Bacardí ayudará a fabricar gel antibacterial para combatir el coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Ante la escasez de desinfectante de manos, Bacardi destina su destilería más grande, localizada en Cataño (Puerto Rico) y en la que se produce más del 80% del ron de la compañía, a fabricar más de 1,7 millones de unidades de desinfectantes para manos para frenar la expansión del coronavirus.

Este desinfectante se donará a comunidades locales y representa un cambio en la producción de ron de la compañía.  

“Esta es una compañía de propiedad familiar, y sabemos lo que significa cuidar a una comunidad necesitada. En los 158 años de Bacardi hemos soportado tiempos difíciles y hemos aprendido que la resiliencia, el optimismo y la comunidad son lo que nos hará más fuertes”, ha indicado el vicepresidente de la cadena de suministro y fabricación, para Bacardi América Latina y el Caribe, Jorge Class.

El cambio en la producción de Bacardi está ayudando a suministrar el etanol necesario para producir los desinfectantes para manos tan necesarios y demandados como resultado del COVID-19.

“Con un 70 % de alcohol, nuestros productos cumplen con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para contener la propagación del virus”, informó la marca en un comunicado. Bacardí también informó que este cambio de producción “comenzó el 17 de marzo y continuará mientras sea necesario”. 

La marca también hizo hincapié que esta alianza no interrumpirá la producción ni afectará el suministro de ron. 

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

En Barcelona todas las noches a las 20hs aplausos de agradecimiento suenan en cada rincón de la ciudad

Ocurre todas las noches a las 8 p.m. Comienza suavemente, como un distante trueno, y el ruido se hace más fuerte a medida que resuena por la ciudad. Es el sonido de decenas de miles de manos aplaudiendo al unísono dando su ovación a los trabajadores de la salud de la ciudad desde los balcones, como forma de agradecimiento a la lucha y esfuerzo diario.

El mismo sonido se puede escuchar a través de Madrid. Y Sevilla. Y en muchas de las ciudades de España por ahora, incluso en Latinoamérica.

Todas las noches, sin falta, a las 8 en punto. Para muchos es el momento de solidaridad e incluso de unión humana, a la distancia, pero que permite salir del teléfono y televisión para volverlo real. Como era antes, hace apenas una semana. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR