12 cosas que aprendí viajando

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
El año pasado cuando le dije a mi madre que quería irme un año a viajar por el mundo me pidió que le diera razones. Razones.

Si te lo pones a pensar, le encontrrás una razón a todo, no les digo que la razón siempre sea válida, pero la encontrarás.

Yo, por ejemplo, encontré MILES de razones para viajar – sí, mi madre sigue sentada escuchándolas y seguro se debe estar cuestionando para qué me hizo esa preguntita-.

Es por eso que hice una lista. Y encontré 12 que anoté en una hojita de papel, doblada en cuatro, casi ilegible, que llevo en mi billetera a cada viaje que hago.

1. Viajar te da experiencia.

Una de las más importantes para mí, nunca, ni en la clase del mejor profesor de la Universidad vas a aprender a manejarte en esta vida de la manera en que aprendes a hacerlo mientras viajas. Estar en un lugar que no es el tuyo te da una perspectiva de la vida que no puedes explicar con palabras, pero que vale la pena vivirla.

2. Viajar te da cambios.

Soy fan número uno de la frase “todo cambio es para mejor”. Soy una convencida total de que todo cambio es increíble. Conocer lugares, personas, costumbres e historias te cambia a vos y cambia tu visión sobre todo aspecto de la vida. Viajar te cambia.

3. Viajar por el simple hecho de que te hace feliz.

No hay mucho para explicar, todo lo que te de felicidad vale la pena de ser experimentado.

4. Viajar te da aprendizaje.

Me pasó que cuando tenía 18 años no pisaba un solo museo. Me aburría, no entendía para qué mi madre me mandaba a esas excursiones aburridas del secundario. Cada vez que visito una ciudad nueva, no dejo de ir a los museos. Desde que viaje por vez primera y conocí el majestuoso MoMa en New York; los museos, lugares históricos, y leyendas son unos de los condimentos más increíbles que le pongo a mi guía de viaje antes de comenzar con la aventura.

5. Viajar te da paciencia.

No todo es color de rosas, querer viajar significa saber cuándo, juntar algo de dinero, esperar.

Pero viajar te da eso también: la paciencia necesaria para saber que aunque cueste, así estés un año ahorrando y comiendo arroz, todo el esfuerzo valió la pena.

6. Viajar te da tolerancia.

Todos los lugares tienen sus tradiciones y, por consecuente, tienen sus religiones también. Cuando viajas comienzas a entender que todos estamos en un mismo mundo, en lo que creamos o dejemos de creer sólo nos ayuda a aprender más del otro. Saber de culturas, hábitos y creencias en una de las razones más preciadas para emprender un viaje.

7. Viajar para que los extraños sean conocidos.

Nadie dice que vas a conocer a tu alma gemela en ese viaje a París, la ciudad del amor. Pero te aseguro, vas a conocer personalidades destacadas, únicas y que vas a querer conservar por siempre.

8. Viajar te da arte arte.

Tan simple como eso. Cada paisaje, cada rincón, cada obra de arte, cada momento. No hay cámara mejor que la retina de tu propio ojo.

9. Viajar te da filosofía.

No es que te volverás un Aristóteles cualquiera y vas a convertirte en un referente, pero viajar va a hacer que te encuentres filosofando en el cuarto de tu hostel con tus nuevos compañeros de viajes sobre cómo la vida los junto en ese momento y en ese lugar.

10. Viajar te da anécdotas imborrables.

Y te aseguro, vas a tener que llevar una anotador para no olvidarte de ninguna.

11. Viajar te da paladar.

Vas a conocer otros sabores únicos de cada lugar que visites y que esos sabores, cada vez que vuelvas a degustarlos, te transportaran inmediatamente a donde estuviste.

12. Vivir viajando te da vida.

Viajar te hace sentir vivo, y eso es algo que no se compara con nada.

Mi lista tiene 12 razones, pero hay miles por las cuales viajar es una asignatura de la vida que jamás debemos dejar pasar.

Esto te puede interesar ...

Conoce ‘Piano du Lac’, una propuesta de conciertos de piano sobre el agua que deslumbra a Europa

¿Podrías resistirte a una tarde de playa, disfrutando del mar y la vista hacia el horizonte? ¿Imaginas sumarle música en vivo? Denme un plan así toda la vida, por favor. Piano du Lac resulta ser una iniciativa que juega con el formato de concierto clásico y construye instrumentos que se adapten a la acústica de un entorno caracterizado por la presencia de agua.

Piano du Lac
‘Piano du Lac’, una propuesta de conciertos de piano sobre el agua que deslumbra a Europa

Entre los meses de julio y septiembre, este conjunto musical realizará itinerarios por FranciaBélgica y España para ofrecer muestras musicales, teatrales y de danza de una hora y cuarto de duración que tendrán como escenario el agua.

Para realizar sus emocionantes presentaciones, este conjunto utiliza un particular instrumento: un cuarto de piano de cola -el primer piano flotante ideado por la compañía-, una pieza de museo que equilibra su flotación sobre 16 vasijas de cristal.

Para su primer locación y lugar de la amplia gira han elegido un parque de la localidad madrileña de Getafe, el de la Alhóndiga. Luego de algunas semanas, más precisamente en septiembre, el espectáculo acuático será llevado a las zonas de Aragón, Cataluña, Navarra, Castilla y León y Asturias.

Tras los anuncios del gobierno y las buenas noticias de desconfinamiento, las señales son verdes. Para nuestra inmensa alegría, ¡los 4 recorridos flotantes de Le PianO du lac son una realidad! Estamos impacientes por subirnos a las caravanas y volver a la carretera, llegar y flotar en tu región, jugar con los vientos y las mareas … ¡compartir contigo las inolvidables tardes de verano en el agua!

Conoce 'Piano du Lac', una propuesta de conciertos de piano sobre el agua que deslumbra a Europa

La propuesta de Le Piano du Lac, coproducida por la asociación asturiana La Xata la Rifa, lleva siete años recorriendo el territorio europeo y ha realizado más de 1.000 representaciones para más de 200.000 espectadores.

¿Cómo será el itinerario de ‘Piano du Lac’ en el 2020?

“LA PIANOLA”: España (centro/norte) – del 11 de julio al 6 de septiembre de 2020. Música, narración y trompeta flotantes.

MELTING FLOTTE“: Francia y Bélgica – del 14 de julio al 23 de agosto de 2020. Recital clásico y chansons françaises

MUSIQUES FLOTTANTES“: Francia (oeste) – del 28 de julio al 13 de septiembre de 2020. Composiciones poéticas por tres.

“YOOPI JAZZ BOAT”: Francia (sur, alpes…) – del 4 de agosto al 13 de septiembre de 2020. Fanfarria de New Orleans.

Para más información sobre cualquiera de los espectáculos, puedes consultar aquí.

Conoce 'Piano du Lac', una propuesta de conciertos de piano sobre el agua que deslumbra a Europa

Si te encuentras en alguno de estos destinos europeos o bien las fechas pueden llegar a coincidir con tu estadía y estás interesado en presenciar semejante iniciativa, debes saber que las entradas para asistir al espectáculo estarán disponibles en la taquilla online.

El valor de las mismas, una ocasión más, es de manera voluntaria, siendo el precio aconsejado de 10 €, ya que se trata un proyecto autofinanciado.

Al encontrarse el palco en plena naturaleza, Piano du Lac recomienda a los asistentes llevar consigo una silla pequeña o cojín y, por si acaso, un paraguas, ya que, en caso de que sea la lluvia sea ligera, la impermeabilidad del piano permitirá a la banda seguir con el concierto.

Para consultar las fechas y lugares precisos de los eventos, consulta su página web o sigue su cuenta de Facebook.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Me encantó ♥️😍🤞🏻

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Otras publicaciones que pueden interesarte
Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO