Una línea aérea austríaca reemplazará sus vuelos por viajes en tren

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La aerolínea insignia de Austria está reemplazando uno de sus vuelos con un servicio de trenes más frecuente, a fin de cumplir con los criterios ambientales de su reciente rescate gubernamental.

La compañía ya no volará entre la ciudad capital de Viena y Salzburgo, sino que operará un servicio ferroviario.

Como parte de su reciente paquete de ayuda gubernamental de 600 millones de euros, la aerolínea debe reducir sus emisiones domésticas en un 50% para 2050 y finalizar los vuelos en los que hay una conexión directa de trenes al aeropuerto que requiere “considerablemente menos de tres horas.”

A partir del 20 de julio, habrá hasta 31 servicios de trenes directos por día entre el Aeropuerto Internacional de Viena y la estación central de Salzburgo, frente a tres conexiones ferroviarias por día, dijo la aerolínea.

“Se puede llegar al aeropuerto de Viena en tren desde Salzburgo en menos de tres horas y sin cambiar de tren”, dijo el CEO de la aerolínea Alexis von Hoensbroech en un comunicado. “Esta es la razón por la cual nuestra oferta AIRail es una alternativa buena y más ecológica al vuelo”.

Viena y Salzburgo se encuentran a 300 kilómetros de distancia y un vuelo entre ellas tomó solo 45 minutos. Pero cuando se tiene en cuenta el tiempo pasado en cada aeropuerto, el tiempo total de viaje a menudo sería más largo que el viaje en tren de 2 horas y 49 minutos.

Austrian Airlines, OE-LDE

Los pasajeros conservarán sus derechos de compensación, reembolsos y desvío de ruta. Si se pierde un tren o avión de conexión debido a retrasos, los clientes serán automáticamente reservados en una conexión de viaje alternativa, dijo la compañía.

El servicio ferroviario se probó en 2019, mientras que el aeropuerto de Salzburgo estuvo cerrado por un mes por renovaciones de pista y fue bien recibido, dijo la compañía.

Reemplaza aviones con trenes, pero también…

La pandemia de coronavirus ha paralizado a gran parte de la industria de las aerolíneas y ha dejado a varias aerolíneas buscando dinero de rescate del gobierno.

Pero una tendencia a alejarse de viajes aéreos innecesariamente cortos estaba en marcha antes del brote, que algunas compañías ya habían intentado explotar.

El año pasado, KLM se asoció con compañías ferroviarias holandesas y belgas para reemplazar un vuelo de Amsterdam-Bruselas por día con un servicio de tren, similar al acuerdo de Austrian Airlines con ÖOB. En Alemania, Lufthansa tiene una colaboración con la red de trenes, Deutsche Bahn.

La aviación representa al menos el 2% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono, y se esperaba que el movimiento de las aeronaves creciera al menos el 1,9% anual durante los próximos 20 años, según el Consejo Internacional de Aeropuertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO