfontirroig 📸

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

La horrible escultura de 47.000 dólares que todos los neozelandeses quieren que retiren

Conmoción en la Selva Lacandona de Chiapas, México: imágenes muestran las graves sequías en la zona