Burger King está modificando las dietas de sus vacas para reducir las emisiones de metano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Atentos! Burger King anunció que modificará la dieta de algunas sus vacas para que emitan menos gases, agregándole la hierba de limón, en un intento por limitar los aportes de los bovinos al cambio climático. Este cambio en la dieta podría reducir las emisiones diarias de metano en 33%, aseguró Burger King esta semana.

La cadena de comida rápida trabajó con científicos de la Universidad Autónoma del Estado de México y la Universidad de California para desarrollar una nueva dieta para vacas que redujera las emisiones de metano.

El resultado fue que al agregar 100 gramos de hojas de hierba de limón a la dieta del animal podría ciertamente reducir las emisiones de metano hasta en un 33 por ciento.

La emisión de metano, un subproducto de la digestión vacuna, se convirtió en un obstáculo en potencia para las relaciones públicas de las grandes cadenas de hamburgueserías.

La compañía lanzó una campaña en las redes sociales, aunque para muchos usuarios fue considerada como una pura estrategia de marketing. Y es que aunque se le reconoce el haber puesto el problema sobre la mesa, lo cierto es que todavía le corresponde al consumidor exigir carne de mejor origen y considerar su propio impacto ambiental al ordenar el menú en Burger King.

Burger King

Junto con la conversión de tierras subdesarrolladas en tierras de pastoreo, que daña la biodiversidad, el metano es el otro problema ambiental importante derivado de la producción en masa de carne de res.

Además del CO2, el metano es uno de los principales contribuyentes al aumento de las temperaturas, ya que actúa como una “trampa de calor” en la atmósfera. Las emisiones de metano representaron una cuarta parte de las emisiones totales de gases de efecto invernadero del sector agrícola en 2018. La industria agrícola representa el 9.9 por ciento de la huella ambiental total de los Estados Unidos, según la Agencia de Protección Ambiental.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Sydney goals 🤞🏻☘️♥️🌿

A post shared by Intriper (@intriper) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El autobús funciona en la Ciudad de México desde el viernes 25 de Septiembre de 2020 y es el primero en funcionar completamente con energía eléctrica.

El primer autobús completamente eléctrico de la Ciudad de México es el comienzo de una iniciativa del gobierno local que consta en tener 10 unidades de este estilo, 100 por ciento eléctrico, para finales de este año 2020. El que entró en circulación el pasado viernes tiene 18 metros de largo, capacidad para 160 usuarios y fue desarrollado gracias a una colaboración entre las autoridades de la ciudad, ENGIE, MOBILITY ADO y MIVSA, que es la empresa que tiene la concesionaria de la Línea 3 que es a la que pertenece el autobús, según informó El País.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El vehículo tiene puertos USB para que las personas puedan cargar sus dispositivos, espacios exclusivos destinados a personas en sillas de ruedas y también otros para animales de compañía y cuenta con puertas retráctiles. De acuerdo a declaraciones de la Jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, “Es la primera unidad del Metrobús totalmente eléctrica que opera en la Ciudad de México y nuestro objetivo es seguir avanzando en la electromovilidad: autobuses y trolebuses que operen con electricidad, para ir desplazando al diésel“.

Ciudad de México tiene su primer autobús que es 100% eléctrico

El recorrido del autobús consta desde Tenayuca a Etiopía y la carga le alcanza para recorrer 330 kilómetros. De acuerdo a El Heraldo de México, la mandataria comunicó que la implementación del mismo implica un beneficio para el usuario y para la operación del Metrobús, ya que reduce los costos de operación. Sin dudas, también es un gran avance en términos ambientales. “Esto nos ayuda en dos áreas muy importantes: la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, que provocan el cambio climático, y aun cuando el costo de inversión es un poco mayor, a larga es mucho más barato, por la vida útil del autobús“.

De acuerdo a El País, el vehículo se carga durante las noches y necesita de tres horas y medias para completar la carga. Además, en comparación con un autobús que es impulsado con diésel, el que fue implementado en Ciudad de México reduce el uso de energía en un 80% y, al cabo de diez años, evita la emisión de 1300 toneladas de carbono.

¡Síguenos en Instagram para más noticias como esta!

View this post on Instagram

No falta tanto. Y no hay planeta B #actintime

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO