8 cosas que no debes dejar de hacer en Croacia

Croacia es uno de los países más lindos del mundo. El mar a lo largo de la costa del Adriático de un color entre azul y turquesa, tan claro y atractivo, hace que te den ganas de saltar cada vez que lo ves. Los tejados rojos y paredes de piedra blanca de los antiguos pueblitos pintorescos y las callecitas empedradas que serpentean a través de los pueblos sólo nos piden que las recorramos por completo. Pero no solo los paisajes de Croacia son hermosos, su gente es acogedora y es agradable, y sobre todo hay opciones económicas para comer y hospedarse.
Por eso te dejamos una lista de cosas que no podes dejar de hacer si andas por estas increíbles tierras.

1. Día de playa en Marjan Park

Marjan Park es una reserva forestal poblada de pinos. Y las orillas del parque son hermosas playas de arenas claras y un mar azul increíble. Si bien las playas más cercanas a la entrada del parque están llenas de gente, te recomendamos caminar un poco más por el bosque e ir descubriendo lugares sin gente, está lleno de rincones secretos que te van a sorprender. Para llegar desde Split simplemente hay que tomar un colectivo, el número 12 desde la costanera Riva.

Marjan Park

View from Marjan park

Park Forest Marjan in Split, Crioatia.

2. Visitar Zadar

La costanera en Zadar tiene algo único en todo el mundo. Un órgano que es tocado por el mar. Una combinación de escalones de piedra y tuberías de plástico, donde un órgano de mar crea música con el oleaje del mar. Zadar es la ciudad principal del archipiélago de Zadar, por lo que también se puede tomar un barquito para conocer el resto de las islas. Estas son menos turísticas pero tienen las mismas aguas azules y turquesas con tramos largos y blancos de playa. Algunas de las islas están deshabitadas, mientras que otros tienen pequeños pueblos tranquilos y ordenados que valen la pena explorar.

Zadar vista, Croatia

Sunset over "Hello to the Sun", Zadar, Croatia

Zadar Harbour, Croatia

3. Pasar unos días en Hvar

Para explorar completamente esta preciosa isla croata hay que tomar el ferry y pasar dos o tres días en ella. Dicen que huele a lavanda, romero y a pino, está lleno de bosques vírgenes y playas de arena blanca, por lo que últimamente es uno de los destinos más elegidos de Croacia.
Aquí hay que conocer la catedral de St. Stephens en el puerto. Subir la colina hasta la Fortaleza Spanjola, donde la vista que se tiene vale la pena todo el esfuerzo que requiere. Tomar un paseo hacia el archipiélago de Pakleni, un gran lugar para hacer snorkel, kayak o relajarse bajo el sol.

Hvar / Croatia

Hvar / Croatia

Hvar2

4. Recorrer el casco antiguo de Dubrovnik

La zona del casco antiguo de Dubrovnik está encerrada por grandes paredes de piedra medieval. La mejor manera de entrar es a través del puente Puerta de Pile. Desde allí se puede pasar fácilmente un día paseando por las callecitas adoquinadas y subir y bajar por las escaleras de piedra. Tomar un café en el Strada, o una cerveza en cualquier barcito de la calle principal. Si sos de los que buscan un poco más de acción podes ponerte la malla e ir a Cafe Buza. Buza significa agujero en la pared y eso es lo que este café es. Un agujero en la pared de la ciudad vieja que da hacia el acantilado. Acá vas a poder descansar, disfrutar de una cerveza, ver la puesta de sol o si animas, saltar desde las rocas al mar.

Dubrovnik, Croatia

Dubrovnik, Croatia

Dubrovnik, Croatia

5. Visitar las ruinas romanas

El palacio de Diocleciano en Split es un gran ejemplo de las formas de vida del imperio romano. Las personas todavía viven en la antigua fortaleza y está lleno de una mezcla fabulosa de gente vieja y joven, de tradición con modernidad. Hay free tour que recomendamos hacer, para aprender un poco sobre la historia del palacio de Diocleciano, que es más como una pequeña ciudad. Descubre la vomitorium, el templo de Júpiter y las cuatro grandes entradas cerradas.

Palacio de Diocleciano Split

197_Split

Palacio Diocleciano - Split

6. Un paseo de isla en isla

Hay tantas islas en Croacia, todas únicas y con sus propios encantos. El mar Adriático en verano es tan claro y azul que no vas a querer salir del agua ni un momento. Obligada una visita a la playa Lovrencina en Brac. Menos concurrida que Zlatni Rat, es un gran lugar para relajarse por un día. Pasar uno o dos días en Korcula y explorar el pintoresco pueblo amurallado. Tomar un descanso del calor y pasear por las calles sombreadas o visitar la casa de Marco Polo. Sipán, repleta de olivos, higueras, cítricos y viñedos es un gran lugar para disfrutar de un poco de comida mediterránea, especialmente el pescado fresco.

aurora

Goldenes Horn - Golden Cape 02

Zlatni Rat

7. Andar en bicicleta por el Parque Nacional Plitvice

Una de las zonas más bellas de Croacia es el lago de Plitvice. Andar por este sitio de la UNESCO sobre dos ruedas y de esa manera poder conocer y ver los 16 lagos interconectados diferentes, que caen en cascada aguas abajo. También se pueden visitar las cuevas de Barac. El sistema del lago es tan grande que lo mejor es pasar una noche en el parque. Hay un montón de opciones de alojamiento en la zona. Tratar de pasar una noche con una familia local y experimentar la hospitalidad croata es sin dudas el mejor plan.

Parque Natural Lagos Plitvice

Parque Natural Lagos Plitvice 2

Parque Natural Lagos Plitvice 5

8. Kayak por el mar Adriático

El mar alrededor de la costa de Croacia es tan claro que un paseo en kayak es algo obligatorio de hacer. Pasar al menos una hora para tener una nueva perspectiva del casco antiguo de Dubrovnik o ponerse a prueba y hacer kayak entre las islas de la zona. Si quieres un poco más de adrenalina pueden ir a Zagreb y practicar kayak en algunas de las cascadas y rápidos del río Mreznica.

traveling around beautiful Croatia

Paddling in Croatia

Dubrovnik - kayaking by the fort

Comentarios